Fe

seguridad o confianza carente o ausente de pruebas

La fe es el «conjunto de creencias de una religión, una persona o un grupo o de personas». También se denominan así: la «confianza o buen concepto que se tiene de alguien o de algo»; la «creencia que se da a algo por la autoridad de quien lo dice o por la fama pública»; la «palabra que se da o promesa que se hace a alguien con cierta solemnidad o publicidad»; o la «aseveración de que algo es cierto».[1]

CitasEditar

  • «Al principio la Fe movía montañas sólo cuando era absolutamente necesario».
  • «Aquel que tiene fe nunca está solo».[4]
  • «Creer en Dios equivale a matarse. La fe no es más que una forma de suicidio».[5]
  • «¿Cuál es vuestra fe, hombres de Occidente? Tenéis de todo: riquezas, libertad civil, pero parecéis no creer en nada». [2]
  • «Del conflicto entre confianza y desconfianza, el niño desarrolla una esperanza, es decir la forma primigenia de lo que, en el adulto, se convertirá en fe». [6]
  • «El judaísmo ha aportado la esperanza, el cristianismo la caridad, el islam la fe». [7]
  • «El universo con todas sus pompas y con toda su hermosura es un caos para el hombre sin fe».[8]
  • «Es ocioso estar discutiendo la eterna alternativa de la razón y la fe. Las razón es, por sí misma, artículo de fe».[10]
  • «La fe es la virtud por la cual el hombre cree que es verdadero aquello que no siente ni entiende».[11]
  • «La fe, incluso la profunda, nunca es completa». [2]
  • «La fe no le hace feliz a uno, solo le hace más feliz». [2] En Los porqués de un escriba filosófico.
  • «La fe y la admiración son muy amables formas de pereza. Hay quien no cree y no admira por la misma causa».[12]
  • «Lo que entra en la mente por vía de razonamiento, cabe ser corregido; lo admitido por fe, casi nunca».[17]
  • «Más verdad dice la fe que los ojos».
  • «No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener hacia la fe de los demás el mismo respeto que se tiene por la propia».[19]
  • No se vive sin la fe. La fe es el conocimiento del significado de la vida humana. La fe es la fuerza de la vida. Si el hombre vive es porque cree algo.[20]
  • «Si yo perdiera mi fe en ti, me moriría. Yo sé, amor mío, que las nubes solo duran un momento y que el sol es para todos los días.»[23]
  • «Tal vez si quisiera ser comprendido o comprender podría engatuasarme a mi mismo con la fe, pero soy un reportero y Dios existe solo para los editorialistas».[2] En El americano impasible.

Citas por autorEditar

San AgustínEditar

Página principal: Agustín de Hipona
  • «Fe es creer en lo que no vemos; y la recompensa es ver lo que creemos».[24][25]
    • Versión de Unamuno: «La fe no es creer lo que no vimos, sino creer lo que no vemos».[26][27]
  • Todo el que cree, piensa. Porque la fe, si lo que cree no se piensa, es nula.[28]

UnamunoEditar

Página principal: Unamuno
  • «El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él».[29]
  • «La fe es la fuente de la realidad, porque es la vida; creer es crear».[27] p. 16.

Simon VestdijkEditar

Página principal: w:Simon Vestdijk
  • «Al final, la fe es un asunto individual y no colectivo». [2] En Crónica purificadora, 1956.
  • «La incredulidad es impaciencia. La fe ignora la prisa». [30]

Proverbios, refranes y dichosEditar

  • «El amor y la fe, en las obras se ve».[31]

Ejemplos de culto en diversas confesiones religiosasEditar

  • «Sabed que quien cambia la fe por la incredulidad, deja lo bello en medio del camino».[32]

ReferenciasEditar

  1. definiciones del DLE
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 2,6 Albaigès (1997), pp. 412-3.
  3. Monterroso, Augusto. La oveja negra y demás fábulas. Editorial Seix-Barral, 1981; ISBN 8432203807. Página 19.
  4. Palomo (2013), p. 129.
  5. Albaigès (1997), p. 322. Mis inscripciones
  6. Albaigès (1997), p. 406. Artículo de 1983.
  7. Albaigès (1997), p. 432.
  8. Ladrón de Guevara, Pedro Luis. Leopardi en los poetas españoles. Huerga y Fierro Editores, 2005. ISBN 9788483742068. p. 61. Sobre los Cantos de Leopardi, 1855.
  9. Gil-Albert, Juan (2017). Un arte de vivir. Renacimiento (ed. Claudia Simón). p. 64.  ISBN 9788416981618.
  10. Ortega (2013), p. 3534.
  11. Ortega (2013), p. 1725.
  12. Ortega (2013), p. 1731.
  13. Señor (1997), p. 457.
  14. Albaigès (1997), p. 429. Thougts in a Dry Season, 1978.
  15. El octavo día, Aguilar 1971. [ref. incompleta]
  16. Albaigès (1997), p. 589.
  17. Ramón y Cajal, Santiago (2016). Charlas de café. Renacimiento (ed. Manuel Neila). p. 94.  ISBN 9788416685622.
  18. Ortega (2013), p. 1726.
  19. Palomo (1997), p. 278.
  20. Palomo (2013), p. 129.
  21. Albaigès (1997), p. 364. La iniciación de un hombre (1917).
  22. Palomo (2013), p. 129.
  23. Ortega (2013), p. 1731.
  24. Palomo (2013), p. 129.
  25. Ortega (2013), p. 1728.
  26. Según Palomo (2013), p. 129.
  27. 27,0 27,1 Texto original en un artículo titulado "La fe": «¡Creer lo que no vimos, no!, sino crear lo que no vemos. Crear lo que no vemos, sí, crearlo y vivirlo, y consumirlo, y volverlo a crear y consumirlo de nuevo, viviéndolo otra vez, para otra vez crearlo... y así; en incesante tormento vital». citado por Díaz-Peterson en Estudios sobre Unamuno. Verbum Editorial, 2013 ISBN 978-84-7962-802-4, p. 56.
  28. [sin fuente original] en Introducción a la ética: Historia y Fundamentos, por José Ramón Ayllón. Ed. Palabra, 2011; p. 49; ISBN 9788498400137.
  29. Palomo (2013), p. 80.
  30. Albaigès (1997), p. 405. La isla al ron, 1940.
  31. Palomo (2013), p. 41.
  32. Señor (1997), p. 458.

BibliografíaEditar

  • Ortega, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 9786073116312.
  • Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar