Gibran Jalil Gibran

poeta libanés
(Redirigido desde «Khalil Gibrán»)
Gibrán Jalil Gibrán
«No se llega al alba sino por el sendero de la noche»
«No se llega al alba sino por el sendero de la noche»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 89 años.
Icon PD.svg

Gibrán Jalil Gibrán (Becharré, 6 de enero de 1883-Nueva York, 10 de abril de 1931) fue un poeta sirio-libanés. [También aparece como Yibrán Jalil Yibrán, Gibran Jalil Gibrán, Kahlil Gibran, Khalil Gibran, etc.]

CitasEditar

  • «Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños».[1]
  • «Algunos buscan el placer en el dolor; y otros no pueden limpiarse sino con suciedad».
    • Fuente: Dichos espirituales, 1963 (póstuma).[2]
  • «Aquel que filosofa es como un espejo que refleja los objetos que no puede ver, como una caverna que devuelve el eco de las voces que no oye».
    • Fuente: "Dichos".[3]
  • «Aquel que te perdona un pecado que no has cometido, se perdona a sí mismo su propio crimen».
    • Fuente: "Dichos".[4]
  • «Aquel que no usa su moralidad sino como si fuera su mejor ropaje, estaría mejor desnudo».[5]
  • «Bueno es dar cuando nos piden; pero mejor es dar sin que nos pidan, como buenos entendedores».[6]
  • «Conocí un segundo nacimiento, cuando mi alma y mi cuerpo se amaron y se casaron».[7]
  • «Das poco cuando das de tus posesiones. Es cuando das de ti mismo cuando realmente das».[8]
  • «Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar».[9]
  • «Del hablador he aprendido a callar; del intolerante, a ser indulgente, y del malévolo a tratar a los demás con amabilidad. Y por curioso que parezca, no siento ninguna gratitud hacia esos maestros».[10]
    • Fuente: Arena y espuma.[7]
  • «Del sufrimiento han surgido las almas más fuertes. Los carácteres más sólidos están plagados de cicatrices».[11]
  • «El ruiseñor se niega anidar en la jaula, para que la esclavitud no sea el destino de su cría».[12]
  • «El tirano reclama vino dulce de las uvas ácidas».[14]
  • «En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche viene una aurora sonriente».[15]
  • «Enséñame el rostro de tu madre y te diré quien eres».[16]
  • «Es bueno dar algo cuando ha sido perdido, pero es mejor dar sin demanda, comprendiendo».[17]
  • «Hacer amistad con el ignorante es tan tonto como discutir con el borracho».[18]
  • «Hay quienes dan con alegría y esa alegría es su premio».[19]
  • «Las cosas materiales matan al hombre sin sufrimiento; el amor lo reanima con vivificantes dolores».[20]
  • «Los hombres que no perdonan a las mujeres sus pequeños defectos jamás disfrutarán de sus grandes virtudes».[22]
  • «Los recuerdos son un traspié en el sendero de la esperanza».
    • Fuente: "Las nueve desdichas".[23]
  • «Madre: la palabra más bella pronunciada por el ser humano».[24]
  • «No busques al amigo para matar las horas, búscale con horas para vivir».[25]
  • «No se puede llegar al alba sino por el sendero de la noche».[26]
  • «Para entender el corazón y la mente de una persona, no te fijes en lo que ha hecho, no te fijes en que ha logrado, sino en lo que aspira a hacer».
    • Fuente: "Las artes de las naciones".[27]
  • «Poeta es aquel que te hace sentir, tras haber leído su poema, que sus mejores versos aún no han sido compuestos».
    • Fuente: "Dichos".[28]
  • «Si encuentras un esclavo dormido, no lo despiertes; puede estar soñando con la libertad. Si encuentras un esclavo dormido, despiértalo y háblale de la libertad».
    • Fuente: "Las nueve desdichas".[29]
  • «Ver que los ardides del zorro triunfan sobre la justicia del león, lleva al creyente a dudar de la justicia».[30]
  • «Vivir en la mente es esclavitud, a menos que la mente se haya convertido en una parte del cuerpo».
    • Fuente: "Dichos".[31]

ReferenciasEditar

  1. Palomo (2013), p. 256.
  2. Gibrán (2015), p.
  3. Gibrán (2015), p. ?
  4. Gibrán (2015), p. ?
  5. Gibran (2010), p. ?.
  6. Palomo (2013), p. 84.
  7. 7,0 7,1 Gibrán, Gibrán Jalil. Arena y espuma, 2016. ISBN 978-60-5043-374-6. [falta página]
  8. Señor (1997), p. 451.
  9. Palomo (2013), p. 178.
  10. Palomo (2013), p. 147.
  11. Palomo, Eduardo. Cuentos para el alma, p. 90. Editorial Punto Rojo Libros, 2016. ISBN 9781635035209.
  12. Palomo (2013), p. 116.
  13. Palomo (2013), p. 113.
  14. Señor (1997), p. 407.
  15. Señor (1997), p. 201.
  16. Ortega (2013), p. .
  17. Señor (1997), p. 116.
  18. Señor (1997), p. 294.
  19. p. 67.
  20. Señor (1997), p. 36.
  21. Señor (1997), p. 529.
  22. Palomo (2013), p. 205.
  23. Gibrán (2015), p.?
  24. Palomo (1997), p. 189.
  25. Palomo (2013), p. 35.
  26. Ortega (2013), p. 1792.
  27. Gibrán (2015), p.?
  28. Gibrán (2015), p.?
  29. Gibrán (2015), p.?
  30. Señor (1997), p. 307.
  31. Gibrán (2015), p.?
  32. Gibran (2010), p. 51.

BibliografíaEditar

  • Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. (En Google Books.)
  • Gibrán, Gibrán Jalil. El Profeta. Editorial EDAF, 2010. Traducido por Mauro Fernández Alonso de Armiño. ISBN 978-84-4142-312-1.
  • Gibrán, Gibrán Jalil. Dichos Espirituales. Traducido por Natalie Montoto. Editorial CreateSpace Independent Publishing Platform, 2015. ISBN 9781517272456. [falta página en todas las citas recopiladas]
  • Señor, Luis (2005). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543.