El castigo es una «pena que se impone a quien ha cometido un delito o falta».[2]

«Generalmente queremos para nosotros la justicia que recompensa, y para los demás la que castiga».[1]

CitasEditar

  • «Dios castiga en los hijos las culpas de los padres, porque sabe que no hay mayor dolor para los padres que el dolor de los hijos».[4]

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 D. R. C. (1858), pp. 132-134. Consultado el 20 de febrero de 2020.
  2. Real Academia Española. «castigo.» Diccionario de la lengua española (Edición del Tricentenario, actualización 2019). Consultado el 20 de febrero de 2020.
  3. pág. 179.
  4. 4,0 4,1 4,2 Ortega Blake (2013). [1] Consultado el 20 de febrero de 2020.
  5. D. R. C. (1858), p. 96. Consultado el 20 de febrero de 2020.
  6. D. R. C. (1858), p. 44. Consultado el 20 de febrero de 2020.
  7. D. R. C. (1858), p. 57. Consultado el 20 de febrero de 2020.
  8. D. R. C. (1858), p. 7. Consultado el 20 de febrero de 2020.
  9. D. R. C. (1858), p. 148. Consultado el 20 de febrero de 2020.

BibliografíaEditar

  • D. R. C. (1858). Tesoro de la sabiduria de todos los siglos y paises: sentencias, pensamientos, máximas y dichos memorables de los sabios y hombres celebres. El Libro de Oro, Madrid. En Google Libros.

Enlaces externosEditar