Apaga y vámonos

(Redirigido desde «¡Apaga y vámonos!»)

«Apaga y vámonos» es una dicho popular que «se emplea al ver que una cosa toca a su término»[1] o «cuando se oye o ve algo disparatado o absurdo».[1] Varios autores, como Buitrago (2017)[2] o Suazo (1999)[3] señalan a Sbarbi como el primero en registrar el dicho, indicando su origen en una historieta o anécdota entre dos sacerdotes, mientras que Iribarren (2013) refiere tanto a Sbarbi como a Montoto.[1]

CitasEditar

  • «Lamentablemente, la seductora y revolucionaria propuesta del antropólogo de Vera de Bidasoa [Julio Caro Baroja] cayó en el olvido, y los profesionales del género famoso "España como problema" han preferido seguir llorando los males de la patria —los enumerados por don Lucas Mellado y algunos más— desde las tradiciones agoreras del "no tenemos remedio", "me duele esto", "apaga y vámonos" y otras célebres retóricas decadentistas».[4]
  • «¿Qué hubiera dicho Mairena de Oswald Spengler y de su escepticismo fisiognómico, si hubiera leído La decadencia de Occidente? He aquí un hombre fáustico —hubiera dicho— de vuelta de su propia fisiognómica, el Apaga-y-vámonos de la germánica voluntad de poder».[5]
  • «Un ministro muy formal, el señor Camacho, dijo que siempre que daba una credencial de inspector, creía poner un trabuco en manos de un bandolero. Y si para mayor garantía los inspectores eran de la clase obrera, entonces apaga y vámonos».[6]
  • «Y entraron en el calabozo a tiempo que el verdugo, después de dar una vuelta de garrotillo, que no bastó para matar al preso, se preparaba a dar la segunda, que infaliblemente habría sido la de apaga y vámonos».[8]
    • Ricardo Palma
    • Fuente: «El hijo de la dicha». Tradiciones peruanas. Octava y última serie (1896)

Citas por autorEditar

GaldósEditar

  • «Estoy pensando en el regalo que tenemos que hacer al médico, y en eso se nos van a ir todos nuestros ahorros. Y gracias que no me traiga acá un oculista, que si lo llega a traer, apaga y vámonos».[9]
    • Fuente: La de Bringas, XXII, p. 137.
  • «[Segismundo Ballester (el licenciado en Farmacia que estaba al frente de la botica de Samaniego) tenía frecuentes altercados con Maxi...] ¡Carambita, hijo, si da usted en confundirme los alcoholatos con las tinturas alcohólicas, apaga y vámonos. Este frasco es el alcohol de coclearía, y este otro la tintura de acónito... Vea usted la receta y fijese bien... Si seguimos así, lo mejor sería que doña Casta cerrase el establecimiento!».[10]

Alonso Zamora VicenteEditar

  • «... antes de contestar tienes que fijarte con cuidado en los señores del tribunal, por si las moscas, no vaya a ser que el diablo la enrede y alguno tenga esas deficiencias, se dé por aludido y se pique y, entonces, apaga y vámonos».[11]
    • Fuente: Examen de ingreso: Madrid, años veinte, Espasa Calpe (1991)
  • «... a veces se te sube el burricio y ¡apaga y vámonos...! No vayamos a pringarla, que si tú tienes la culpa... Muy amigo tuyo, sí, yo daría mi sangre, tú lo sabes bien, pero soy más amigo de la verdad».[12]
    • Fuente: Cuentos con gusano dentro, Bitzoc (1998)
  • «Es una indecencia, claro que lo es, pero menos mal si se conforman con esa desvergüenza, que, aunque no te lo creas, pueden pasar a mayores y, entonces, apaga y vámonos».[12]
    • Fuente: Cuentos con gusano dentro, Bitzoc (1998)
  • «... y le reprocharía llevar los puños de la camisa sucios, o por dejarse las luces encendidas, por no cobrar la iguala a los del arrabal, qué pobres ni qué narices, que paguen, si uno se hace de miel, apaga y vamonos».[13]
    • Fuente: Vegas Bajas. Espasa Calpe (1987)

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 Iribarren, José María. El porqué de los dichos: sentido, origen y anécdota de los dichos, modismos y frases proverbiales, p. 64. Grupo Planeta, 2013. ISBN 8434422409, 9788434422407. En Google Libros. Consultado el 17 de marzo de 2020.
  2. Buitrago Jiménez, Alberto. Diccionario de dichos y frases hechas. Grupo Planeta, 2017. ISBN 8467050284, 9788467050288. En Google Libros. Consultado el 17 de marzo de 2020.
  3. Suazo Pascual, Guillermo. Abecedario de dichos y frases hechas, p. 139. EDAF, 1999. ISBN 8441405050, 9788441405059. En Google Libros. Consultado el 17 de marzo de 2020.
  4. Cueto, Juan; Juan Cruz (ed.). Yo nací con la infamia: La mirada vagabunda. Anagrama, 2012. ISBN 8433934031, 9788433934031. En Google Libros. Consultado el 20 de marzo de 2020.
  5. Machado, Antonio; Antonio Fernández Ferrer (ed.). Juan de Mairena, Volúmenes 1-2, p. 352. Cátedra, 1986. ISBN 8437605849, 9788437605845. En Google Libros. Consultado el 20 de marzo de 2020.
  6. «Segunda parte: A Miguel de Unamuno». El porvenir de España. Edición digital basada en la de Madrid, Espasa-Calpe, 1940 (Colección Austral). Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Consultado el 20 de marzo de 2020.
  7. Unamuno, Miguel de; Sergio Fernández Larraín (ed.). Cartas inéditas, p. 243. Zig-Zag, 1965. En Google Libros. Consultado el 20 de marzo de 2020.
  8. Palma, Ricardo. «El hijo de la dicha». Tradiciones peruanas. Octava y última serie, p. 226. Edición digital basada en la de Barcelona, Montaner y Simón, 1896. Tomo IV, pp. 209-356. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Consultado el 20 de marzo de 2020.
  9. Pérez Galdós, Benito. La de Bringas. Edición digital basada en la edición de Madrid, Imprenta y Litografía de La Guirnalda, 1884. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2001. Consultado el 18 de marzo de 2020.
  10. Pérez Galdós, Benito. Fortunata y Jacinta: (dos historias de casadas). Edición digital basada en la edición de Madrid, Imprenta de La Guirnalda, 1887. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2001. Consultado el 17 de marzo de 2020.
  11. Zamora Vicente, Alonso. Examen de ingreso: Madrid, años veinte, p. 120. Espasa Calpe, 1991. ISBN 8423972410, 9788423972418. En Google Libros. Consultado el 20 de marzo de 2020.
  12. 12,0 12,1 Zamora Vicente, Alonso. Cuentos con gusano dentro, pp. 49, 102. Bitzoc, 1998. ISBN 8487789846, 9788487789847
  13. Zamora Vicente, Alonso. Vegas Bajas, p. 36. Espasa Calpe, 1987. ISBN 8423921565, 9788423921560. En Google Libros. Consultado el 20 de marzo de 2020.