Entusiasmo

El entusiasmo se refiere, entre otras acepciones, a la «exaltación y fogosidad del ánimo, excitado por algo que lo admire o cautive» y la «inspiración divina de los poetas antiguos y de los profetas».[1]

CitasEditar

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados».[4]
  • «El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo».[5]
  • «No dejes apagar el entusiasmo, virtud tan valiosa como necesaria: trabaja, aspira, tiende siempre hacia la altura».[4]
  • «No hay en el mundo peor bancarrota que la del hombre que ha perdido el entusiasmo».[4]

ReferenciasEditar

  1. Real Academia Española. «entusiasmo.» Diccionario de la lengua española (Edición del Tricentenario/actualización 2019). Consultado el 8 de noviembre de 2019.
  2. Maldonado, Lorena G. «Todo lo que no sabías de Benito Pérez Galdós, el escritor que hay que leer para "sentirse español".» 1 de noviembre de 2019. El Español. Consultado el 8 de noviembre de 2019.
  3. Cuesta, Miguel; Sánchez, Jonathan. La clave Mendes: Todos los secretos del mejor agente de fútbol del mundo. La Esfera de los Libros, 2015. ISBN 978-84-9060-284-3.
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 Palomo (2013), p. 112.
  5. Palomo (2013), p. 140.
  6. Palomo (2013), p. 115.

BibliografíaEditar