Abrir menú principal

Juan Donoso Cortés

escritor, político y diplomático español
Juan Donoso Cortés
«Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos».
«Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Miguel de Cervantes 2.jpg Obras en Cervantes Virtual.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 166 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Juan Francisco María de la Salud Donoso Cortés y Fernández Canedo, I marqués de Valdegamas (n. Valle de la Serena, Badajoz; 6 de mayo de 1809 - m. París, Francia; 3 de mayo de 1853) fue un filósofo, literato, político y diplomático español.

CitasEditar

  • «Cuando el público es espectador, toda discusión degenera en polémica, y yo he creído siempre, y continúo creyendo, que toda polémica es esencialmente contraria a la caridad».
    • Fuente: Suárez, Federico. Introducción a Donoso Cortés. Ediciones Rialp, S. A., Madrid: 1964, pág 214.
    • Nota: Castellani sitúa el origen de este abuso cuando un socialista pelmazo le dijo a Donoso Cortés: «Jesucristo fue el primer revolucionario del mundo»; a lo que respondió el gran pensador español: «pero Jesucristo no derramó más sangre que la suya».
      • Fuente de la Nota: Juan Manuel de Prada e Ignacio Ruiz-Quintano.
  • «El fundamento, señores, de todos vuestros errores consiste en no saber cuál es la dirección de la civilización y del mundo. Vosotros creéis que la civilización y el mundo van, cuando la civilización y el mundo vuelven. El mundo, señores, camina con pasos rapidísimos a la constitución de un despotismo, el más gigantesco y asolador de que hay memoria en los hombres. A esto camina la civilización y a esto camina el mundo. Para anunciar estas cosas no necesito ser profeta. Me basta considerar el conjunto pavoroso de los acontecimientos humanos desde su único punto de vista verdadero: desde las alturas católicas».
    • Fuente: Discurso sobre la dictadura (1849) [1]
    • Nota: Dirigiéndose a los bancos de la izquierda, durante su discurso sobre la dictadura de 1849 defendiendo la política de Ramón María Narváez.

ReferenciasEditar