Abrir menú principal

Modestia

actitud tendiente a moderar y templar las acciones externas
«La modestia es la más inocente de las mentiras».
Nicolas Chamfort
Alegoría de la modestia (“La Pudeur”), por Jean-Louis Jaley, en 1833.

La modestia es la cualidad de la persona modesta, que no tiene ni muestra una alta opinión de sí mismo. Entre los clásicos fue considerada una virtud y se relacionó con la humildad o la ausencia de vanidad o engreimiento, la ostentación y la soberbia.[1]

CitasEditar

  • «El hombre modesto tiene a su alcance ganarlo todo; porque la modestia va unida a la generosidad y el orgullo a la envidia».[2]
  • «El hombre superior es modesto en el hablar, pero abundante en el obrar».
  • «El verdadero conocimiento de sí mismo haría generalmente muy modesto al individuo.»[5]

«Jamás he sido lo bastante modesto como para exigirme menos a mi mismo».[6]

  • «La modestia es al mérito lo que las sombras a la figura de un cuadro: le da vigor y relieve».[7]
  • «La modestia es la más inocente de las mentiras».[9]
    • Variación: «La falsa modestia es la más decente de todas las mentiras».[10]
    • Chamfort
  • «La modestia y la veracidad de un Einstein o un Schweitzer han hecho avanzar mucho más nuestra civilización que los discursos y desfiles de tantos césares que se creían providenciales».[13]
  • «Lo que mejor sienta a la juventud es: la modestia, el pudor, el amor, la templanza y la justicia. Tales son las virtudes que deben formar su carácter».[14]
  • «Nada conviene tanto a un hombre como llevar a su lado a quien haga notar su mérito, que en uno mismo la modestia es necedad y la propia alabanza locura.»[19]
  • «Nosotros, modestos pero espirituales, y ellos, poderosos pero vacíos».[21]
  • «Sed modestos: yo os aconsejo la modestia, o, por mejor decir: yo os aconsejo un orgullo modesto, que es lo español y lo cristiano. Recordad el proverbio de Castilla: "Nadie es más que nadie". Esto quiere decir cuánto es difícil aventajarse a todos, porque, por mucho que un hombre valga, nunca tendrá valor más alto que el de ser hombre. Así hablaba Mairena a sus discípulos. Y añadía: ¿Comprendéis ahora por qué los grandes hombres solemos ser modestos?»

Expresiones relacionadasEditar

  • «Falsa modestia».[27]
  • «Modestia aparte...»

ReferenciasEditar

  1. , Federico (1990), Diccionario de Iconografía ISBN 978-84-376-0929-1
  2. Ortega Blake (2013), p. 3019
  3. Página 24. Editorial Verbum, 2015. ISBN 9788490742150
  4. Ortega Blake (2013), p. 927
  5. Ortega Blake (2013), p. 2723
  6. El crepúsculo de los ídolos, capítulo LI, página 116; Ediciones Brontes, 2019. ISBN 8415171064, 9788415171065.
  7. Ortega Blake (2013), p. 2721/4214
  8. Ortega Blake (2013), p. 2721
  9. Palomo Triguero (1997), p. 200
  10. Ortega Blake (2013), p. 2721
  11. Albaigès Olivart (1997), p. 305
  12. Ortega Blake (2013), p. 2723
  13. Albaigès Olivart (1997), p. 547
  14. Palomo Triguero (1997), p. 176
  15. Ortega Blake (2013), p. 2720
  16. Ortega Blake (2013), p. 2722
  17. wikidata
  18. Palomo Triguero (1997), p. 200
  19. Ortega Blake (2013), p. 2676
  20. Ortega Blake (2013), p. 4117
  21. Enrique Krauze: Octavio Paz: El poeta y la Revolución. Penguin Random House Grupo Editorial México, 2014; (en línea, sin paginar). ISBN 6073123140, 9786073123143.
  22. Ortega Blake (2013), p. 2724
  23. Ortega Blake (2013), p. 2725
  24. Antología comentada de Antonio Machado. Caudet, Francisco: Ediciones de la Torre, 1999. Página 244. ISBN 9788479602512
  25. Ortega Blake (2013), p. 2722
  26. [1] Schrödinger, Erwin. "Mi concepcion del mundo"; página 22, Tusquets Editores.
  27. Definición en el DLE-RAE.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar