Ciencia

conjunto de conocimientos sistemáticamente estructurados y susceptibles de ser articulados unos con otros
«Se ha dicho que la Ciencia no tiene patria, y esto es exacto, mas, como contestaba Pasteur (...) “los sabios sí que la tienen”».
Santiago Ramón y Cajal

La ciencia es el conjunto de conocimientos estructuradas sistemáticamente, obtenido mediante la observación de patrones regulares, de razonamientos y de experimentación en ámbitos específicos, a partir de los cuales se generan preguntas, se construyen hipótesis, se deducen principios y se elaboran leyes generales y sistemas organizados por medio de un método científico.

CitasEditar

  • «A la ciencia hay que temerla: por un lado te cura la tos y por el otro te manda un avión a tu pueblo y te tira una bomba nuclear».[1]
  • «Ciencia y humanismo han de ser un abrazo y no un muro que separa razón y sentimiento».
  • «Considere la magnitud del problema. La ciencia ha probado que el Universo llegó a existir por una explosión que tuvo lugar en cierto momento. Pregunta: ¿Qué causa produjo este efecto? ¿Quién o qué puso la materia y la energía en el Universo?».
  • «Las religiones atrasan al ser humano, van en contra de la ciencia y el progreso. Las religiones envuelven a las personas con el miedo a lo sobrenatural. Les prohíbe que se rían y no les permite que ejerciten su derecho a tomar decisiones».
    • Taslima Nasrin
  • «La ciencia tiene evidencias pero no está segura de todo. La religión está segura de todo, pero no tiene evidencias».
    • Ashley Montagu
  • «El trabajo único de la ciencia es hacer posible lo que se podría haber considerado magia en el pasado».
    • Anónimo
  • «La incompatibilidad entre ciencia y religión es simplemente ésta: un científico no creerá nada hasta que lo vea; un hombre religioso no verá nada hasta que no crea en ello».
    • Charles Lyell
  • «La ciencia es una empresa que sólo puede florecer si se pone la verdad por delante de la nacionalidad, la etnia, la clase y el color».
  • «La ciencia hace a los hombres semejantes a dioses; ¡se acaba todo para los sacerdotes y los dioses cuando el hombre se hace científico! Moraleja: la ciencia es prohibida per se... La ciencia es el primero de los pecados, el germen de todos los pecados, el pecado original. La moral se reduce a este imperativo: 'No conocerás'. El resto se sigue de allí».
  • «Las grietas del conocimiento científico se rellenan con pasta de ideología».
  • «Lo importante en la ciencia no es tanto encontrar nuevos hechos como descubrir formas inéditas de pensar sobre ellos».[2]
  • «El ámbito iluminado por la ciencia está rodeado de un espacio en tinieblas tan extenso, que ha de parecer ridícula la pretensión de limitar la existencia al hábitat del conocimiento».
  • «El propósito de la ciencia es buscar aquel conjunto de principios fundamentales a través de los cuales todo los hechos conocidos son comprendidos y por medio de los cuales se predicen nuevos resultados. Puesto que la materia está compuesta de las mismas unidades básicas, el último fundamento de todas las ciencias naturales debe basarse en las leyes que gobiernan el comportamiento de estas partículas elementales».
  • «El propósito de la ciencia es ofrecer una explicación racional para todos los eventos del mundo real, y cualquier científico que apele a Dios para explicar algo está fallando en su trabajo».[4]
    • William B. Bonnor (1920-), físico y matemático británico.
  • «El mayor logro científico de este siglo tan fértil en el campo de la ciencia es el descubrimiento de que somos sumamente ignorantes; sabemos muy poco de la naturaleza y comprendemos mucho menos».
  • «En la ciencia el reconocimiento se concede al hombre que convence al mundo, no a aquel a quien se le ocurre la idea».
  • «En lo tocante a ciencia, la autoridad de un millar no es superior al humilde razonamiento de un hombre».
  • «Estudiar al hombre y su relación con los otros hombres y la sociedad en la que vive es el objetivo de muchos de ustedes. De hecho la ciencia sóla puede tal vez ser estéril al ser perseguida sin una comprensión del mundo en el que se crea el conocimiento científico y en el que se utilizan los frutos de la ciencia».[6]
  • «La ciencia ha realizado enormes progresos en la comprensión de los engranajes químicos de la vida, pero la precisión y complejidad a nivel molecular de los sistemas biológicos ha paralizado los intentos de explicar sus orígenes».
  • «La ciencia hace a los hombres semejantes a dioses; ¡se acaba todo para los sacerdotes y los dioses cuando el hombre se hace científico! Moraleja: la ciencia es prohibida per se... La ciencia es el primero de los pecados, el germen de todos los pecados, el pecado original. La moral se reduce a este imperativo: 'No conocerás'. El resto se sigue de allí».
  • «La ciencia es un campo que crece continuamente con fronteras cada vez más amplias. Además, es verdaderamente internacional en su alcance».
  • «La ciencia, al tiempo que penetra profundamente el sistema de las cosas que nos rodean, ve en todas partes, en los límites oscuros de la visión, la palabra misterio».[7]
  • «La ciencia sirve para darnos una idea de cuán vasta es nuestra ignorancia».
  • «La ciencia se encuentra ahora en una lucha paradójica con la sociedad: es admirada, pero con desconfianza, ofreciendo esperanza para el futuro, pero creando una elección ambigua; ricamente apoyada todavía no puede cumplir todas sus promesas; jactándose por sus avances notables, pero criticada por no servir más directamente a los objetivos de la sociedad».
  • «La ciencia que sirve para hacernos orgullosos y que degenera en pedantería no vale mas que para deshonrarnos».
  • «La ciencia que el oído percibe, derrámala por la boca. Agranda aún más la sabiduría compartiéndola con otros».
  • «La enseñanza de la ciencia, su propia clase de excelencia formal, funciona como arte, religión, moral, derecho y otros componentes de la cultura».
  • «La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos».
  • «La verdadera ciencia enseña, sobre todo, a dudar y a ser ignorante».
  • «Las ciencias son sistemas de verdades cada vez menos imperfectos».
  • «Los científicos ortodoxos se muestran más preocupados por evitar un retorno a los excesos religiosos del pasado que por mirar cara a cara la verdad, [y esta preocupación] ha dominado el pensamiento científico a lo largo del siglo pasado».
    • Fred Hoyle
    • Fuente: El Universo inteligente, pág. 9.
  • «Ninguna ciencia, en cuanto a ciencia, engaña; el engaño está en quien no sabe».
  • «No creo que el florecimiento actual de la ciencia se deba en absoluto a una apreciación real de la belleza y la disciplina intelectual del tema. Se debe simplemente al hecho de que el poder, la riqueza y el prestigio sólo pueden ser obtenidos mediante la correcta aplicación de la ciencia».
  • «Se ha dicho que la Ciencia no tiene patria, y esto es exacto, mas, como contestaba Pasteur (...) “los sabios sí que la tienen”».
    • Santiago Ramón y Cajal
    • Fuente: Los tónicos de la voluntad. Reglas y consejos sobre la investigación científica (1897). Página 78.[8]
  • «Toda la historia del progreso humano se puede reducir a la lucha de la ciencia contra la superstición».
  • «Y mientras continuamos mejorando nuestra comprensión de la ciencia básica de la que cada vez más dependen las aplicaciones, los beneficios materiales de estas... están asegurados para el futuro».

Citas por autorEditar

 
«En lo tocante a ciencia, la autoridad de un millar no es superior al humilde razonamiento de un hombre».
Galileo Galilei

Albert EinsteinEditar

  • «La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos».
  • «La religión sin la ciencia estaría ciega, y la ciencia sin la religión estaría coja también».
  • «Los conceptos y principios fundamentales de la ciencia son invenciones libres del espíritu humano».

José Ortega y GassetEditar

  • «Ciencia es todo aquello sobre lo cual siempre cabe discusión».
  • «La ciencia es solo un ideal. La de hoy corrige la de ayer, y la de mañana la de hoy».
  • «La ciencia consiste en sustituir el saber que parecía seguro por una teoría, o sea, por algo problemático».

Santiago Ramón y CajalEditar

  • «Aún en las ciencias más perfectas nunca deja de encontrarse alguna doctrina exclusivamente mantenida por el principio de autoridad».
  • «El estudioso es el que lleva a los demás a lo que él ha comprendido».[11]
  • «El fin práctico de la civilización consiste en obligar a la muerte a hacer cada día más larga antesala delante de nuestra alcoba».[12]
  • «Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas».[13]
  • «Lejos de abatirse el investigador novicio ante las grandes autoridades de la Ciencia, debe saber que su destino, por ley cruel, pero ineludible, es crecer un poco a costa de la reputación de las mismas».

VoltaireEditar

  • «Una falsa ciencia hace ateos; una verdadera ciencia posterna al hombre ante la divinidad».
  • La ciencia es como la tierra; solo se puede poseer un poco».
  • La ignorancia afirma o niega rotundamente; la ciencia duda».

ReferenciasEditar

  1. Fuertes, Gloria (selección y estudio de Jorge de Cascante). El libro de Gloria Fuertes. Antología de poemas y vida. Barcelona, 2017. Blackie Book, p. 20.
  2. Mackay (1992), p. 65.
  3. Lawrence, William; J. R. Smithies. Beyond Reductionism. Hutchinson. Londres, 1968; p. 115. [referencia incompleta]
  4. Bonnor, William Bowen: The Mystery of the Expanding Universe (1964), 122.
  5. Historia de la filosofía occidental.
  6. Discurso en el Banquete de entrega de los premios Nobel. Estocolmo, 10 de diciembre de 1955.
  7. Dana, James Dwight, Corals and Coral Islands, 3.ª edición (1890), 17-18.
  8. Ramón y Cajal, Santiago. Los tónicos de la voluntad. Ed. Gadir; Madrid; 2005; ISBN 8493443972.
  9. Reglas y consejos sobre investigación científica. Santiago Ramón y Cajal. Edición reimpresa. Editorial CSIC - CSIC Press, 2008. ISBN 9788400000837. Página 32.
  10. Señor (1997), p. 198.
  11. Santiago Ramón y Cajal. Trabajo, saberes y arte en la investigación científica. Colección docencia universitaria. Varios autores. Introducción de Pedro Ramón y Cajal. Editorial ADEMAS Comunicación Gráfica, S.L. ISBN: 978-84-939918-3-8, p. 57.
  12. Señor (1997), p. 94.
  13. Señor (1997), p. 308.
  14. Reglas y consejos sobre investigación científica. Santiago Ramón y Cajal. CSIC Press, 2008. ISBN 9788400000837. Página 31.
  15. Slachevsky Chochol, Andrea. Cerebro cotidiano. LOM Ediciones. ISBN 9789560005960.

BibliografíaEditar

  • Albaigès Olivart, José María (1997). Un siglo de citas. Planeta.  ISBN 8423992543.
  • Ramón y Cajal, Santiago (2016). Charlas de café. Renacimiento (ed. Manuel Neila).  pp. 7 a 19 (prólogo).  ISBN 9788416685622.

Enlaces externosEditar