Jacinto Benavente

literato español
Jacinto Benavente
«El único egoísmo aceptable es el de procurar que todos estén bien para estar uno mejor».[1]
«El único egoísmo aceptable es el de procurar que todos estén bien para estar uno mejor».[1]
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 66 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Jacinto Benavente (Madrid, 12 de agosto de 1866-Madrid, 14 de julio de 1954) fue un dramaturgo español, premio nobel de literatura en 1922.

CitasEditar

ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZCitas sobre BenaventeReferenciasBibliografía

AEditar

  • «A nadie le importará que no hagas bien a nadie, pero ¡pobre de ti si al hacer bien a todos has hecho bien al enemigo de alguien!».[2]

BEditar

  • «¡Bienaventurados nuestros imitadores, porque de ellos serán todos nuestros defectos!».[3]
    • Fuente: Palabras, palabras.[4]
  • «Bondad y honradez parecen lo mismo; pero la vida nos dice en sus lecciones que, alguna vez, por ser bueno, hay que dejar de ser honrado».
    • Fuente: Pensamientos.[5]

CEditar

  • «Cambiar los nombres, sin cambiar las cosas, es lo primero con que se engaña al pueblo en todas las revoluciones».
    • Fuente: Santa Rusia.[6]
  • «Casi todos los grandes capitalistas y nobles improvisados se hacen muy devotos. Acaso como los antiguos criminales, sienten la necesidad de acogerse a lo sagrado».[7]
  • «Creer y crear son palabras distintas. Pero cuando dices con toda tu alma: ¡Creo, creo!, creer y crear es lo mismo».
    • Fuente: El collar de estrellas: comedia en cuatro actos, en prosa.[8]
  • «Cuando alguien cumple con su deber, no debe preguntársele en nombre de qué ideal lo cumple».[9]
  • «Cuando de una persona se dice que es muy buena, lo mismo que cuando de algo se dice que está muy bueno, ya se sabe de lo que se trata en ambos casos: de comérselo».[10]
  • «Cuando el corazón dice que perdona una ofensa es que ha dicho antes: "Ya no me importa"».
    • Fuente: Operación quirúrgica: comedia en un acto y en prosa.[11]
  • «Cuando la experiencia del pasado ha servido para rectificar nuestra vida, esta rectificación es la mejor prueba de que nada de lo pasado era nuestra verdadera vida».[12]
  • «Cuando no se piensa lo que se dice, es cuando se dice lo que se piensa».[13]
    • Fuente: !No quiero, no quiero!: comedia en tres actos.[14]

DEditar

  • «De lo que se dice en sociedad, lo que importa es que se tenga gracia; lo de menos es que sea verdad».[15]
  • «Dicen que me burlo de todo, que me río de todo, porque me burlo de ellos y me río de ellos, y ellos creen ser todo».[16]

EEditar

  • «El amigo que sabe llegar al fondo de nuestro corazón, ni aconseja ni recrimina; ama y calla».
    • Fuente: El dragón de fuego.[17]
  • «El día en que cada uno fuéramos un tirano para nosotros mismos, todos los hombres serían igualmente libres, sin revoluciones y sin leyes».
    • Fuente: La escuela de las princesas: comedia en tres actos y en prosa.[18]
  • «El divorcio es ridículo. Además, suprime la única seguridad del matrimonio, la de no poder volver a casarse»
    • Fuente: La princesa Bebé.[19]
  • «El hombre sería el más extraño animal del mundo si no existiera la mujer».[20]
  • «El perdón es siempre una humillación y tarde o temprano acabamos por odiar al que ha tenido algo que perdonarnos».
    • Fuente: Ni al amor ni al mar.[21]
  • «El público comprende siempre cuando se le emociona».[22]
  • «El ser feliz es cuestión de práctica».
    • Fuente: Su amante esposa.[24]
  • «El único modo de que la gente no crea en algo malo es porque le convenga creer en algo peor».
    • Fuente: La mariposa que voló sobre el mar: comedia en tres actos. [25]
  • «En amor sienta bien a los hombres algo de timidez. La timidez del hombre hace más atrevidas a las mujeres».
    • Fuente: Los intereses creados.[26]
  • «En la pelea, se conoce al soldado; sólo en la victoria, se conoce al caballero».
    • Fuente: La vestal de occidente, acto I.[28]
  • «En la vida, lo más triste no es ser del todo desgraciados; es que nos falte muy poco para ser felices y no podamos conseguirlo».
    • Fuente: Obras completas.[29]

HEditar

  • «Hay silencios discretos que hieren más que una indiscreción imprudente».
    • Fuente: La ley de los hijos.[30]

LEditar

  • «La admiración no interroga nunca; con admirar comprende».
    • Fuente: La Inmaculada de los Dolores.[31]
  • «La cultura es la buena educación del entendimiento».[32]
  • «La educación no es cosa de un día ni de dos... He conocido familias mal educadas hasta la quinta generación. Es la enfermedad más hereditaria».
    • Fuente: Abdicación.[33]
  • «La estimación depende de creer o no creer en quien se estima; el amor, ésta es su tragedia, aunque no crea, ama».
    • Fuente: La virtud sospechosa: comedia en tres actos.[34]
  • «La felicidad es mejor imaginarla que tenerla».[35]
  • «La felicidad no existe en la vida. Sólo existen momentos felices».[36]
  • «La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe».[37]
  • «La risa es la gran enterradora».[37]
  • «La única revolución posible: meter luz en las cabezas y calor en los corazones».[38]
  • «La única tristeza sin consuelo en la vida es la tristeza que se ha merecido».
    • Fuente: Rosas de otoño.[39]
  • «La vanidad hace siempre traición a nuestra prudencia y aún a nuestro interés».
    • Fuente: Pensamientos.[41]
  • «La verdadera educación se demuestra cuando se pierde la educación».[42]
  • «Lo cruel de la vida no es que lo niegue todo, es que promete mucho [...]. No es que se haga aborrecer, es que se hace amar y no corresponde nunca».
    • Fuente: La losa de los sueños: drama en dos actos y en prosa.[43]
  • «Lo malo de la conciencia es que siempre está hecha a la medida».[44]
  • «Lo más parecido a la mentira es el silencio, cuando se calla lo que no se quiere decir».
    • Fuente: Abdicación.[45]
  • «Lo peor que hacen los malos es obligarnos a dudar de los buenos».[46][47]
  • «Los amores son como los niños recién nacidos; hasta que lloran no se saben si viven».[48][49]
    • Fuente: La comida de las fieras : comedia en tres actos y un cuadro.[50]
  • «Los dictadores pueden reformar las leyes; pero no las costumbres».
    • Fuente: La mariposa que voló sobre el mar.[51]
  • «Los hombres han querido someter todas las cosas a su voluntad, y hoy son los hombres esclavos de todas las cosas».[52]
  • «Los pueblos débiles y flojos, sin voluntad y sin conciencia, son los que se complacen en ser mal gobernados».
    • Fuente: La ciudad alegre y confiada.[53]

MEditar

  • «Medio pueblo con odio vale por un pueblo entero».[54]
  • «Muchas veces, el que nos crean mejores de lo que somos nos obliga a serlo».
    • Fuente: !No quiero, no quiero!: comedia en tres actos.[55]

NEditar

  • «Nadie confiesa sus culpas si no espera que le sean perdonadas, y las mujeres menos».[56]
  • «No debe despreciarse ninguna ocasión de aparentar que se es muy desgraciado, porque así te odian menos, te compadecen un poco y te atienden algo».[57]
  • «No hay nada que desespere tanto como ver mal interpretados nuestros sentimientos».
    • Fuente: Pensamientos.[58]
  • «No hay nadie tan elocuente como uno mismo cuando quiere persuadirse de lo que le conviene estar persuadido».
    • Fuente: Pensamientos.[59]
  • «No hay que pensar mal. El mal pensamiento es semilla en buen terreno, que un día u otro sale por la boca».[60][61]
  • «No hay sentimiento que valga; el amor es una ocupación como otra cualquiera».
    • Fuente: Teatro...: Amor de amar; Libertad!; El tren de los maridos.[62]
  • «No hay triunfador que no sea presa de su triunfo».[63]
  • «Nuestra vida no es nunca lo que hemos querido, sino lo que hemos tenido que dejar de querer».
    • Fuente: Los niños perdidos en la selva.[64]

OEditar

  • «¡Oh, la seriedad! ¡La ropa negra con que se va a todas partes!».[65]

PEditar

  • «Para comprender el dolor no hay inteligencia como el dolor mismo».
    • Fuente: Conferencias.[66]
  • «Para que se le ocurra a uno algo bueno cuando menos lo piensa, es porque antes ha pensado mucho en ello».
    • Fuente: La mariposa que voló sobre el mar: comedia en tres actos. [67]
  • «Para salir adelante con todo, mejor que crear afectos, es crear intereses».[68]
  • «Piense usted que siempre es más noble engañarse alguna vez que desconfiar siempre».
    • Fuente: La virtud sospechosa: comedia en tres actos.[69]
  • «Por la inteligencia rara vez nos ponemos de acuerdo; por el corazón, siempre».[70]

QEditar

  • «¡Quién sabe cuándo es mayor el cariño: cuando nada perdona o cuando lo perdona todo!»
    • Fuente: La gata de Angora: comedia en cuatro actos.[71]
  • «¡Quién sabe si cuando creemos imponer más libremente nuestra voluntad es cuando más ciegamente obedecemos a la fatalidad de nuestro destino!».[72]

SEditar

  • «Se hará lo que se deba, aunque se deba lo que se haga».[73]
  • «Si cada día hallara una nueva verdad en mi espíritu, y al hallarla tuviera que destruir cada día mi vida por completo, sin dudar la destruiría, para vivir cada día una nueva vida con una nueva verdad».[74]
  • «Si hubiésemos de apreciar nuestra bondad por la gratitud de los favorecidos con ella, tendríamos que creer que solo habíamos hecho mal».
    • Fuente: El demonio fue antes angel: comedia en tres actos y en prosa.[75]
  • «Si la gente nos oyera los pensamientos, pocos escaparíamos de estar encerrados por locos».[76]
    • Fuente: El demonio fue antes ángel: comedia en tres actos y en prosa.[77]
  • «Si [los hombres] hubiesen triunfado del Dolor y de la Muerte, quizá ya no hubiesen deseado nada, y sin desear algo, ¿vale la pena vivir?»
    • Fuente: La noche iluminada.[78]
  • «Si murmurar la verdad aún puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser nunca más que la venganza de los cobardes».
    • Fuente: La ciudad alegre y confiada.[79]
  • «Sólo los pueblos que respetan todas las religiones merecen que las suyas sean respetadas».[80]
  • «Somos demasiado inexorables al juzgar a los demás cuando nos creemos sin culpa; solo el pecador debiera juzgar a los pecadores».
    • Fuente: El mal que nos hacen.[81]
  • «Suprime la vanidad en las mujeres y habrás suprimido la mitad, por lo menos, de ambición en los hombres».[82]

TEditar

  • «Tan duro es para una mujer ser excepcionalmente bella, que la mayoría fracasan y acaban mal».[83]
  • «Tengo observado que todos los que no pueden tolerar una mala palabra de los superiores son los que más suelen prodigarlas con los inferiores».
    • Fuente: La propia estimación: Campo de armiño.[84]
  • «Todo el mundo es teatro y todos somos en él comediantes».[85]
  • «Todos creen que tener talento es cuestión de suerte; nadie piensa que la suerte puede ser cuestión de talento».
    • Fuente: Obras completas: con una nota preliminar, Volumen 11.[86]
  • «Triste clase media, que hubiera podido ser una fuerza, si en vez de una caricatura de los de arriba hubiera procurado ser un ejemplo para los de abajo».
    • Fuente: Por las nubes: comedia en dos actos.[87]

UEditar

  • «Una cosa es continuar la historia y otra repetirla».[88]
  • «Una hora de alegría es algo que robamos al dolor y a la muerte, y el cielo nos recuerda pronto nuestro destino».
    • Fuente: El dragón de fuego: drama en tres actos.[89]

Citas sobre BenaventeEditar

  • «[Benavente es un] personaje que odié y cuyo odio manifesté reiteradamente cuando, como crítico, comentaba las obras malas que estrenaba».[90]
    • Gonzalo Torrente Ballester
    • Fuente: Durante el acto de presentación en Barcelona de su libro Quizá nos lleve el viento al infinito (Plaza y Janés, 1984).[90]
  • «Hombre de posición acomodada e ingenio agudísimo, su vida no tiene historia sino anécdotas».
    • Max Aub
    • Fuente: Manual de historia de la literatura española, 1966.[91]

ReferenciasEditar

  1. Señor (1997), p. 191.
  2. Ortega (2013), p. 608.
  3. Ortega (2013), p. 2220.
  4. Obras completas: con una nota preliminar, volumen 7. Aguilar, 1946. Página 220.
  5. Ed. Hernando, 1931. Página 140.
  6. Obras completas, Volumen 5. 2ª ed. en Aguilar, 1942. Página 879.
  7. Ortega (2013), p. 2083.
  8. Editorial T. Velasco, 1915. Página 67.
  9. Ortega (2013), p. 1073.
  10. Ortega (2013), p. 597.
  11. Editorial T. Velasco , 1914. Página 7.
  12. Ortega (2013), p. 3063.
  13. Señor (1997), p. 266.
  14. Ed. Hernando, 1928. Página 53.
  15. Ortega (2013), p. 2797.
  16. Obras completas, volumen 4, 2.ª Ed. Aguilar, p. 960.
  17. Ed. E. Domenech, 1910. Página 150.
  18. Ed. T. Velasco, 1910. Página 46.
  19. La princesa Bebé: escenas de la vida moderna, divididas en cuatro actos; El dragón de fuego: drama en tres actos y un epílogo, divididos en nueve cuadros; Al natural: comedia en dos actos y en prosa. Siglo XX, 1926. Página 28.
  20. Ortega (2013), p. 2776.
  21. "Obras completas: con una nota preliminar del autor". Volumen 6. 4ª edición. Editorial Aguilar, 1952. Página 49.
  22. Ortega (2013), p. 1439.
  23. Señor (1997), p. 260.
  24. Al amor hay que mandarle al colegio: Su amante esposa (y tres comedias más). Ed. Aguilar, 1951. Página 45.
  25. Casa Editorial Hernando, 1927. Página 50.
  26. Tres comedias: Sin querer, De Pequeñas causas, Los intereses creados.Ed. D. C. Heath, Boston, 1918. p. 117.
  27. Señor (1997), p. 219.
  28. Obras completas: con una nota preliminar, volumen 4. 4ª ed., Aguilar, 1946; p. 503.
  29. Obras completas, volumen 10. 4ª ed. Aguilar, 1956, p. 656.
  30. Teatro, Volumen 26.Ed. F. Fé, 1919. p. 37.
  31. Teatro, volúmenes 25-26. Ed. F. Fé, 1918. p. 261.
  32. Señor (1997), p. 112.
  33. Abdicación: Divorcio de almas. Adoración; tres comedias. Ed. Aguilar, 1950. p. 86.
  34. Ed. Prensa Moderna, 1925. p. 126.
  35. Ortega (2013), p. 1777.
  36. Señor (1997), p. 223.
  37. 37,0 37,1 Revista de estudios hispánicos, Volúmenes 1-2. University of Alabama Press, 1967, p. 12.
  38. Ortega (2013), p. 3632.
  39. Rosas de otoño: comedia en tres actos; La honra de los hombres: comedia en dos actos. Ed. Prensa Moderna, 1919. p. 15.
  40. Ortega (2013), p. 4100.
  41. Ed. Hernando, 1931. Página 49.
  42. Señor (1997), p. 183.
  43. Editorial Librería de los Sucesores de Hernando, 1922. p. 18.
  44. Señor (1997), p. 376.
  45. Abdicación: Divorcio de almas. Adoración; tres comedias. Ed. Aguilar, 1950. p. 133.
  46. Palomo (1997), p. 191.
  47. Ortega (2013), p. 2537.
  48. Palomo (1997), p. 40.
  49. Señor (1997), p. 31.
  50. Ed. Impr. de Nuevo Mundo, 1913. p. 11.
  51. Obras completas, volumen 5. 5ª Edición. Editorial Aguilar, 1956. p. 14.
  52. Ortega (2013), p. 4250.
  53. Comedia en tres cuadros y un prólogo, considerados como tres actos. Ed. Sociedad de Autores Españoles, 1916. p. 29.
  54. Ortega (2013), p. 4066.
  55. Ed. Hernando, 1928. p. 39.
  56. Ortega (2013), p. 3820.
  57. Ortega (2013), p. 2084.
  58. Ed. Hernando, 1931. p. 140.
  59. Ed. Hernando, 1931. p. 68.
  60. Señor (1997), p. 358.
  61. Ortega (2013), p. 3142.
  62. Volumen 6 de Teatro. Ed. Hernando, 1942. p. 472.
  63. Ortega (2013), p. 4061.
  64. Los niños perdidos en la selva: Don Magín el de las magias ; Nieve en Mayo. Ed. Aguilar, 1945. p. 44.
  65. Ortega (2013), p. 3793.
  66. Obras completas, Volumen 7; ed. Aguilar, 1940. p. 113.
  67. Librería y Casa Editorial Hernando, 1927. p. 10.
  68. Ortega (2013), p. 2333.
  69. Ed. Prensa Moderna, 1925. p. 126.
  70. Ortega Blake (2013), p. 943.
  71. Ed. T. Velasco , 1914. p. 28.
  72. Ortega (2013), p. 4253.
  73. Señor (1997), p. 120.
  74. Ortega (2013), p. 4139.
  75. Volumen 37 de "La Farsa: revista semanal de teatros". Ed. Rivadeneyra, 1928. p. 30.
  76. Señor (1997), p. 358.
  77. Volumen 37 de "La Farsa: revista semanal de teatros". Ed. Rivadeneyra, 1928. p. 46.
  78. Ed. Hernando, 1927. p. 13.
  79. Comedia en tres cuadros y un prólogo, considerados como tres actos: segunda parte de Los intereses creados. Ed. T. Velasco, 1916. p. 14.
  80. Ortega (2013), p. 4005.
  81. Teatro, Volumen 24. Ed. F. Fé, 1924 1917. p. 48.
  82. Ortega (2013), p. 4097.
  83. Ortega (2013), p. 551.
  84. Volumen 22 de Teatro. 2ª edición. Editorial Suc. de Hernando, 1919. p. 24.
  85. Ortega (2013), p. 3951.
  86. Obras completas. 4ª ed. en Aguilar, 1950 . p. 386.
  87. Editorial T. Velasco, 1909. p. 49.
  88. Señor (1997), p. 274.
  89. Ed. Siglo XX, 1926. p. 78.
  90. 90,0 90,1 "Torrente Ballester describe en su última novela un robot que muere clamando al cielo".Delclós, Tomàs. El País.1984/03/23
  91. Aub, Max. Manual de historia de la literatura española. Madrid, 1966. Akal Editor. ISBN 978847339030-X; p. 486.

BibliografíaEditar

  • Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. (En Google Books.)
  • Señor, Luis (2005). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543.