Friedrich Nietzsche

filósofo alemán
Friedrich Wilhelm Nietzsche
«Dios ha muerto. ¡Viva el hombre, que lo ha matado!»
«Dios ha muerto. ¡Viva el hombre, que lo ha matado!»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 120 años.
Icon PD.svg

Friedrich Nietzsche (Röcken, cerca de Lützen, 15 de octubre de 1844-Weimar, 25 de agosto de 1900) fue un filósofo, poeta y filólogo alemán.

CitasEditar

  • «Cuando miras mucho tiempo el interior de un abismo, el abismo también mira tu interior».[1]
  • «El cristianismo dio de beber veneno a Eros: este, ciertamente, no murió, pero degeneró convirtiéndose en un vicio».[3]
  • «Un filósofo casado es un personaje de comedia».
    • Fuente: Citado en Brennot, Philippe, El genio y la locura[4]
  • «Pongo siempre en mis escritos toda mi vida y toda mi persona; ignoro lo que pueden ser los problemas puramente intelectuales».
    • Fuente: apuntes de 1874. Citado en Martínez Estrada, Ezequiel. Heraldos de la verdad: Montaigne, Balzac, Nietzsche[5]

Citas de sus obrasEditar

El nacimiento de la tragedia desde el espíritu de la música (1872)Editar

  • «Nada hay más temible que una clase bárbara de esclavos que ha aprendido a considerar su existencia como una injusticia y que se dispone no sólo a vengarse a sí propia, sino a todas las generaciones anteriores».[6]

Sobre verdad y mentira en sentido extramoral (1873)Editar

  • «... cuán lamentable, cuán sombrío y caduco, cuán inútil y arbitrario es el aspecto que tiene el intelecto humano dentro de la naturaleza; hubo eternidades en las que no existió; cuando de nuevo se haya acabado, no habrá sucedido nada. Pues no hay para ese intelecto ninguna misión ulterior que conduzca más allá de la vida humana».
    • Fuente: I
  • «... el más orgulloso de los hombres, el filósofo, es totalmente de la opinión de que, desde todas partes, los ojos del universo están dirigidos telescópicamente a sus obras y a sus pensamientos».
    • Fuente: I
  • «Este arte de la ficción llega a su cima en el ser humano: aquí el engaño, la adulación, la mentira y el fraude, las habladurías, la hipocresía, el vivir de lustres heredados, el enmascaramiento, el convencionalismo encubridor, el teatro ante los demás y ante uno mismo, en una palabra, el revoloteo incesante en torno a la llama de la vanidad es hasta tal punto la regla y la ley...».
    • Fuente: I
  • «... se contenta con recibir estímulos y, por así decirlo, jugar un juego de tanteo sobre el dorso de las cosas».
    • Fuente: I
  • «... ya que el hombre quiere existir, a la vez por necesidad y por aburrimiento, de una forma social y gregaria, necesita un tratado de paz».
    • Fuente: I
  • «¿Qué es una palabra? La reproducción en sonidos articulados de un estímulo nervioso».
    • Fuente: I
  • «Los diferentes idiomas, reunidos y comparados, muestran que con las palabras no se llega jamás a la verdad ni a una expresión adecuada: pues, de lo contrario, no habría tantos».
    • Fuente: I
  • «Creemos saber algo de las cosas mismas cuando hablamos de árboles, colores, nieve y flores y no poseemos, sin embargo más que metáforas de las cosas, que no corresponden en absoluto a las esencialidades originarias».
    • Fuente: I
  • «¿Qué es la verdad? Un ejército móvil de metáforas, metonimias, antropomorfismos, en una palabra, una suma de relaciones humanas que han sido realzadas, extrapoladas, adornadas poética y retóricamente y que, después de un prolongado uso, a un pueblo le parecen fijas, canónicas, obligatorias:».
    • Fuente: I
  • «...¿qué es para nosotros, en suma, una ley de la naturaleza? No nos es conocida en sí, sino solamente en sus efectos, es decir, en sus relaciones con otras leyes de la naturaleza que, a su vez, sólo nos son conocidas como relaciones».
    • Fuente: I
  • «No sabemos todavía de dónde proviene el impulso hacia la verdad: pues hasta ahora solamente hemos hablado de la obligación que la sociedad establece para existir, la de ser veraz, es decir, usar las metáforas usuales, así pues, dicho en términos morales, de la obligación de mentir según una convención fija, de mentir borreguilmente en un estilo obligatorio para todos».
    • Fuente: I
  • «El hombre, como genio constructor, se eleva de tales modos muy por encima de la abeja: ésta construye con cera que recoge de la naturaleza, él con la materia mucho más fina de los conceptos que primero tiene que fabricar de sí mismo».
    • Fuente: I
  • «... en el edificio de los conceptos trabaja originariamente el lenguaje, en épocas posteriores la ciencia».
    • Fuente: II
  • «Pero el hombre mismo tiene una invencible tendencia a dejarse engañar».
    • Fuente: II
  • «El intelecto, ese maestro de la ficción, está libre y sin la carga de su ordinario servicio de esclavo tanto tiempo cuanto puede engañar sin causar daño y, entonces, celebra sus Saturnales; nunca es tan exuberante, tan rico, tan orgulloso, tan ágil tan temerario».
    • Fuente: II
  • «Hay épocas en las que están juntos el hombre racional y el hombre intuitivo, el uno angustiado ante la intuición, el otro mofándose de la abstracción; este último es tan irracional, pues, como poco artístico el primero».
    • Fuente: II

Consideraciones intempestivasEditar

De la utilidad y perjuicio de la historia para la vida (1874)Editar

  • «Por lo demás, detesto todo lo que no hace más que instruirme sin aumentar mi actividad o vivificarla inmediatamente. Con estas palabras de Goethe».
  • «Porque lo superfluo es enemigo de lo necesario».
  • «Queremos servir a la historia sólo en la medida en que ella sirve a la vida».
  • «Goethe ha dicho con mucha razón que, al mismo tiempo que cultivamos nuestras virtudes, cultivamos también nuestras faltas...».
  • «Observa el rebaño que ante ti desfila apacentándose: no sabe lo que es ayer ni lo que es hoy, corre de un lado a otro, come, descansa, hace la digestión, vuelve a correr, y así de la mañana a la noche, día tras día, atado a muy poca distancia con su placer y desplacer a la estaca del momento y, por ello, sin melancolía ni hastío. Ver esto le resulta duro al hombre porque ante el animal se jacta de su humanidad y, sin embargo, mira envidioso su felicidad — pues lo único que quiere es vivir de igual modo que el animal, sin hastío ni dolores, pero lo quiere en vano porque no lo quiere como el animal».
    • Fuente: § 1
  • «Pero se asombró también de sí mismo por no poder aprender a olvidar y seguir dependiendo siempre del pasado: por muy lejos y muy rápido que corra, la cadena corre con él».
    • Fuente: § 1
  • «Cuando la muerte aporta al fin el anhelado olvido...».
    • Fuente: § 1
  • «Que la existencia no es sino un ininterrumpido haber sido».
    • Fuente: § 1
  • «Si una felicidad, un ir en pos de nueva felicidad, en cualquier sentido, es lo que retiene a los vivos en la vida y los impulsa por el camino de la vida, acaso ningún filósofo tenga más razón que el cínico; pues la felicidad del animal, en su carácter de cínico consumado, es la prueba viviente que le da la razón al cinismo».
    • Fuente: § 1
  • «Acaso ningún filósofo tenga más razón que el cínico; pues la felicidad del animal, en su carácter de cínico consumado, es la prueba viviente que le da la razón al cinismo».
    • Fuente: § 1
  • «Quien no es capaz de tenderse, olvidando todo pasado, en el umbral del instante, quien no sabe estar ahí de pie en un punto, cual una diosa de la victoria, sin vértigo ni miedo, nunca sabrá lo que es la felicidad, y lo que es aún peor: nunca hará nada que pueda hacer felices a otros».
    • Fuente: § 1
  • «En consecuencia: es posible vivir, y aún vivir feliz, casi sin recordar, como lo muestra el animal: pero es totalmente imposible vivir sin olvidar».
    • Fuente: § 1
  • «Y se trata de una ley universal: todo ser viviente sólo dentro de un horizonte puede alcanzar salud, fuerza y fecundidad; si es incapaz dentro de un horizonte y, por otra parte, demasiado egoísta como para integrar la propia perspectiva en otra ajena, decae, lánguido y afiebrado, y sucumbe prematuramente».
    • Fuente: § 1
  • «Lo ahistórico y lo histórico son por igual necesarios para la salud de los individuos, de los pueblos y de las culturas».
    • Fuente: § 1
  • «Es verdad que el hombre sólo llega a ser hombre en la medida en que, pensando, meditando, comparando, separando y uniendo restringe ese elemento ahistórico, llega a ser hombre sólo como consecuencia de producirse dentro de aquel vaho envolvente un claro y radiante destello, es decir, sólo en virtud del poder de usar lo pasado para la vida y hacer nueva Historia sobre la base de lo acontecido: pero cuando se da un exceso de historia el hombre deja de serlo, y a no ser por aquella envoltura de lo ahistórico nunca hubiera llegado a ser hombre, ni osaría llegar a serlo».
    • Fuente: § 1
  • «Los hombres históricos: la mirada fija en el pasado los empuja hacia el futuro, los alienta a continuar luchando con la vida y enciende en ellos la esperanza de que lo bueno todavía vendrá, de que la felicidad está detrás de la montaña que se aprestan a escalar».
    • Fuente: § 1
    • «... del hombre suprahistórico que no ve su salvación en el proceso, sino que para él más bien el mundo está acabado y consumado a cada instante. ¡Qué podrían enseñar diez nuevos años que los diez anteriores no han sido capaces de enseñar!».
    • Fuente: § 1
  • «Pertenece la Historia ante todo al hombre activo y poderoso, a aquel que sostiene una magna lucha, necesita modelos, maestros, confortadores, y no puede encontrarlos entre sus compañeros ni en el presente».
    • Fuente: § 2
  • «Lo que haya podido dar una mayor dimensión y una realización más hermosa al concepto de hombre ha de tener una existencia eterna para poder seguir haciéndolo eternamente».
    • Fuente: § 2
  • «Para no sucumbir al desaliento y a la náusea en medio de los ociosos débiles y desesperanzados, de los compañeros aparentemente activos, pero en realidad tan sólo excitados y bullangueros, mira hacia atrás y hace alto en la marcha hacia su meta para tomar aliento».
    • Fuente: § 2
  • «La sorda rutina, lo mezquino y vil que llena todos los rincones del mundo y como pesado vaho envuelve todo lo grande, se vuelca entorpeciendo, engañando, rebajando y asfixiando en el camino que lo grande ha de recorrer rumbo a la inmortalidad».
    • Fuente: § 2
  • «Con referencia al hombre activo, Polibio, por ejemplo, define la historia política como la correcta preparación para el gobierno de un Estado y como la maestra más extraordinaria que haciéndonos recordar las calamidades ajenas exhorta a soportar con entereza las vicisitudes de la fortuna».
    • Fuente: § 2
  • «Porque lo que por lo pronto quieren es una sola cosa: vivir a cualquier precio».
    • Fuente: § 2
  • «... pero legando todos ellos la lección de que vive del modo más hermoso quien no da importancia a la existencia».
    • Fuente: § 2
  • «Que los grandes momentos en la lucha de los individuos forman una cadena, que en ellos perdura a través de los milenios un plano estelar de humanidad, que lo supremo de tal momento caducado hace ya mucho tiempo continúa siendo para mí algo vivo, claro y grande — he aquí la idea subyacente a la fe en la humanidad, idea que se corresponde con la exigencia de una historia monumental».
    • Fuente: § 2
  • «La sorda rutina, lo mezquino y vil que llena todos los rincones del mundo y como pesado vaho envuelve todo lo grande, se vuelca entorpeciendo, engañando, rebajando y asfixiando en el camino que lo grande ha de recorrer rumbo a la inmortalidad».
    • Fuente: § 2
  • «¿En qué forma le sirve, pues, al hombre de hoy la concepción monumental del pasado, la ocupación con lo clásico e infrecuente de tiempos pretéritos? Extrae de ella la seguridad de que lo grande alguna vez se dio, en todo caso fue posible, y, en consecuencia, volverá a ser posible alguna vez; avanza él más animado, pues ha quedado vencida la duda que lo asaltaba en horas de debilidad, la duda de que acaso aspirara a lo imposible».
    • Fuente: § 2
  • «Lo que se celebra en ocasión de las fiestas populares, festividades religiosas o conmemoraciones de hechos bélicos es, en definitiva, tal "efecto en sí"».
    • Fuente: § 2
  • «Haced que los muertos entierren a los vivos».
    • Fuente: § 2
  • «Como la historia mejor puede servir a la vida es atando también a los linajes y poblaciones menos favorecidos a su tierra y a sus costumbres tradicionales, proporcionándoles arraigo y disuadiéndoles de vagar por tierras extrañas en busca de lo mejor y disputando por su posesión».
    • Fuente: § 3
  • «Dicho con cierta libertad metafórica: el árbol siente sus raíces más de lo que podría verlas; y este sentimiento se mide por el tamaño y la fuerza de las ramas visibles».
    • Fuente: § 3
  • «El hecho de que algo se haya convertido en antiguo produce entonces la exigencia de que tenga que ser inmortal».
    • Fuente: § 3
  • «Aquí siempre acecha de cerca un peligro: llega el momento en que a todo lo antiguo y pretérito que aún entra en el campo visual se lo toma como igualmente venerable y, en cambio, se repudia combate a cuanto no siente veneración por lo antiguo, es decir, a lo nuevo y a lo que está en devenir».
    • Fuente: § 3
  • «La historia anticuaria degenera ya en el instante mismo en que deja de animarla e infundirle entusiasmo la vida palpitante del presente. Entonces decae la piedad y la rutina de los eruditos subsiste sin su compañía, girando con egoísmo y suficiencia alrededor de su propio eje».
    • Fuente: § 3
  • «... todo pasado merece ser condenado, pues en las cosas humanas siempre han privado la violencia y la debilidad humana».
    • Fuente: § 3
  • «Pues siendo como somos los resultados de generaciones anteriores, somos también los resultados de sus yerros, pasiones y extravíos, y aún de sus crímenes; no es posible desligarse del todo de esta cadena».
    • Fuente: § 3
  • «Que otros demuestren que hemos visto mal: nosotros vamos a decir lo que nos parece ver».
    • Fuente: § 4
  • «... los modernos no tenemos absolutamente nada propio; sólo llenándonos, con exceso, de épocas, costumbres, artes, filosofías, religiones y conocimientos ajenos llegamos a ser algo digno de atención, esto es, enciclopedias andantes...».
    • Fuente: § 4
  • «Pues, ¿qué medio le queda aún a la naturaleza para dominar lo que afluye en superabundancia y no deja de importunar? Sólo el de acogerlo tan fácilmente como sea posible, para eliminarlo y expulsarlo con rapidez».
    • Fuente: § 4
  • «(El hombre moderno)...; se ha convertido en espectador que goza y deambula y se encuentra ahora en una situación en que ni aún grandes guerras y revoluciones pueden apenas cambiar nada por un instante».
    • Fuente: § 5
  • «Quien ya no se atreve a creer en sí mismo, sino que, involuntariamente, para sentir interroga a la Historia: "¿Cómo debo aquí sentir?", de tan medroso, poco a poco queda hecho actor y representa un papel, por lo general hasta multitud de papeles y, en consecuencia, cada uno de ellos pésima y superficialmente».
    • Fuente: § 5
  • «Con harta frecuencia, sin embargo, la objetividad no es más que una frase».
    • Fuente: § 6
  • «Una religión, por ejemplo, que deba estar transpuesta en saber histórico bajo la actuación de la justicia pura, una religión que deba ser comprendida de un modo estrictamente científico, al final de este camino también queda destruida».
    • Fuente: § 7
  • «... dejar que todo finalmente resbale a esto se le llama el sentido histórico, la formación histórica».
    • Fuente: § 7
  • «El joven se ha convertido en un apátrida y llega a dudar de todas las costumbres y conceptos».
    • Fuente: § 7
  • «... vivimos todavía en la Edad Media y la historia es todavía teología encubierta: del mismo modo que la reverencia con que el profano ajeno a la ciencia trata a la casta científica en una reverencia legada por el clero. Lo que antes se daba a la Iglesia se da ahora, aunque e menor escala, a la ciencia».
    • Fuente: § 8
  • «... tendríamos que preguntar si nuestro destino ha de ser para toda la eternidad ser discípulos de la Antigüedad decadente».
    • Fuente: § 8
  • «Cristianamente hablando, el demonio es el regente del mundo y el campeón de los éxitos y del progreso».
    • Fuente: § 9
  • «Es la nuestra, sin duda, hora de grave peligro: los hombres parecen estar a punto de descubrir que en todos los tiempos el egoísmo de los individuos, de los grupos o de las masas ha sido el motor de los movimientos históricos; pero no se está alarmado por este descubrimiento, sino que a la vez se decreta: "El egoísmo ha de ser nuestro dios"».
    • Fuente: § 9
  • «... se ha aprendido que incumbe al Estado una misión específica en el sistema universal de egoísmos a fundarse: debe ser el patrono de todos los egoísmos inteligentes para protegerlos con su poder militar y policial contra las terribles explosiones del egoísmo no inteligente».
    • Fuente: § 9
  • «El hombre se retira entonces de la infinidad del horizonte, replegándose sobre sí mismo, y se encierra dentro del más reducido recinto egoísta, donde está condenado a secarse y atrofiarse: allí es probable que llegue a ser inteligente, pero nunca sabio».
    • Fuente: § 9
  • «Explicaba Platón que del mismo modo que no era posible mezclar estos metales (plata, hierro y bronce), no había de ser posible jamás subvertir y perturbar el orden de castas...».
    • Fuente: § 10
  • «... ningún concepto, ninguna consigna partidaria de las monedas corrientes fraseológicas y conceptuales del presente le sirva a esta juventud para definir su propia esencia, sino que en todas las horas buenas esté convencida de un poder que dentro de ella lucha, elimina y divide y de un sentimiento vital cada vez más elevado».
    • Fuente: § 10
  • «Aprendieron los griegos gradualmente a organizar el caos recapacitando, de acuerdo con la máxima délfica, sobre sí mismos, esto es, sobre sus legítimas necesidades y desechando las pseudonecesidades».
    • Fuente: § 10
  • «He aquí una alegoría para cada uno de nosotros: cada cual ha de organizar el caos que lleva en sí, recapacitando sobre sus legítimas necesidades».
    • Fuente: § 10

Schopenhauer como educador (1874)Editar

  • «En el fondo todo hombre sabe muy bien que sólo está una vez, en cuanto ejemplar único, sobre la tierra, y que ningún azar, por singular que sea, reunirá nuevamente, en una sola unidad, esa que él mismo es, un material tan asombrosamente diverso. Lo sabe, pero lo esconde, como si se tratara de un remordimiento de conciencia».
    • Fuente: § 1
  • «... cada hombre es un misterio único».
    • Fuente: § 1
  • «No hay, en la naturaleza toda, criatura más triste y repugnante que el hombre que ha desertado de su genio y que mira a derecha y a izquierda, detrás suyo y en todas las direcciones».
    • Fuente: § 1
  • «En el mundo no hay más que un camino que sólo tú puedes recorrer: ¿a dónde conduce? No preguntes, síguelo. ¿Quién dijo que un hombre jamás se eleva tan alto como cuando no sabe a dónde puede llevarle su camino?».
    • Fuente: § 1
  • «En este vaivén entre cristianismo y Antigüedad, entre un tímido o hipócrita cristianismo de las costumbres y una imitación no menos pusilánime y desconcertada de lo antiguo vive el hombre moderno y no se encuentra nada bien».
    • Fuente: § 2
  • «Nunca se necesitó tanto de educadores morales y nunca fue tan improbable encontrarlos».
    • Fuente: § 2
  • «Sólo conozco un escritor al que puedo situar al lado de Schopenhauer, o incluso aún más alto, en cuanto a honradez, y es Montaigne».
    • Fuente: § 2
  • «... sólo naturalezas de bronce como Beethoven, Goethe, Schopenhauer y Wagner pudieron sobrevivir».
    • Fuente: § 3
  • «... estas naturalezas odian más que a la muerte el hecho de que la simulación y la mera apariencia constituyan una necesidad».
    • Fuente: § 3
  • «La mayor parte de los libros han nacido, realmente, de vapores y humos de las cabezas».
    • Fuente: § 4
  • «Desde que el mundo existe se han fundado ya muchos estados; es una vieja historia. ¿Cómo podría bastar una innovación política para convertir a los hombres de una vez por todas en habitantes satisfechos de la tierra?».
    • Fuente: § 4
  • «En realidad, estamos viviendo, a este respecto, las consecuencias de la doctrina, pregonada últimamente desde todas las esquinas, de que el Estado es el objetivo supremo de la humanidad y de que no hay deber mayor para un hombre que el de servir al Estado. Algo en lo que yo no percibo tanto un regreso al paganismo cuanto a la tontería».
    • Fuente: § 4
  • «Ahora casi todo es determinado sobre la tierra tan sólo por las fuerzas más groseras y malignas, por el egoísmo de los que adquieren y por los caudillos militares».
    • Fuente: § 4
  • «El alemán resulta anguloso e inhábil cuando quiere afectar buenas maneras, pero es sublime y superior a todos cuando se le somete a la prueba del fuego. Y de este fuego alemán tendrán los elegantes buenos motivos para precaverse, no vaya a ser que un día los devore junto con todas sus muñecas e ídolos de cera».
    • Dicho de Richard Wagner.
    • Fuente: § 6
  • «Porque en el hombre moderno la avidez por la forma bella que dicta la moda se corresponde con la fealdad de su contenido».
    • Fuente: § 6
  • «Lo que los acomodados y propietarios quieren con su constante demanda de educación y cultura no es otra cosa que más adquisiciones, más beneficios».
    • Fuente: § 6

Humano, demasiado humano. Un libro para pensadores libres (1878)Editar

  • «Cuando dos antiguos amigos se vuelven a encontrar después de una larga separación, sucede muchas veces que afectan tener interés por cosas que les han llegado a ser completamente indiferentes; a veces lo notan ambos y no se atreven a descorrer el velo, a causa de una duda un poco triste. Así es como ciertas conversaciones parecen sostenerse en el reino de los muertos».
    • Fuente: II, § 259.
  • «Cuando nos transformamos radicalmente, nuestros amigos, los que no se han transformado, se convierten en los fantasmas de nuestro propio pasado; su voz resuena en nuestros oídos como si viniera de la región de las sombras, como si nos oyésemos a nosotros mismos, más jóvenes, pero más duros y menos maduros».
    • Fuente: II, § 242.
  • «La cultura griega del periodo clásico es una cultura de hombres. Por lo que a las mujeres respecta, todo lo dice Pericles en el discurso fúnebre con las palabras: tanto mejores son cuanto entre los hombres se habla de ellas lo menos posible. La relación erótica de los hombres con los adolescentes fue, en un grado inaccesible a nuestra comprensión, el presupuesto necesario, único, de toda educación viril (más o menos tal como entre nosotros durante mucho tiempo toda la educación superior de las mujeres sólo la reportaban los amoríos y el matrimonio); todo el idealismo de la fuerza de la naturaleza griega se vertió en esa relación y probablemente jamás han vuelto nunca los jóvenes a ser tratados tan atenta, tan amorosamente, tan absolutamente tomando en consideración su sumo bien (virtus), como en los siglos VI y VII, esto es, conforme a la bella máxima de Hölderlin: «pues amando da el mortal lo mejor de sí».
  • La mediocridad es la más feliz de las máscaras que puede usar un espíritu superior, porque el gran número, es decir, los mediocres, no sospechan que en ello haya engaño; y, sin embargo, por esto es por lo que se sirve de esta arma el espíritu superior: para no irritar, y, en casos no raros, por compasión y bondad».
    • Fuente: II, 2, § 175.
  • «La irracionalidad de una cosa no es un argumento en contra de su existencia, sino más bien una condición de la misma».
    • Fuente: IX, § 515.

Aurora. Reflexiones sobre los prejuicios morales (1881)Editar

  • «Cuanto más nos elevamos, más pequeños parecemos a quienes no saben volar».
    • Fuente: V, § 574.

La gaya ciencia (1882)Editar

  • «Aparece a veces sobre la tierra una especie de continuación del amor en que aquel ávido deseo que experimentan dos personas, una hacia otra, deja lugar a un nuevo deseo, a una ansia nueva, a una sed común, superior, de un ideal colocado por encima de ellos, mas, ¿quién conoce ese amor? ¿Quién lo ha sentido? Su verdadero nombre es amistad».
    • Fuente: aforismo 14.
  • «Soportamos más fácilmente la mala conciencia que la mala reputación».
    • Fuente: aforismo 52.
  • «¿Quién nos contara alguna vez la historia de los narcóticos, que es casi la historia de la cultura, de la denominada cultura superior?».
    • Fuente: aforismo 86.
  • ¡«Dios está muerto! ¡Dios queda muerto! ¡Y nosotros lo hemos matado!».
    • Fuente: aforismo 125.
  • «Pues primitivamente, siempre que el hombre veía que se producía un acontecimiento, creía en la existencia de una voluntad como causa de aquel, así como en la de seres que actuaban personalmente en un segundo plano. La idea de la mecánica le resultaba totalmente extraña».
    • Fuente: aforismo 127.
  • «Porque lo necesario es que el hombre llegue a estar contento de sí mismo, independientemente de que ello lo consiga con este o con aquel tipo de arte o poesía».
    • Fuente: aforismo 290.
  • «¡Llevemos la luz a la Tierra, seamos "la luz de la tierra"! Para eso tenemos alas, por eso somos rápidos, severos, viriles, incluso terribles, semejantes al fuego. ¡Qué nos teman quienes no saben calentarse ni alumbrarse con este fuego que somos!».
    • Fuente: aforismo 293.
  • «Toda clase de maestría se paga muy cara en este mundo, donde tal vez todo se paga muy caro».
    • Fuente: aforismo 366.
  • «La fuerza del conocimiento no reside en su grado de verdad, sino en su antigüedad, en su hacerse cuerpo, en su carácter de condición para la vida».

Así habló Zaratustra (1883, I y II; 1884, III; 1885, IV)Editar

Página principal: Así habló Zaratustra

Más allá del bien y del mal (1886)Editar

  • «Lo que se hace por amor está más allá del bien y del mal».
  • «El amor a uno solo es una barbarie, pues se practica a costa de todos los demás. También el amor a Dios».
    • Fuente: 67.
  • «Las épocas de mayor esplendor de nuestra vida son aquellas en las cuales reunimos el valor suficiente para declarar que lo malo que hay en nosotros es lo mejor de nosotros mismos».
  • «Quien a sí mismo se desprecia continúa apreciándose, sin embargo, a sí mismo en cuanto despreciador».
    • Fuente: 78.
  • «La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con que jugaba cuando era niño».
    • Fuente: 94.
  • «No existen fenómenos morales, sino sólo una interpretación moral de los fenómenos».
    • Fuente: 108.
  • «Constituye una fineza el que Dios aprendiese griego cuando quiso hacerse escritor — y el que no lo aprendiese mejor».
    • Fuente: 121.
  • «También el concubinato ha sido corrompido: por el matrimonio».
    • Fuente: 123.
  • «Por lo que más se nos castiga es por nuestras virtudes».
    • Fuente: 132.
  • «Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti».[7]
    • Fuente: 146.
  • «Lo que se hace por amor siempre acontece más allá del bien y del mal».
    • Fuente: 153.
  • «El sentimiento de lo trágico aumenta y disminuye con la sensualidad».
    • Fuente: 155.
  • «La demencia es algo raro en los individuos, pero en los grupos, los partidos, los pueblos, las épocas constituye la regla».
    • Fuente: 156.
  • «El pensamiento del suicidio es un poderoso medio de consuelo: con él se logra soportar más de una mala noche».
    • Fuente: 157.
  • «Hablar mucho de sí mismo es también un medio de ocultarse».
    • Fuente: 169.
  • «En última instancia lo que amamos es nuestro deseo, no lo deseado».
    • Fuente: 175.
  • «Es inhumano bendecir cuando nos han maldecido».
    • Fuente: 181.
  • «La vida misma es la voluntad de dominar».
  • «La física no es más que una interpretación del mundo a la medida de nuestros deseos».
  • «Lo que se llama libre albedrío no es más que el sentimiento de superioridad respecto de quien debe obedecer».
  • «En la vida real no existen más que voluntades fuertes y voluntades débiles».
  • «Ante los atrevidos y exploradores y aventureros se han abierto las puertas de un nuevo mundo de conocimientos más profundos».
  • «Todo hombre superior tiende instintivamente a buscar un nido donde estar al abrigo del vulgo, donde poder olvidar la regla hombre para sentirse a sí mismo como una excepción».
  • «Lo que sirve de alimento y fortaleza para los hombres superiores, debe ser casi un veneno para los hombres inferiores».
  • «Toda mente profunda necesita de una máscara».
  • «No toméis afección jamás a una persona, toda persona es una prisión, un vínculo. No cobréis afección tampoco a la patria».
  • «La fe cristiana es el sacrificio de toda libertad, de todo orgullo».
  • «Entre los hombres como en cualquier otra especie animal hay un exceso de enfermos, de degenerados, de débiles, de dolientes; los sanos constituyen una excepción».
  • «Las religiones tienden a conservar estos casos abortivos y a desterrar a los fuertes, hacer sospechosa la felicidad. Su objetivo es convertir al hombre en un aborto sublime».
  • «Los hombres superiores no se hacen por la fuerza de sus sentimientos, sino por la duración de los mismos».
  • «Las aventuras terribles acontecen a los que tienen algo de terrible».
  • «No se odia a quien se desprecia; se odia a quien se estima igual o superior».
  • «En toda espiritualidad independiente, en toda voluntad autónoma, en toda inteligencia elevada, se presiente un peligro, por ello ofende y engendra desconfianza».
  • «El hombre necesario del porvenir ha debido hallarse siempre en contradicción con su época».
  • «Las virtudes del filósofo son la administración de una justicia grande; el arte de mandar; la amplitud de voluntad; el ojo reposado, que rara vez se admira, que rara vez se humilla, que rara vez ama».
  • «Puede considerarse como un monstruoso atavismo que aún hoy el hombre vulgar está esperando las opiniones de los demás acerca de sí mismo para someterse a ellas».
  • «Hay un instinto de rango que ya de por sí es elevado».
  • «La vulgaridad de muchas naturalezas se manifiesta como agua corrompida cuando una gran reliquia pasa cerca».

La genealogía de la moral (1887)Editar

  • «La raza aria de los conquistadores, que se habían convertido en los dueños».
    • Fuente: I, 5
  • «... ¿quién nos garantiza a nosotros que la democracia moderna, el todavía más moderno anarquismo y, ante todo, aquella tendencia hacia la commune, hacia la forma más primitiva de sociedad, que hoy es propia de todos los socialistas de Europa, no significan en lo esencial un enorme atavismo —y que la raza de los conquistadores y señores, la raza de los arios—, no está sucumbiendo incluso fisiológicamente?».
    • Fuente: I, 5
  • «... con los judíos comienza la rebelión de los esclavos en la moral: esa rebelión que tiene tras de sí una historia bimilenaria y que hoy nosotros hemos perdido de vista tan sólo porque ha resultado vencedora».
    • Fuente: I, 7
  • «Crear un animal con derecho a hacer promesas: ¿no es esta la paradójica tarea que la naturaleza se ha propuesto en el caso del hombre? ¿No es el verdadero problema que atañe al hombre?»
    • Fuente: II, 2.
  • «El ateísmo y una especie de segunda inocencia van juntos».
    • Fuente: II, 20.
  • «Despreocupados, violentos, burlones: así nos quiere la sabiduría; es mujer y no ama nunca sino a un guerrero».
    • Fuente: III, 1.

El Anticristo, maldición sobre el cristianismo (1888)Editar

  • «Ciertos hombres nacen póstumos».
    • Fuente: Prólogo.
  • «¿Qué es lo bueno? Todo lo qué eleva en el hombre el sentimiento de poder, la voluntad de poder, el poder mismo. ¿Qué es lo malo? Todo lo que proviene de la debilidad. ¿Qué es felicidad? El sentimiento de lo que acrece el poder; el sentimiento de haber superado una resistencia».
    • Fuente: II.
  • «Los débiles y malogrados deben perecer: artículo primero de nuestro amor a los hombres. Y además se debe ayudarlos a perecer».
    • Fuente: II.
  • «¿Qué es más dañoso que cualquier vicio? — La compasión activa con todos los malogrados y débiles — el cristianismo».
    • Fuente: II.
  • «La humanidad no representa una evolución hacia algo mejor, o más fuerte, o más alto, al modo como hoy se cree eso. El progreso es meramente una idea moderna, es decir, una idea falsa».
    • Fuente: IV.
  • «Al cristianismo no se le debe adornar ni engalanar: él ha hecho una guerra a muerte a ese tipo superior de hombre, él ha extraído de esos instintos, por destilación, el mal, el hombre malvado — el hombre fuerte considerado como hombre típicamente reprobable, como hombre réprobo».
    • Fuente: V.
  • «El cristianismo ha tomado partido por todo lo que es débil, humilde, fracasado; ha hecho un ideal de la contradicción a los instintos de conservación de la vida fuerte; ha estropeado la razón incluso de los temperamentos espiritualmente más fuertes al enseñar a sentir como pecaminosos, como extraviados, como tentaciones, los supremos valores de la espiritualidad».
    • Fuente: V.
  • «Uno pierde fuerza cuando compadece».
    • Fuente: VII.
  • «La compasión obstaculiza en conjunto la ley de la evolución, que es la ley de la selección».
    • Fuente: VII.
  • «Nada es menos sano, en medio de nuestra nada sana modernidad, que la compasión cristiana».
    • Fuente: VII.
  • «El espíritu puro es la mentira pura».
    • Fuente: VIII.
  • «Mientras el sacerdote, ese negador, calumniador, envenenador profesional de la vida, siga siendo considerado como una especie superior de hombre, no habrá respuesta a la pregunta: ¿qué es la verdad?»
    • Fuente: VIII.
  • «Lo que un teólogo siente como verdadero, eso es, necesariamente, falso: en esto se tiene casi un criterio de verdad».
    • Fuente: IX.
  • «Hasta donde alcanza el influjo de los teólogos, el juicio de valor está puesto cabeza abajo, los conceptos verdadero y falso están necesariamente invertidos».
    • Fuente: IX.
  • «Definición del protestantismo: la hemiplejía del cristianismo —y de la razón—».
    • Fuente: X.
  • «¿Qué destruye más rápidamente que trabajar, pensar, sentir sin necesidad interna, sin una elección profundamente personal, sin placer, ¿como un autómata del "deber"? Es ésta precisamente la receta de la décadence, incluso del idiotismo... Kant se volvió idiota».
    • Fuente: XI.
  • «El instinto que yerra en todas y cada una de las cosas, la contranaturaleza como instinto, la décadence alemana como filosofía —¡eso es Kant!—».
    • Fuente: XI.
  • «Al hombre ya no lo derivamos del "espíritu", de la "divinidad", hemos vuelto a colocarlo entre los animales».
    • Fuente: XIV.
  • «...considerado de modo relativo, el hombre es el menos logrado de los animales, el más enfermizo, el más peligrosamente desviado de sus instintos — ¡desde luego, con todo esto, también, el más interesante!».
    • Fuente: XIV.
  • «El "espíritu puro" es una pura estupidez: si quitamos de la cuenta el sistema nervioso y los sentidos, la "envoltura mortal", erramos el cálculo».
    • Fuente: XIV.
  • «Un pueblo que continúa creyendo en sí mismo continúa teniendo también su Dios propio».
    • Fuente: XVI.
  • «La antinatural castración de un Dios para hacer de él un Dios meramente del bien estaría aquí fuera de todo lo deseable. Al Dios malvado se lo necesita tanto como al bueno; la propia existencia no la debe uno, en efecto, precisamente a la tolerancia, a la filantropía... ¿Qué importaría un Dios que no conociera la cólera, la venganza, la burla, la astucia, la violencia?»
    • Fuente: XVI.
  • «No hay ninguna otra alternativa para los dioses: o son la voluntad de poder —y mientras serán dioses de un pueblo— o son, por el contrario, la impotencia del poder —y entonces se vuelven necesariamente buenos—».
    • Fuente: XVI.
  • «El budismo no es una religión en que meramente se aspire a la perfección: lo perfecto es el caso normal».
    • Fuente: XXI.
  • «El debilitamiento es la receta cristiana para la doma, para la "civilización"».
    • Fuente: XXII.
  • «A los que sufren hay que mantenerlos en pie con una esperanza que no pueda ser contradicha por ninguna realidad, que no quede suprimida por un cumplimiento: una esperanza del más allá».
    • Fuente: XXIII.
  • «Dios tiene que ser una persona; para que también los instintos más bajos puedan hablar, Dios tiene que ser joven. Para el ardor de las mujeres hay que poner en primer plano un santo hermoso, para el de los varones, una María».
    • Fuente: XXIII.
  • «El amor es el estado en el cual, la mayoría de las veces, el hombre ve las cosas como no son».
    • Fuente: XXIII.
  • «En el amor se soportan más cosas que en cualquier otra situación, se tolera todo».
    • Fuente: XXIII.
  • «Una expulsada del mundo, mediante el premio y el castigo, la causalidad natural, se requiere una causalidad antinatural: a partir de ahora el resto entero de cosas no naturales se sigue de aquí».
    • Fuente: XXV.
  • «Y a la Iglesia la secundaron los filósofos: la mentira del "orden moral del mundo" atraviesa el desarrollo entero de la misma filosofía moderna».
    • Fuente: XXVI.
  • «... De las figuras poderosas de la historia de Israel, dotadas de una constitución muy libre, han hecho, según las necesidades, míseros mojigatos y santurrones, o "ateos", han simplificado la psicología de todo gran acontecimiento, reduciéndola a la fórmula, propia de idiotas, de obediencia o desobediencia a Dios».
    • Fuente: XXVI.
  • «... el sacerdote es un devorador de beefsteak ('bistec'), el sacerdote había formulado de una vez por todas qué es lo que él quiere tener, qué es la voluntad de Dios».
    • Fuente: XXVI.
  • «... A partir de ahora todas las cosas de la vida están ordenadas de tal modo que el sacerdote resulta indispensable en todas partes, en todos los acontecimientos naturales de la vida, en el nacimiento, el matrimonio, la enfermedad, la muerte, para no hablar del sacrificio ("la cena"), aparece el parásito sagrado para desnaturalizarlos: dicho en su lenguaje, para "santificarlos"».
    • Fuente: XXVI.
  • «La desobediencia a Dios, es decir, al sacerdote, a "la ley", recibe ahora el nombre de "pecado"».
    • Fuente: XXVI.
  • «...únicamente el sacerdote "redime"... Calculadas las cosas psicológicamente, los "pecados" se vuelven indispensables en toda sociedad organizada de manera sacerdotal: ellos son las auténticas palancas del poder, el sacerdote vive de los pecados, tiene necesidad de que se "peque"».
    • Fuente: XXVI.
  • «Artículo supremo: "Dios perdona a quien hace penitencia" — dicho claramente: a quien se somete al sacerdote».
    • Fuente: XXVI.
  • «En un terreno tan falso, en el que toda naturaleza, todo valor natural, toda realidad tenían en contra suya los instintos más hondos de la clase dominante creció el cristianismo una forma de enemistad moral, hasta ahora no recuperada, a la realidad».
    • Fuente: XXVII.
  • «... el pequeño movimiento rebelde bautizado con el nombre de Jesús de Nazaret es el instinto judío una vez más».
    • Fuente: XXVII.
  • «Confieso que son pocos los libros que leo con tantas dificultades como los evangelios».
    • Fuente: XXVIII.
  • «Las historias de santos son la literatura más ambigua que existe; aplicar a ella el método científico, si no existen otros documentos, me parece una cosa condenada de antemano — mera ociosidad erudita».
    • Fuente: XXVIII.
  • «El miedo al dolor, incluso a lo infinitamente pequeño en el dolor no puede acabar de otro modo que en una religión del amor».
    • Fuente: XXX.
  • «... de sobra es conocida, en efecto, la falta de escrúpulos de todos los sectarios para componerse su propia apología a partir de su maestro».
    • Fuente: XXXI.
  • «... el cristianismo primitivo maneja solo conceptos judeo-semíticos».
    • Fuente: XXXII
  • «El concepto "hijo del hombre" no es una persona concreta, perteneciente a la historia, una realidad singular, irrepetible, sino un hecho "eterno" un símbolo psicológico desligado del concepto del tiempo».
    • Fuente: XXXIV
  • «La "hora de la muerte" no es un concepto cristiano».
    • Fuente: XXXIV
  • «El "reino de Dios" no es algo que se aguarde; no tiene un ayer ni un pasado mañana, no llega dentro de "mil años" — es una experiencia en un corazón; está en todas partes, no está en ningún lugar».
    • Fuente: XXXIV
  • «Quien buscase signos de que una divinidad irónica mueve sus dedos tras el gran juego del mundo, encontraría un apoyo no pequeño en el enorme signo de interrogación que se llama cristianismo».
    • Fuente: XXXVI
  • «Hay días en que me invade un sentimiento más negro que la más negra melancolía —el desprecio a los hombres—. Y para no dejar ninguna duda sobre qué es lo que yo desprecio, sobre quién es el que yo desprecio: es el hombre de hoy, el hombre del que yo soy fatalmente contemporáneo».
    • Fuente: XXXVIII
  • «... yo atravieso con una sombría cautela ese manicomio que ha sido el mundo durante milenios enteros, ya se llame "cristianismo", o "fe cristiana", o "Iglesia cristiana" — me guardo de hacer responsable a la humanidad de sus enfermedades mentales».
    • Fuente: XXXVIII
  • «Nuestra época está enterada... Lo que en otro tiempo no era más que algo enfermo se ha convertido hoy en algo indecente —es indecente ser hoy cristiano—. Y aquí comienza mi náusea».
    • Fuente: XXXVIII
  • «... nosotros tenemos que saber hoy que, en cada frase que dice, un teólogo, un sacerdote, un papa, no sólo yerra, sino que miente».
    • Fuente: XXXVIII
  • «Todos los conceptos de la Iglesia se hallan reconocidos como lo que son, como la más maligna superchería que existe, realizada con la finalidad de desvalorizar la naturaleza, los valores naturales; el sacerdote mismo se halla reconocido como lo que es, como la especie más peligrosa de parásito, como la auténtica araña venenosa de la vida».
    • Fuente: XXXVIII
  • «... en el fondo no ha habido más que un cristiano y ése murió en la cruz».
    • Fuente: XXXIX
  • «De hecho no ha habido en absoluto cristianos. El "cristiano", lo que hace dos milenios se llama un cristiano, es meramente un auto-malentendido psicológico».
    • Fuente: XXXIX
  • «... sólo la práctica cristiana, una vida tal como la vivió el que murió en la cruz, es cristiana. Todavía hoy esa vida es posible, para ciertos hombres es incluso necesaria: el cristianismo auténtico, el originario, será posible en todos los tiempos».
    • Fuente: XXXIX
  • «... y, sin embargo, ¡qué puede ser menos evangélico que la "reparación", el "castigo", el "someter a juicio"».
    • Fuente: XL
  • «Dios entregó su Hijo para remisión de los pecados, como víctima».
    • Fuente: XL
  • «... el budismo no promete, sino que cumple, el cristianismo promete todo, pero no cumple nada».
    • Fuente: XLII
  • «... todos los profetas han hablado de su "redentor"».
    • Fuente: XLII
  • «... Lo que él mismo no creía, creyéndolo los idiotas entre los cuales arrojó su doctrina. — Su necesidad era el poder; con Pablo, una vez más quiso el sacerdote alcanzar el poder».
    • Fuente: XLII
  • «¿Qué es lo único que Mahoma tomó en préstamo más tarde al cristianismo? El invento de Pablo, su medio de lograr la tiranía sacerdotal, de formar rebaños: la creencia en la inmortalidad — es decir la doctrina del juicio».
    • Fuente: XLII
  • «Cuando se coloca el centro de gravedad de la vida no en la vida, sino en el "más allá" —en la nada— se le ha quitado a la vida como tal el centro de gravedad».
    • Fuente: XLIII
  • «Vivir de tal modo que ya no tenga sentido vivir, eso es lo que ahora se convierte en el sentido de la vida».
    • Fuente: XLIII
  • «La salvación del alma —dicho claramente: el mundo gira alrededor de —».
    • Fuente: XLIII
  • «La "inmortalidad", concedida a todo Pedro y a todo Pablo, ha sido hasta ahora el atentado máximo contra la humanidad aristocrática, el atentado más maligno».
    • Fuente: XLIII
  • «El cristianismo es una rebelión de todo lo que se-arrastra-por-el-suelo contra lo que tiene altura: el evangelio de los "viles" envilece».
    • Fuente: XLIII
  • «La Biblia en general no consiente ninguna comparación. Estamos entre judíos: primer punto de vista para no perder aquí completamente el hilo».
    • Fuente: XLIV
  • «Es preciso no dejarse llevar a engaño: "¡no juzguéis"!, dicen, pero ellos mandan al infierno a todo lo que los estorba. Al hacer que Dios juzgue, son ellos mismos los que juzgan: al glorificar a Dios, se glorifican a sí mismos».
    • Fuente: XLIV
  • «El cristiano es sólo un judío de confesión "más libre"».
    • Fuente: XLIV
  • «Pablo ha sido el más grande de todos los apóstoles de la venganza».
    • Fuente: XLV
  • «Sino lo que es necio ante el mundo lo ha elegido Dios para deshonrar a los sabios; y lo que es débil ante el mundo lo ha elegido Dios para deshonrar a lo fuerte. Y lo innoble ante el mundo y lo despreciado lo ha elegido Dios, y lo que es nada, para aniquilar a lo que es algo».
    • Fuente: XLV
  • «Qué se sigue de esto? Que uno hace bien en ponerse los guantes cuando lee el Nuevo Testamento. La cercanía de tanta suciedad casi compele a hacerlo. Así como no elegiríamos para nuestras relaciones a unos judíos polacos, tampoco elegiríamos a unos "primeros cristianos": no es que sea siquiera necesario tener una objeción contra ellos... Ni unos ni otros huelen bien».
    • Fuente: XLVI
  • «Pero incluso los fariseos y los escribas sacan ventaja de tales adversarios, tienen que haber poseído algún valor para ser odiados de manera tan indecente».
    • Fuente: XLVI
  • «En el Nuevo Testamento hay únicamente instintos malos, no existe siquiera valor para ellos. Todo en él es cobardía, todo es cerrar los ojos y engañarse a sí mismo».
    • Fuente: XLVI
  • «Moraleja: toda palabra en boca de un "primer cristiano" es una mentira».
    • Fuente: XLVI
  • «Nosotros negamos a Dios en cuanto Dios».
    • Fuente: XLVII
  • «De hecho, no se es filólogo y médico sin ser también, al mismo tiempo, anticristiano».
    • Fuente: XLVII
  • «Contra el aburrimiento luchan en vano incluso los dioses».
    • Fuente: XLVIII
  • «... el hombre es algo entretenido».
    • Fuente: XLVIII
  • «La mujer fue el segundo fallo de Dios. "La mujer es, por su esencia, serpiente, Eva" — esto lo sabe todo sacerdote; "de la mujer viene todo infortunio al mundo" esto lo sabe asimismo todo sacerdote. "Por consiguiente, también la ciencia viene de ella"».
    • Fuente: XLVIII
  • «Sólo a través de la mujer llegó el hombre a gustar del árbol del conocimiento — ¿Qué había ocurrido? Al viejo Dios lo invadió una angustia infernal. El hombre mismo había sido su máximo fallo».
    • Fuente: XLVIII
  • «Y al viejo Dios se le ocurre una última decisión: "el hombre se ha vuelto científico — no queda otro remedio, ¡hay que ahogarlo!"».
    • Fuente: XLVIII
  • «El sacerdote conoce únicamente un peligro grande: ese peligro es la ciencia».
    • Fuente: XLIX
  • «El concepto de culpa y de castigo, incluida la doctrina de la "gracia", de la "redención" , del "perdón" —mentiras completas, carentes de toda realidad psicológica— todo eso ha sido inventado para destruir el sentido de las causas en el hombre: ¡son el atentado contra el concepto causa y efecto.!»
    • Fuente: XLIX
  • «... el sacerdote domina merced al invento del pecado».
    • Fuente: XLIX
  • «... se debe llegar a ser bienaventurado porque se cree».
    • Fuente: L
  • «Con lucha ha habido que conquistar todo avance en la verdad».
    • Fuente: L
  • «La fe hace bienaventurados a los hombres: por consiguiente, miente».
    • Fuente: L
  • «El cristiano tiene necesidad de la enfermedad, más o menos como los griegos tienen necesidad de un exceso de salud —poner enfermo al hombre es la verdadera intención oculta de todo el sistema de procedimientos salutíferos de la Iglesia—. Y la Iglesia misma —¿no es ella el manicomio católico como último ideal?—»
    • Fuente: LI
  • «... el cristianismo ha sido hasta ahora la máxima desgracia de la humanidad».
    • Fuente: LI
  • «El cristianismo es también antitético de toda buena constitución espiritual...».
    • Fuente: LII
  • «... La falta completa de limpieza psicológica en el sacerdote —que se delata en su mirada— es un fenómeno consecutivo de la décadence...».
    • Fuente: LII
  • «La verdad no es algo que uno posea y otro no posea».
    • Fuente: LIII
  • «No nos dejemos inducir a error: los grandes espíritus son escépticos. Zaratustra es un escéptico. La fortaleza, la libertad nacida de la fuerza y del exceso de fuerza del espíritu se prueba mediante el escepticismo».
    • Fuente: LIV
  • «Las convicciones son prisiones».
    • Fuente: LIV
  • «... Un espíritu que quiere cosas grandes, que quiere también los medios para conseguirlas, es necesariamente un escéptico. El estar libre de toda especie de convicciones, el poder-mirar-libremente, forma parte de la fortaleza».
    • Fuente: LIV
  • «El hombre de fe, el "creyente" de toda especie es, por necesidad, un hombre dependiente...».
    • Fuente: LIV
  • «La mentira más habitual es aquella por la que uno se miente a sí mismo».
    • Fuente: LV
  • «... el hombre de partido se convierte por necesidad en un mentiroso».
    • Fuente: LV
  • «Hay cuestiones en las que no le corresponde al hombre decidir sobre la verdad y la no-verdad: todas las cuestiones más altas, todos los problemas supremos del valor están más allá de la razón humana».
    • Fuente: LV
  • «Yo llamo mentira a no querer ver algo que se ve...».
    • Fuente: LV
  • «El hombre no puede saber de por sí qué es bueno y qué es malvado, por ello Dios le ha enseñado su voluntad... Moraleja: el sacerdote no miente».
    • Fuente: LV
  • «La "mentira santa" es común a Confucio, al Código de Manú, a Mahoma, a la Iglesia cristiana — no falta en Platón. "La verdad existe": esto significa, en cualquier lugar en que se lo oiga, el sacerdote miente...».
    • Fuente: LV
  • «El orden de castas, que es la ley suprema, dominante, es sólo la sanción de un orden natural, de una legalidad natural de primer rango sobre la que ningún capricho, ninguna idea moderna tiene poder».
    • Fuente: LVII
  • «La indignación es el privilegio de los chandalas; e igualmente el pesimismo».
    • Fuente: LVII
  • «¿A quién es a quien yo más odio, entre la chusma de hoy? A la chusma de los socialistas, a los apóstoles de los chándalas, que con su pequeño ser socavan el instinto, el placer, el sentimiento de satisfacción del obrero — que lo hacen envidioso, que le enseñan la venganza... La injusticia no está nunca en los derechos desiguales; sino en reclamar derechos «iguales»... ¿Qué es malo? Todo lo que procede de la debilidad, de la envidia, de la venganza — el anarquista y el cristiano son de una misma procedencia».
    • Fuente: LVII
  • «Es lícito establecer una ecuación perfecta entre el cristiano y el anarquista: su finalidad, su instinto tienden sólo a la destrucción».
    • Fuente: LVIII
  • «El cristianismo fue el vampiro del imperium romanum,»
    • Fuente: LVIII
  • «Léase a Lucrecio para comprender qué es lo que Epicuro combatió, no el paganismo, sino el cristianismo...».
    • Fuente: LVIII
  • «Pablo, el odio, hecho carne, hecho genio, del chandala a Roma, a el mundo el judío eterno por excelencia».
    • Fuente: LVIII
  • «Nihilista y cristiano: estas palabras riman, y no solo riman».
    • Fuente: LVIII
  • «Todo lo miserable, lo sufre que de sí mismo, lo atormentado por malos sentimientos, el entero mundo-ghetto del alma, ¡de un golpe, encumbrado! — Basta leer a cualquier agitador cristiano, a San Agustín, por ejemplo, para comprender, para oler qué sucia pandilla se encumbró de ese modo».
    • Fuente: LIX
  • «Cuando el islam desprecia al cristianismo, tiene mil veces derecho a hacerlo: el islam tiene como presupuesto suyo varones».
    • Fuente: LIX
  • «El cristianismo nos arrebató la cosecha de la cultura antigua, más tarde volvió a arrebatarnos la cosecha de la cultura islámica».
    • Fuente: LX
  • «El prodigioso mundo de la cultura mora de España, que en el fondo es más afín a nosotros que Roma y que Grecia, que habla a nuestro sentido y a nuestro gusto con más fuerza que aquéllas, fue pisoteado».
    • Fuente: LX
  • «¡Seamos francos! Las cruzadas — ¡piratería superior, nada más!»
    • Fuente: LX
  • «¡Que precisamente con ayuda de espadas alemanas, de sangre y valor alemanes haya hecho la Iglesia su guerra de mortal enemistad a todo lo aristocrático que existe en la tierra!»
    • Fuente: LX
  • «El cristianismo, el alcohol — los dos grandes medios de corrupción».
    • Fuente: LX
  • «Yo no comprendo cómo un alemán ha podido tener alguna vez sentimientos cristianos».
    • Fuente: LX
  • «¿Se entiende por fin, se quiere entender qué fue el Renacimiento? La transvalorización de los valores cristianos, la tentativa, emprendida con todos los medios, con todos los instintos, con todo el genio, de llevar a la victoria a los contra-valores, a los valores aristocráticos».
    • Fuente: LXI
  • «Un hombre religioso piensa sólo en sí mismo».
    • Fuente: LXI
  • «... Hacer todas las cosas vanas: tal fue siempre la obra de los alemanes. La Reforma; Leibnitz; Kant y la llamada filosofía alemana; las guerras de liberación; el Reich; cada vez un en vano de algo que iba a realizarse, para alguna cosa irreparable. Estos alemanes son mis enemigos, lo confieso; en ellos desprecio yo toda una especie de impureza de ideas y de valores, de vileza frente a todo sincero sí y no».[8]
    • Fuente: LXI
  • «¡En la silla del papa no estaban ya sentados la vieja corrupción, el peccatum originale, el cristianismo! ¡Sino la vida! ¡Sino el triunfo de la vida! ¡Sino el gran sí a todas las cosas elevadas, bellas, temerarias!... Y Lutero restauró de nuevo la Iglesia: la atacó».
    • Fuente: LXI
  • «Si no se termina con el cristianismo, culpables de ello serán los alemanes».
    • Fuente: LXI
  • «Yo condeno al cristianismo, yo levanto contra la Iglesia cristiana la más terrible de todas las acusaciones que jamás acusador alguno ha tenido en su boca. Ella es para mí la más grande de todas las corrupciones imaginables, ella ha querido la última de las corrupciones posibles. Nada ha dejado la Iglesia cristiana de tocar con su corrupción, de todo valor ha hecho un no-valor, de toda verdad, una mentira, de toda honestidad, una bajeza de alma».
    • Fuente: LXII
  • «¡Esas serían para mí las bendiciones del cristianismo! — El parasitismo como única praxis de la Iglesia; con su ideal de clorosis, con su ideal de santidad, beber hasta el final toda sangre, todo amor, toda esperanza de vida; el más allá, como voluntad de negación de toda realidad; la cruz, como signo de reconocimiento para la más subterránea conjura habida nunca — contra la salud, la belleza, la buena constitución, la valentía, el espíritu, la bondad de alma, contra la vida misma».
    • Fuente: LXII

«Ley contra el cristianismo»Editar

  • «Dada en el día de la salvación en el día primero del año uno (30 de septiembre de 1888 de la falsa cronología)».
  • «Guerra a muerte contra el vicio: el vicio es el cristianismo».
  • «Artículo primero. — Viciosa es toda especie de contranaturaleza. La especie más viciosa de hombre es el sacerdote: él enseña la contranaturaleza. Contra el sacerdote no se tienen razones, se tiene presidio».
  • «Artículo segundo. — Toda participación en un servicio divino es un atentado contra la moralidad pública. Se será más duro contra los protestantes que contra los católicos, más duro contra los protestantes liberales que contra los protestantes ortodoxos. Lo que hay de criminal en el ser-cristiano crece en la medida en que uno se aproxima a la ciencia. El criminal de los criminales es, por consiguiente, el filósofo».
  • «Artículo tercero. — El lugar maldito en que el cristianismo ha incubado sus huevos de basilisco será arrasado, y, como lugar infame de la tierra, constituirá el terror de toda la posteridad. En él se criarán serpientes venenosas».
  • «Artículo cuarto. — La predicación de la castidad es una incitación publica a la contranaturaleza. Todo desprecio de la vida sexual, toda impurificación de la misma con el concepto de «impuro» es el autentico pecado contra el espíritu santo de la vida».
  • «Artículo quinto. — Comer en la misma mesa con un sacerdote le hace quedar a uno expulsado: con ello uno se excomulga a sí mismo de la sociedad honesta. El sacerdote es nuestro chandala — se le proscribirá, se lo hará morir de hambre, se lo echará a toda especie de desierto».
  • «Artículo sexto. — A la historia «sagrada» se la llamará con el nombre que merece, historia maldita; las palabras «Dios», «redentor», «santo», se las empleará como insultos como divisas para los criminales».
  • «Artículo séptimo. — El resto se sigue de aquí».

Ecce homo. Cómo se llega a ser lo que se es (1889)[9]Editar

Crepúsculo de los ídolos, o cómo se filosofa con el martillo (1889)Editar

  • «La ociosidad es el comienzo de toda psicología. ¿Cómo?, ¿sería la psicología un vicio?».[10]
    • Nota: Basado en un conocido proverbio alemán, conocido también en otras lenguas «La ociosidad es el comienzo de todos los vicios». Ya en otoño de 1881 había aplicado ese mismo proverbio a la «ociosidad de Zaratustra». Un fragmento inédito de aquella época dice: «La ociosidad de Zaratustra es, sin embargo, el comienzo de todos los vicios».
  • «Aun el más animoso de nosotros sólo raras veces tiene ánimo para lo que él propiamente sabe».[11]
  • «De la escuela de la guerra de la vida. – Lo que no me mata, me hace más fuerte».[sin fuentes]
    • En alemán: «Aus der Kriegsschule des Lebens. – Was mich nicht umbringt, macht mich stärker».[sin fuentes]
    • Fuente: aforismo 8.
    • Otra versión: «[El hombre saludable]... saca ventaja de sus contrariedades; lo que no le mata le hace más fuerte».[sin fuentes]
      • Ecce homo, capítulo «Por qué soy tan sabio», aforismo 2.

Fragmentos póstumosEditar

  • «[...] cuanto más espíritu, más sufrimiento [...] Y también: cuanta más estupidez tanto mayor bienestar».
    • Nota: principios de 1875 a primavera de 1876.
  • «A partir de su pesimismo Schopenhauer tenía completo derecho a dejar como única virtud la compasión: con ella es con la que más enérgicamente se fomenta de hecho la negación de la voluntad de vivir. La compasión, la caritas, al permitir a los deprimidos y a los débiles seguir viviendo y tener descendencia obstaculiza las leyes naturales de la evolución: acelera la decadencia, destruye la especie — niega la vida. ¿Por qué las otras especies animales permaneces sanas? Porque carecen de compasión».
    • Nota: años 1887-1888.

Citas de su epistolarioEditar

  • «Más allá de la lucha entre las naciones, lo que nos ha aterrado es aquella cabeza de hidra internacional que repentinamente hizo su temible aparición, como anuncio de luchas futuras muy distintas».
    • Nota: en una carta a su amigo el barón Carl von Gersdorff (21 de junio de 1871), semanas después de la Guerra franco-prusiana y de la Comuna de París.[12]

Citas sobre NietzscheEditar

  • «El filósofo de la abominable Alemania hitleriana es el Nietzsche malo, borracho de darwinismo, un Nietzsche que ni siquiera es alemán. El último gran filósofo de Alemania, el más escuchado por los doctos, es el casi antípoda de Nietzsche, Martin Heidegger, un metafísico de la humildad. Quienes, como Heidegger, creen en la profunda dignidad del hombre, no piensan mejorarlo exaltando su animalidad. El hombre heideggeriano es el antipolo del germano de Hitler».[13]
    • Antonio Machado
    • Fuente: «Notas inactuales a la manera de Juan de Mairena», en Los complementarios (1957), página 193.

ReferenciasEditar

  1. Cuesta Martínez, Francisco Luis. El recuerdo. Editorial Punto Rojo Libros, 2016, ISBN 9781635035803.
  2. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía, p. 265. Punto Rojo Libros, 2013. En Google Libros. Consultado el 23 de junio de 2019.
  3. Senosiáin, Serafín. El cuerpo tenebroso, p. 75. Editorial Pre-Textos, 1981, ISBN 9788485081400.
  4. Brennot, Philippe (2000). Punto de lectura (Suma de Letras), ed. El genio y la locura (or. Le génie et la follie) (3ª edición). Barcelona. p. 107. ISBN 84-663-0139-9. 
  5. Martínez Estrada, Ezequiel. Heraldos de la verdad: Montaigne, Balzac, Nietzsche, p. 226. Editorial Nova, 1958. En Google Libros. Consultado el 20 de junio de 2019.
  6. Nietzsche, Friedrich W. «Die Geburt der Tragödie», en Werke, vol. I, p. 100. Karl Schlechta, ed., Fráncfort, Ullstein, 1979.
  7. Cuesta Martínez, Francisco Luis. El recuerdo. Editorial Punto Rojo Libros, 2016, ISBN 9781635035803.
  8. Nietzsche, Friedrich W. Colección de Friedrich Nietzsche, p. 457. e-artnow, 2015. En Google Libros. Consultado el 23 de junio de 2019.
  9. Ecce homo. Cómo se llega a ser lo que se es (en español).
  10. Nietzsche, Friedrich W. Crepúsculo de los ídolos o cómo se filosofa con el martillo, sección «Sentencias y flechas». Alianza Editorial, ISBN 84-206-3395-X.
  11. Nietzsche, Friedrich W. Crepúsculo de los ídolos o cómo se filosofa con el martillo. Alianza Editorial, ISBN 84-206-3395-X.
  12. Nietzsche, Friedrich W. Werke, vol. IV, pp. 1042-1043. Karl Schlechta, ed., Fráncfort, Ullstein, 1979.
  13. Machado, Antonio (1968 (2.ª ed.). Los complementarios. (Selección de Guillermo de Torre). Losada.