Envidia

sentimiento o estado mental en el cual existe dolor o desdicha por no poseer uno mismo lo que tiene el otro o no querer que el otro lo tenga
Alegoría de la envidia (1306) por Giotto.

La envidia es sentirse desdichado por no poseer lo que tienen otros, sean bienes, cualidades superiores u otra clase de cosas.

CitasEditar

  • «El silencio del envidioso está lleno de ruidos».
  • «El peor presente para una persona que tiene envidia es un palacio… con una vista de uno mejor».[sin fuentes]
  • «El tema de la envidia es muy español. Los españoles siempre están pensando en la envidia. Para decir que algo es bueno dicen: "Es envidiable"».
  • «¿No decíamos que el placer ante las desgracias de los amigos es la envidia la que lo provoca?».
  • Platón
  • Fuente: Filebo, 50a. Platón. (traducido por Ester Sánchez Millán). Colaborador Javier Aguado Rebollo. Editorial Encuentro, 2012. ISBN 9788499208008, p. 163.
  • «Es tan fea la envidia que siempre anda por el mundo disfrazada, y nunca más odiosa que cuando pretende disfrazarse de justicia».
  • «Hacemos regularmente vanidad de las pasiones, aún de las más criminales; pero la envidia es una pasión cobarde y vergonzosa que jamás osamos confesar».[fuente: Wikisource]
  • «[...] La envidia es la compañera inseparable de la gloria».[2]
    • Salustio
    • Fuente: De bello Iugurthino (La guerra de Yugurta).
  • «La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual».[sin fuentes]
  • «La envidia de la virtud hizo a Caín criminal.
    ¡Gloria a Caín! Hoy el vicio es lo que se envidia más».
  • «Napoleón envidiaba a César, César envidiaba a Alejandro y Alejandro, me atrevería a decir, envidiaba a Hércules, que nunca existió».[sin fuentes]

ReferenciasEditar

  1. Obras completas, Volumen 11; ed. Aguilar, 1940. Página 366.
  2. Crispo Salstio, Cayo (traducción de José Torrens Béjar). La guerra de Yugurta. La conjuración de Catilina. Editorial Sarpe, 1985. ISBN 847-29-1907-2, p. 80.

Enlaces externosEditar