Virtud

cualidad que tiene una persona que le permite producir efectos positivos

La virtud es la «actividad o fuerza de las cosas para producir o causar sus efectos; la eficacia de una cosa para conservar o restablecer la salud corporal, sinónimo de fuerza, vigor o valor, o del poder o potestad de obrar. También se asocia a la integridad de ánimo y bondad de vida, y a la disposición de la persona para obrar de acuerdo con determinados proyectos ideales como el bien, la verdad, la justicia y la belleza».[1]

Citas de virtud, virtuoso/a, etc.Editar

Índice:
Top - 0-9 · A · B · C · D · E · F · G · H · I · J · K · L · M · N · O · P · Q · R · S · T · U · V · W · X · Y · ZCitasCitas por autorCitas en versoProverbios, refranes y dichosVéase tambiénReferenciasBibliografíaEnlaces externos

AEditar

  • «Admito que es preciso ser virtuoso para ser feliz, pero añadiré que se necesita ser feliz para ser virtuoso».[2]

CEditar

  • «Cuando los hombres se tornan virtuosos en la vejez, no hacen sino sacrificar a Dios las sobras de los sacrificado antes al diablo».[2]

DEditar

  • «Desgraciadamente hay virtudes que solo los ricos pueden cultivar».[3][2]
    • Rivarol
    • Shaw lo expresó así: «Para practicar la virtud es precisa una renta suficiente».[3][2]
  • «De virtud hay una especie, de maldad, muchas».[4]

EEditar

HEditar

  • «Hablar mucho de una virtud es regular indicio de que se practica poco».[2]
  • «Hay dos clases de virtudes: las que hacen ganar el cielo y las que hacen ganar la tierra».[4]

IEditar

  • «Inmaculada es toda virtud, hasta el momento de la prueba».[2]

LEditar

  • «La plata vale menos que el oro y el oro menos que la virtud».[3]
  • «Las gentes virtuosas desacreditan a la virtud».[3][2]
  • «La utilidad de la virtud es tan evidente que los malvados la practican por interés».[3][2]

la virtud...Editar

  • «La virtud, como el cuervo, anida en las ruinas. Habita en las cavidades y en los pliegues de los cuerpos».[3][2]
  • «La virtud de la mujer es una virtud bella. La del sexo masculino debe ser una virtud noble».[2]
  • «La virtud desaparece tan pronto como se quiere hacerla aparecer».[2]
  • «La virtud en unos es miedo a la justicia; en muchos debilidad; cálculo en otros».[2]
  • «La virtud es como los perfumes preciosos, que exhalan sus mejores aromas cuando son quemados y machacados».[2]
  • «La virtud es el primer título de nobleza; yo no me fijo en el nombre de una persona, sino en sus actos».[3]
  • «La virtud es lo verdaderamente adecuado en cada oportunidad».[2]
  • «La virtud es la búsqueda de la felicidad personal por la contribución a la felicidad de todos».[3][2]
  • «La virtud es más perseguida por los malos que defendida por los buenos».[2]
  • «La virtud es su propia recompensa».[2]
  • «La virtud no consiste en hacer grandes cosas, sino en hacer bien las pequeñas».[3]
  • «La virtud se envilece cuando trata de justificarse a sí misma».[3][2]
  • «La virtud sin dinero es un mueble inútil».[2]
  • «La virtud también es un arte. Por eso tiene dos clases de discípulos: los que la practican y los que la admiran».[3]
  • «La virtud tiene muchos predicadores y pocos mártires».[2]

MEditar

NEditar

  • «No hay arma más poderosa que la virtud».[2]
  • «No hay horror que no haya sido divinizado, no hay virtud que no haya sido infamada».[3]

SEditar

  • «Si es corriente interesarse tanto por todas las cosas raras, ¿por qué nos preocupamos tan poco de la virtud?».[4][2]
  • «Solo el virtuoso es completente para amar u odiar a los hombres».[4]

TEditar

  • «Toda virtud tiene envidia de las demás, y también las virtudes pueden morir de envidia».[2]

UEditar

  • «Una virtud que sea preciso vigilar en todo momento apenas es digna de centinela».[2]

Citas en versoEditar

  • «Y entre buenos es fuero
    que valga la virtud
    más que el dinero».[2]

Citas por autorEditar

CicerónEditar

Página principal: Cicerón
  • «Con la virtud por guía y la fortuna por compañera».[3]
  • «Nadie puede ser feliz sin virtud».[3]
  • «Te da más la virtud que lo que te quita la fortuna».[3]
  • «Todo el mérito de la virtud reside en su ejercicio».[3]

LichtenbergEditar

Página principal: Lichtenberg
  • «La virtud de muchas gentes está más en el arrepentimiento que en el castigo».[2]
  • «Si de pronto los hombres se volvieran virtuosos, muchos miles se moriría de hambre».[3]

Antonio MachadoEditar

Página principal: Machado
  • «Hay dos clases de hombres: los que viven hablando de las virtudes y los que se limitan a tenerlas».[4]
  • «Virtud es fortaleza; ser bueno es ser valiente».[3]

RousseauEditar

Página principal: Rousseau
  • «¿Acaso será la desgracia de los pueblos lo que hace la virtud de los reyes poderosos? [2]
  • «No es tan fácil renunciar a la virtud, pues su sombra atormenta durante mucho tiempo a quienes la abandonan».[3][2]

SénecaEditar

Página principal: Séneca
  • «La virtud no necesita de adornos extraños; ella tiene en sí misma su máximo ornato».[3]
  • «La virtud que se adorna y alaba ya tiene un defecto».[3][3]
  • «No es la materia sino la virtud la que hace las cosas buenas o malas».[6]
  • «Sólo la virtud nos procura un goce perpetuo y seguro [la felicidad]».[7][4]
  • «Sólo pensamos en la virtud cuando no tenemos otra cosa que hacer».[2]
  • «Todas las calamidades podrán ser llamadas bienes siempre que la virtud las ennoblezca».[8]

Proverbios, refranes y dichosEditar

  • «El pecado de que nos arrepentimos es el padre de la virtud, mas la virtud de que presumimos es la madre del pecado». proverbios malgaches[2]
  • «Más vale haber de virtud tesoro que sin ella de oro».[2]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. DLE/RAE
  2. 2,00 2,01 2,02 2,03 2,04 2,05 2,06 2,07 2,08 2,09 2,10 2,11 2,12 2,13 2,14 2,15 2,16 2,17 2,18 2,19 2,20 2,21 2,22 2,23 2,24 2,25 2,26 2,27 2,28 2,29 2,30 2,31 2,32 2,33 2,34 2,35 2,36 2,37 2,38 2,39 Giner (1967), pp. 1722-30.
  3. 3,00 3,01 3,02 3,03 3,04 3,05 3,06 3,07 3,08 3,09 3,10 3,11 3,12 3,13 3,14 3,15 3,16 3,17 3,18 3,19 3,20 3,21 3,22 3,23 3,24 3,25 3,26 3,27 Señor (1997), pp. 582-8.
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 4,6 Palomo (2013), pp. 296-8.
  5. D. R. C. (1858), p. 118. Consultado el 20 de febrero de 2020.
  6. Seneca (1983), p. 158.
  7. Seneca (1983), p. 70.
  8. Seneca (1983), p. 157.

BibliografíaEditar

  • Albaigès, Josep María (1997). Un siglo de citas. Planeta. ISBN 8423992543. 
  • D. R. C. (1858). Tesoro de la sabiduria de todos los siglos y paises: sentencias, pensamientos, máximas y dichos memorables de los sabios y hombres celebres. El Libro de Oro, Madrid. En Google Libros.
  • Giner (José Luis Díaz y Vicente González 1967). Gran enciclopedia de frases célebres. Ediciones Giner. M.2003-1967. 
  • Ortega, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. (En Google Books.)
  • Seneca, Lucius Annaeus; ed. de Luis Mapelli (1983). Las cartas de Séneca a Lucilio. Ed. Diputación Provincial de Córdoba. ISBN ¿?
  • Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe. ISBN 8423992543. 

Enlaces externosEditar