El Castigo es la aplicación deliberada de dolor y sufrimiento corporal a una persona con la intención de castigarla o para que cambie su conducta.

La finalidad del castigo es asegurarse de que el culpable no reincidirá en el delito y lograr que los demás se abstengan de cometerlo.
Cesare Beccaria

CitasEditar

  • «Dios castiga en los hijos las culpas de los padres, porque sabe que no hay mayor dolor para los padres que el dolor de los hijos».[1]
  • El castigo del embustero es no ser creído aún cuando diga la verdad.
  • La finalidad del castigo es asegurarse de que el culpable no reincidirá en el delito y lograr que los demás se abstengan de cometerlo.

ReferenciasEditar

  1. Ortega Blake (2013), p. 702.

Enlaces externosEditar