Abrir menú principal

Friedrich von Schiller

poeta, dramaturgo, filósofo e historiador alemán
(Redirigido desde «Schiller»)
Friedrich von Schiller
«Hay que distinguir al hombre de su cargo»
«Hay que distinguir al hombre de su cargo»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 214 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Johann Christoph Friedrich Schiller, (Marbach am Neckar, 10 de noviembre de 1759-Weimar, 9 de mayo de 1805) fue un poeta, dramaturgo, filósofo e historiador alemán. Se le considera el dramaturgo más importante de Alemania y es, junto a Goethe, una de las figuras centrales del clasicismo de Weimar.

CitasEditar

  • «Aquel que es demasiado precavido realiza muy poco en la vida».[sin fuentes]
  • «A través de las edades, el éxito ha sido de aquellos que perciben las necesidades públicas y saben satisfacerlas».[sin fuentes]
  • «Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano».
    • Fuente: Die Jungfrau von Orlenas, (1801). Tercer acto, escena VI
    • En Proyecto Gutenberg[1]
  • «El hombre sólo juega cuando es libre en el pleno sentido de la palabra y sólo es plenamente hombre cuando juega».
    • Fuente: Cartas sobre la educación estética del hombre, (1795).
  • «Es muy dulce ver llegar la muerte mecido por las plegarias de un hijo».[sin fuentes]
  • «Hablar con mucha cortesía a veces conquista y otras empalaga».[2]
  • «Haciendo el bien, nutrimos la planta divina de la humanidad; formando la belleza, esparcimos las semillas de lo divino».[sin fuentes]
  • «Hay que distinguir al hombre de su cargo».[sin fuentes]
  • «He disfrutado de la felicidad que puede proporcionar el mundo: he amado».[sin fuentes]
  • «La libertad sólo existe en el mundo de los sueños».[sin fuentes]
  • «La verdad es para el sabio; la belleza, para el corazón sensible».[sin fuentes]
  • «Los votos deberían pesarse, no contarse».[sin fuentes]
  • «Nada existe en el mundo que sea insignificante».[sin fuentes]
  • «No es la vida el más grande de los bienes, y el mayor de los males es la culpa».[sin fuentes]
  • «No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos».[sin fuentes]
  • «No existe la casualidad, y lo que se nos presenta como azar surge de las fuentes más profundas».[sin fuentes]
  • «Que tu sabiduría sea la sabiduría de las canas, pero que tu corazón sea el corazón de la infancia candorosa».[sin fuentes]
  • «Si quieres conocerte, observa la conducta de los demás. Si quieres comprender a los demás, mira en tu propio corazón».[sin fuentes]
  • «Solamente aquellos que tengan la paciencia de hacer a la perfección lo trivial, podrán adquirir el hábito de ejecutar lo difícil con facilidad».[sin fuentes]
  • «Temblad ante el esclavo cuando rompe sus cadenas, no tembléis ante el hombre libre».[3]
  • «Vivir quiere decir soñar; ser sabio significa soñar apaciblemente».[sin fuentes]

ReferenciasEditar

  1. [1]
  2. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros, S. L. ISBN 978-84-16068-10-4, p. 78.
  3. Citado en Manuel Roca, Juan; Álvarez Escobar, Iván Darío. Diccionario anarquista de emergencia. Edición ilustrada. Editorial Norma, 2008. ISBN 9789584507723, p. 67.