Calificativos literarios por autores

Los calificativos literarios por autores tienen su origen en los autores para convertirse en modelos de cliché más o menos universales o populares, como pueden ser maquiavélico, sádico, platónico o kafkiano.[1]

aristofanescoEditar

Página principal: Aristófanes

aristotélicoEditar

Página principal: Aristóteles

barojianoEditar

Página principal: Pío Baroja

brechtianoEditar

Página principal: Brecht

calderonianoEditar

Página principal: Calderón de la Barca

cartesianoEditar

Página principal: René Descartes

catonianoEditar

Página principal: Catón el Viejo

cervantinoEditar

Página principal: Cervantino

ciceronianoEditar

Página principal: Cicerón

confucianoEditar

Página principal: Confucio

dantescoEditar

Página principal: Dante

epicúreoEditar

Página principal: Epicuro

erasmistaEditar

Página principal: Erasmo de Róterdam

esópicoEditar

Página principal: Esopo

freudianoEditar

Página principal: Sigmund Freud

galdosianoEditar

Página principal: Galdosiano

goldonianoEditar

Página principal: Goldoni

gongorinoEditar

Página principal: Gongorino

homéricoEditar

Página principal: Homero

horacianoEditar

Página principal: Horacio

kafkianoEditar

Página principal: Kafka

kantianoEditar

Página principal: Kant

krausistaEditar

Página principal: Krausista

lopistaEditar

Página principal: Lope de Vega

machadianoEditar

Página principal: Machado

manriqueñoEditar

Página principal: Jorge Manrique

maquiavélicoEditar

Página principal: Maquiavelo
  • «“El sanguinario Maquivelo”, como Shakespeare lo llamó, nunca ha dejado de ser un objeto de odio para moralistas de todas las tendencias, tanto conservadores como revolucionarios. Edmund Burke proclamaba entrever “las odiosas máximas de la política maquiavélica” subyacentes a la “tiranía democrática” de la Revolución francesa]]. Marx y Engels atacaron con no mejor violencia los principios del maquiavelismo al insistir en que los verdaderos exponentes de la “política maquiavélica” son aquellos que intentan “paralizar las energías democráticas” en periodos de cambio revolucionario».[2]
  • Quentin Skinner

masoquistaEditar

Página principal: Leopold Von Sacher-Masoch
  • «... Adjetivos formados a partir de las creaciones literarias: quijotesco, kafkiano, pantagruélico, rocambolesco, orweliano, sádico y masoquista, entre muchos otros».[1]

moratinianoEditar

orteguianoEditar

Página principal: Ortega y Gasset

orwellianoEditar

Página principal: George Orwell

ovidianoEditar

Página principal: Ovidio

petrarquescoEditar

Página principal: Petrarca

pindáricoEditar

Página principal: Píndaro

pitagóricoEditar

Página principal: Pitágoras

platónicoEditar

Página principal: Platónico

quevedescoEditar

Página principal: Quevedo

rubenianoEditar

Página principal: Rubén Darío

sádicoEditar

Página principal: Marqués de Sade

shakespearianoEditar

Página principal: Shakespeare

sofocleoEditar

Página principal: Sófocles

unamunianoEditar

Página principal: Unamuno

virgilianoEditar

Página principal: Virgilio

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 Carbonell Basset, Delfín (2005). Nuevo diccionario de dichos y refranes actuales, inglés y castellano, p. 407. Serbal. ISBN 8476283474.
  2. Skinner, Q.; trad. de Manuel Benavides. Machiaelli, p. 10. Oxford Univ. Press. Alianza Ed. 1984; ISBN 84206001516. En Google Libros.