Friedrich von Schiller

poeta, dramaturgo, filósofo e historiador alemán
(Redirigido desde «Schiller»)
Friedrich von Schiller
«Sólo la fantasía permanece siempre joven, lo que no ha ocurrido jamás no envejece nunca».
«Sólo la fantasía permanece siempre joven, lo que no ha ocurrido jamás no envejece nunca».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 215 años.
Icon PD.svg

Johann Christoph Friedrich Schiller, (Marbach am Neckar, 10 de noviembre de 1759-Weimar, 9 de mayo de 1805) fue un poeta y dramaturgo alemán.

CitasEditar

ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZReferenciasBibliografía

AEditar

  • «Amor es el precio del amor»[1]
    • Original: „Die Liebe ist der Liebe Preis.”
    • Fuente: Dreiundzwanzig Jahre

CEditar

  • «Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano».
    • Original: „Mit der Dummheit kämpfen Götter selbst vergeben”.[2]
    • Fuente: Die Jungfrau von Orleans, (1801). Tercer acto, escena VI

EEditar

  • «El arte es difícil y su recompensa, fugaz».[3]
  • «El hombre crece junto con sus grandes fines».[4]
  • «El hombre sólo juega cuando es libre en el pleno sentido de la palabra y sólo es plenamente hombre cuando juega».
    • Fuente: Cartas sobre la educación estética del hombre, (1795).
  • «El recuerdo es un veneno que se forma en nuestra alma y que aniquila la sensibilidad del corazón».[5]
  • «El reloj nunca marca las horas para los dichosos».[6]
    • Versión del Mahabharata: «El reloj no existe en las horas felices». [7]
  • «En el juego de los niños se esconde con frecuencia un sentimiento profundo».[8]
  • «En las viejas costumbres se oculta, a menudo, un profundo significado».[11]
  • «En lo que parecemos todos tenemos un juez; en lo que somos, nadie nos puede juzgar».[12][13]
  • «Entre las muchas cosas feas, la más fea es una lengua afilada».[14]
  • «En un naufragio, el que está solo se ayuda más fácilmente».[15]
  • «Es en tu corazón donde brilla la estrella de tu destino».[16]
  • «Es muy dulce ver llegar la muerte mecido por las plegarias de un hijo».[17]

FEditar

  • «Fuera de la vida quedan abiertos dos caminos: el uno conduce al ideal y el otro a la muerte».[18]

HEditar

  • «Hablar con mucha cortesía a veces conquista y otras empalaga».[19]
  • «He disfrutado de la felicidad que puede proporcionar el mundo: he amado».[20]

LEditar

  • «La armonía de las almas no depende del parentesco de los cuerpos».[21]
  • «La casualidad no existe, y lo que parece un accidente a menudo viene de las fuentes hondas del destino».[22]
  • «La palabra es libre; la acción, muda; la obediencia, ciega».[23]
    • Original: „Das Wort ist frei, Die Tat ist stumm, der Gehorsam blind”
    • Fuente: Wallenstein´s Lager, 6 auftritt.
  • «Las palabras del hombre son siempre más audaces que sus hechos».[24]
    • Fuente: Piccolomini, act I,esc. 4.
  • «Las personas vulgares pagan con lo que hacen, las nobles con lo que son».[25]
    • Original: „Gemeine Naturen zahlen mit dem, was sie thun, edle mit dem, was sind”
    • Fuente: Unterschied der Stände.
  • «Lo que me precipita en la ruina es, no el odio de mis enemigos, sino el celo de mis amigos»[28]
    • Original: „Der Freunde Eifer ist´s der mich zu Grunde richtet, nicht der Hass der Feinde”
    • Fuente: Wallenstein´s Tod, act III, esc.18.
  • «Lo que tú piensas pertenece a todos; tuyo es tan sólo aquello que sientes».[29]
  • «Los votos deberían pesarse, no contarse».[30]

NEditar

  • «Nada existe en el mundo que sea insignificante».[31]
  • «Nada hay tan alto adonde el hombre no pueda apoyar su escala».[32]
    • Original: „Nicht ist zu hoch, wonach der Starke nicht Befugnis hat die Leiter anzusetzen”
    • Fuente: Pikkolomini, IV, 4.
  • «No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos».[33][34]
    • Original: „Nicht Fleisch und Blut; das Herz macht uns zu Vätern und Söhnen”
    • Fuente: Die Räuber, act I, esc.1.
  • «No es la vida el más grande de los bienes, y el mayor de los males es la culpa».[35]
  • «No le queda al hombre sino elegir con temor entre la felicidad sensual y una paz espiritual».[36]

QEditar

  • «Que tu sabiduría sea la sabiduría de las canas, pero que tu corazón sea el corazón de la infancia candorosa».[37]
  • «Quien no teme a la muerte, ¿qué puede temer?».[38]

SEditar

  • «Si quieres conocerte, observa la conducta de los demás. Si quieres comprender a los demás, mira en tu propio corazón».[39]
  • «Si quieres inmunizarte contra la adversidad, suplica a los dioses invisibles que con tu felicidad mezclen también el sufrimiento»[40]
    • Original: „Drum, willst du dich vor Leid bewahren, so flehe zu den Unsichtbaren, dass sie zum Glück den Schmerz verleihn.”
    • Fuente: Der Ring des Polycrates, estr.11.
  • «Solo aquellos que tengan la paciencia de hacer a la perfección lo trivial, podrán adquirir el hábito de ejecutar lo difícil con facilidad».[41]
  • «Sólo la actividad orientada hacia un determinado fin hace soportable la vida».[44]
  • «Sólo la fantasía permanece siempre joven, lo que no ha ocurrido jamás no envejece nunca».[45][46]

TEditar

  • «Temible es siempre el poder de la fuerza aun fundada en el derecho».[47]
  • «Todos los hombres se convierten en hermanos
    Donde baten tus felices alas.» [48]

UEditar

  • «Una memoria ejercitada es guía más valiosa que el genio y la sensibilidad».[49][50]

VEditar

  • «Vivir quiere decir soñar; ser sabio significa soñar apaciblemente».[51]

ReferenciasEditar

  1. Goicoechea (1952), p.28.
  2. Proyecto Gutenberg
  3. Ortega Blake (2013), p. 414.
  4. Señor (1997), p. 256.
  5. Señor (1997), p. 356.
  6. Señor (1997), p. 516.
  7. Ortega Blake (2013), p. 2154.
  8. Ortega Blake (2013), p. 2345.
  9. Señor (1997), p. 10.
  10. Palomo Triguero (1997), p. 25.
  11. Ortega Blake (2013), p. 978.
  12. Señor (1997), p. 131.
  13. Palomo Triguero (1997), p. 44.
  14. Ortega Blake (2013), p. 2798.
  15. Ortega Blake (2013), p. 2843.
  16. Ortega Blake (2013), p. 954.
  17. Señor (1997), p. 221.
  18. Ortega Blake (2013), p. 2171.
  19. Palomo Triguero (1997), p. 78.
  20. Señor (1997), p. 47.
  21. Señor (1997), p. 427.
  22. Ortega Blake (2013), p. 708.
  23. Goicoechea (1952), p.357.
  24. Goicoechea (1952), p.374.
  25. Goicoechea (1952), p.355.
  26. Señor (1997), p. 73.
  27. Ortega Blake (2013), p. 4254.
  28. Goicoechea (1952), p.18.
  29. Ortega Blake (2013), p. 3141.
  30. Señor (1997), p. 448.
  31. Ortega Blake (2013), p. 4079.
  32. Goicoechea (1952), p.510.
  33. Señor (1997), p. 221.
  34. Goicoechea (1952), p.372.
  35. Señor (1997), p. 577.
  36. Señor (1997), p. 428.
  37. Señor (1997), pp. 180 y 479.
  38. Ortega (2013), p. 2761.
  39. Señor (1997), p. 96.
  40. Goicoechea (1952), p.7.
  41. Señor (1997), p. 419.
  42. Ortega Blake (2013), p. 1535.
  43. Goicoechea (1952), p.162.
  44. Ortega Blake (2013), p. 63.
  45. Palomo Triguero (1997), p. 128.
  46. Ortega Blake (2013), p. 1708.
  47. Ortega (2013), p. 1862.
  48. Schiller, Friedrich. An die Freude (1785), Stanza 1. Fuente de inspiración para la novena sinfonía de Ludwig van Beethoven y las letras de la parte coral de esa obra.
  49. Señor (1997), p. 356.
  50. Palomo Triguero (1997), p. 196.
  51. Señor (1997), p. 499.

BibliografíaEditar

  • Goicoechea, Cesáreo (1952). Diccionario de citas. Labor. 
  • Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. (En Google Books.)
  • Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543.