Olla

recipiente para cocinar

Una olla es una «vasija redonda de barro o metal, que comúnmente forma barriga, con cuello y boca anchos y con una o dos asas, la cual sirve para cocer alimentos, calentar agua, etc.».[1]

CitasEditar

  • «La razón es una olla de dos asas; se la puede coger por la derecha o por la izquierda».[2][3]

En el QuijoteEditar

Página principal: Don Quijote de la Mancha
  • «Aquel platonazo que está más adelante vahando me parece que es olla podrida, que por la diversidad de cosas que en las tales ollas podridas hay, no podré dejar de topar con alguna que me sea de gusto y de provecho».[4]
  • «En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla algo más de vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes y algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda».[4]
  • «Lo primero que se le ofreció a la vista de Sancho fue, espetado en un asador de un olmo entero, un entero novillo; y en el fuego donde se había de asar ardía un mediano monte de leña, y seis ollas que alrededor de la hoguera estaban no se habían hecho en la común turquesa de las demás ollas, porque eran seis medias tinajas, que cada una cabía un rastro de carne: así embebían y encerraban en sí carneros enteros, sin echarse de ver, como si fueran palominos; las liebres ya sin pellejo y las gallinas sin pluma que estaban colgadas por los árboles para sepultarlas en las ollas no tenían número; los pájaros y caza de diversos géneros eran infinitos, colgados de los árboles para que el aire los enfriase.»[4]

Refranes, etc.Editar

  • «A olla que hierve, ninguna mosca se atreve».[5]
  • «A cada olla, su cobertura» o «A tal olla, tal cobertura».[6]
  • «Abad de Zarzuela, comisteis la olla, pedís la cazuela».[8]
  • «Al hombre pobre, taza de plata y olla de cobre» o «Escudero pobre, taza de plata y olla de bronce».[10]
  • «Cada día olla, amarga la cocina».[12]
    • Variante: «Todos los días olla, amarga la cocina».[13]
  • «Casarás en mala hora, y comerás cabeza de olla».[14]
  • «Casarme quiero; comeré cabeza de olla y sentarme he primero».[14]
  • «La olla sin verdura, ni tiene gracia ni hartura».[19]
  • «Olla de muchos, mal mejida y peor cocida».[20]
  • «Olla que mucho hierve, sabor pierde».[21]
    • Variantes:
      «Olla que mucho fierue, sazón pierde»;[21]
      «Olilla que mucho hierue sabor pierde»;[21]
      «Olla que mucho hierve, sazón pierde».[21]
  • «Olla rebosada no la come toda barba».[18]

ReferenciasEditar

  1. Real Academia Española. «olla.» Diccionario de la lengua española (edición del Tricentenario, actualización 2019). Consultado el 9 de septiembre de 2020.
  2. Moralinto, O. E. (1840). El Libro de los libros, o ramillete de máximas, pensamientos y dichos..., p. 57. Imprenta de J. Boet, Barcelona. En Google Libros. Consultado el 9 de septiembre de 2020.
  3. Señor (1997), p. 362.
  4. 4,0 4,1 4,2 Cervantes (2010).
  5. Correas (1906), p. 2. Consultado el 10 de septiembre de 2020.
  6. Correas (1906), pp. 14 y 19.
  7. Correas (1906), p. 27.
  8. Correas (1906), p. 17.
  9. 9,0 9,1 Etxabe Díaz (2012), p. 33. Consultado el 9 de septiembre de 2020.
  10. Etxabe (2012), p. 48.
  11. Correas (1906), p. 62.
  12. Etxabe Díaz (2012), p. 90. Consultado el 9 de septiembre de 2020.
  13. Etxabe (2012), p. 555.
  14. 14,0 14,1 Etxabe Díaz (2012), p. 99. Consultado el 9 de septiembre de 2020.
  15. Correas (1906), p. 87.
  16. Correas (1906), p. 498.
  17. Correas (1906), p. 467.
  18. 18,0 18,1 18,2 Etxabe Díaz (2012), p. 99. Consultado el 9 de septiembre de 2020.
  19. Correas (1906), p. 168.
  20. Etxabe (2012), p. 323.
  21. 21,0 21,1 21,2 21,3 «Refranero multilingüe: olla». Centro Virtual Cervantes. Consultado el 9 de septiembre de 2020.
  22. Correas (1906), p. 392.
  23. Etxabe (2012), p. 423.

BibliografíaEditar

  • Correas, Gonzalo (1906). Vocabulario de refranes y frases proverbiales y otras formulas comunes de la lengua castellana en que van todos los impresos antes y otra gran copia. Ratés.  En Internet Archive.