Abrir menú principal

Winston Churchill

Primer ministro del Reino Unido
Winston Churchill
«No tengo nada más que ofrecer que sangre, ímprobo esfuerzo, lágrimas y sudor»
«No tengo nada más que ofrecer que sangre, ímprobo esfuerzo, lágrimas y sudor»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 54 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Winston Churchill (palacio de Blenheim, 30 de noviembre de 1874-Londres, 24 de enero de 1965) fue un estadista, historiador, escritor, militar, orador y primer ministro británico.

CitasEditar

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

AEditar

  • «Ahora que poderosas poblaciones son lanzadas contra otras [...] una guerra europea no acabaría sino con la ruina del vencido y con el agotamiento y el hundimiento comercial, casi tan fatal como el del vencido, del vencedor».[1]
    • Primer discurso realizado ante la Cámara de los Comunes, 1901.
  • «A veces, cuando la Fortuna frunce el ceño con más rencor, prepara sus más deslumbrantes regalos».[2]
    • 1931.
  • «Al cabo de cinco días había vencido mi repugnancia por el whisky. Y una vez hube tomado gusto, la repugnancia que sentía por el whisky se transformó rápidamente en una gran afición, y hasta la actualidad, si bien siempre he dado pruebas de cierta temperancia, nunca he dudado, llegada la ocasión de hacer honor al refresco fundamental y permanente del oficial blanco en Oriente».[3]
    • 1897.
  • «A mediados de junio de 1936, la creciente degeneración del régimen parlamentario en España, y el vigor con que se preparaban sendas revoluciones comunistas y anarquistas, desencadenó un alzamiento militar que llevaba tiempo preparándose... En España estaba manifestándose una perfecta reproducción del período de Kerensky en Rusia... Ninguno de los dos bandos que conspiraban podía alegar, con justicia, títulos de legalidad... Muchas de las garantías corrientes en la sociedad civilizada habían sido liquidadas por la infiltración comunista en un decaído gobierno parlamentario. Se producían atentados por ambas partes, y la pestilencia revolucionaria llegó a un punto tal, que los comunistas no titubeaban en asesinar a sus adversarios políticos en las calles o en sacarles de sus lechos para darles muerte».[4]
    • Fuente: Winston Churchill. La Segunda Guerra Mundial.

CEditar

  • «Cuanto más atrás puedas mirar, más adelante verás».[5]

DEditar

  • «Dejad, pues, el pasado a la Historia, pues yo tengo la intención de escribirla».[6]
    • 1901.
  • «De lo que estoy absolutamente seguro es de que, si comenzamos una discusión entre el pasado y el presente, descubriremos que hemos perdido el futuro».[7]
    • Este fue su mejor momento. Discurso ante la Cámara de los Comunes el 18 de junio de 1940.

EEditar

  • «EE. UU. hace invariablemente lo correcto, después de haber agotado el resto de alternativas».
    • Historia de los pueblos de habla inglesa (volumen II).
  • «El crecimiento antinatural y cada vez más veloz de las clases de mente débil e insanas, acoplada como lo está a una firme restricción de los linajes acaudalados, enérgicos y superiores, constituye un peligro nacional y racial que no es posible exagerar... Siento que hay que cortar y serrar la fuente de donde viene este torrente de locura antes de que pase otro año».
    • Carta a lord Asquith, 1910
  • «El presidente Roosevelt olvida con frecuencia que hay siete millones de polacos en los Estados Unidos... Siete millones de electores».
    • Comentario de Churchill a Stalin. Conferencia de Yalta.
  • «El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo de la ignorancia y la doctrina de la envidia».[9]
    • Conferencia Unionista de Escocia en Perth. 28 de mayo de 1948.
  • «El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de la riqueza; la virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de la miseria».[10]
  • «[El libro] era uno de esos gritos de dolor emitidos por las tropas en lucha a causa del sufrimiento prolongado y incalculable al que estaban expuestas; y, al igual que los poemas de Siegfreid Sassoon, debe ser leído por cada generación, para que los hombres y las mujeres no se dejen engañar respecto a lo que significan las guerras».
    • Original: «It was one of those cries of pain wrung from the fighting troops by the prolonged and measurless torment through which they passed; and like the poems of Siegfreid Sassoon should be read in each generation, so that men and women may rest under no illusion about what wars means».[11]
    • Fuente: Introducción a The Secret Battle (1919), de A. P. Herbert
  • «Es alarmante y nauseabundo ver cómo el Sr. Gandhi, un abogado sedicioso de M.T., haciéndose ahora el fakir, de esos tan conocidos en Oriente, trepa semidesnudo las escalinatas del palacio virreinal mientras sigue organizando y dirigiendo una campaña de desobediencia civil, para parlamentar de igual a igual con el representante del rey emperador».
    • Sobre el encuentro entre Gandhi y el virrey de la India, 1931.
  • «Este no es el final de la guerra, ni tan siquiera el principio del fin. Es, tal vez, el final del principio».[12]

HEditar

  • «He aquí... los seres vivientes que componían la nación, a quienes se les mandó en nombre del rey Eduardo VI que marcharan en cierto camino a la salvación, y que marcharan nuevamente en sentido contrario bajo la reina María; y todos los que rehusaban moverse conforme a la primera orden o volverse conforme a la segunda tenían que probar sus convicciones, si fuera necesario, en la horca o la hoguera».
    • Fuente: En su obra History of the English Speaking Peoples.

JEditar

  • «Jamás en la historia del conflicto humano, tantos debieron tanto a tan pocos».
    • Frase dirigida a los pilotos de la RAF escuadron 303 polaco.
    • Yalta, 1945.

LEditar

  • «La caída del tirano Perón en Argentina es la mejor reparación al orgullo del Imperio y tiene para mí tanta importancia como la victoria de la segunda guerra mundial, y las fuerzas del Imperio británico no le darán tregua, cuartel ni descanso en vida, ni tampoco después de muerto».
    • Discurso en la Cámara de los Comunes. 1955.
  • «Lamento la agonía de Rusia, pero los rusos mismos han tejido su destino dejando las manos libres a Hitler en Polonia. También ellos mismos se han privado de un segundo frente, dejando destruir al Ejército francés. Si nosotros hubiéramos sido destruidos en agosto de 1940 ellos se habrían quedado más que indiferentes».
  • «Los que se han encontrado con el señor Hitler cara a cara en asuntos públicos o en términos sociales han podido apreciar que se trata de un político altamente competente, ponderado, bien informado, de modales agradables y una desarmante sonrisa».
    • Grand Contemporaries, Londres 1935.

MEditar

  • «Malos serían los consejeros, oscuro sería el día en que nos embarcásemos en la más absurda, fútil y fatal de todas las guerras —una guerra con los Estados Unidos—».
    • Original: «Evil would be the counsellors, dark would be the day when we embarked on that most foolish, futil. And fatal of all wars – a war with the United States».[13]
    • 13 de mayo de 1901.

NEditar

  • «Nadie puede calcular lo que se ha llamado "la inestimada suma del dolor humano"».[14]
    • "Ha caído un telón de acero". Discurso en el Westminster College, Fulton, Missouri. 5 de marzo de 1946.
  • «No acepto... que se haya hecho un gran mal a los Pieles Rojas de América, o a los negros de Australia... por el hecho de que una raza más fuerte, una raza de mas alta graduación... haya llegado y ocupado su lugar».
    • Churchill a la Comisión Real sobre Palestina, 1937.
  • «No desesperen, no se rindan ante la violencia ni la tiranía; siguan adelante y mueran, si es preciso, antes que dejarse vencer».[15]
    • Discurso Esta victoria es de ustedes. 8 de mayo de 1945 desde el balcón del Ministerio de Sanidad, Londres
  • «No entiendo estos remilgos contra el uso del gas. Estoy completamente a favor de usar gases venenosos contra las tribus incivilizadas».
  • «Se pueden usar gases que causan grandes inconvenientes y podrían propagar un terror vivo y, sin embargo, no dejarían efectos permanentes serios en la mayoría de los afectados».
    • Testimonio realizado mientras era presidente del Consejo del Aire, en relación con evitar las masacres que ocurrían al emplear ametralladoras, mediante el uso de gases lacrimógenos anti disturbios en lugar de éstas.
  • «No hay que darse por vencidos jamás, no hay que darse por vencidos jamás, "nunca, nunca, nunca jamás", en nada, ni grande ni pequeño, importante o insignifiante[...] No hay que darse por vencidos jamás, salvo ante las convicciones del honor y el sentido común».[16]
    • Discurso ante los alumnos de Harrow School, 29 de octubre de 1941.
  • «No puedo pronosticar cuál será la reacción de Rusia. Es una acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma...».[17]
    • Discurso transmitido por radio desde Londres el 1 de octubre de 1939, analizando el primer mes de guerra.
  • «Nos enfrentamos a un valiente y hábil oponente y, si puedo decir tal cosa a través de la destrucción de la guerra, a un gran general».
    • Winston Churchill, en relación al mariscal Rommel durante el debate en el parlamento británico en el que se enfrentaba a un voto de censura por la incapacidad británica de vencer a Rommel en el norte de África. El voto no fue aprobado.
  • «Nosotros defenderemos nuestra isla, lucharemos en las playas, lucharemos en los campos de aterrizaje, lucharemos en los campos y las calles, lucharemos en las colinas; y... nosotros nunca nos rendiremos».
    • Ante la Cámara de los Comunes el 4 de junio de 1940, cuando Hitler proyectaba la Operación León Marino para invadir Inglaterra.
    • Nota: Existen dos versiones sobre cómo terminó este discurso Churchill, esperando no ser oído:[18]
      Según unos dijo: «Pero sabe Dios con qué nos pelearemos».
      Según un prelado de Inglaterra dijo: «Les romperemos la cabeza con botellas de cerveza, pues es casi lo único que nos queda».
  • «No tengo nada que ofrecer, excepto sangre, sudor, lágrimas y fatiga».[19]
    • Primer discurso como jefe del Gobierno británico el 13 de mayo 1940 ante la Cámara de los Comunes.
    • «Estoy de acuerdo con mi programa original, sangre, trabajo, lágrimas y sudor... a lo que añadí cinco meses después "muchas deficiencias, errores y decepciones"».[20]
      • 27 de enero de 1942.
  • «No voy a mentir diciendo que, si tuviera que elegir entre el comunismo y el nazismo, elegiría el comunismo».
    • Discurso en la Cámara de los Comunes, otoño boreal de 1937

PEditar

  • «Pandilla de bastardos».
    • Nota: Respuesta de Churchill ante la confusión de su señal de la «V», los soviéticos lo interpretaron como señal de un segundo frente, no como una señal de la «Victoria». (12 de agosto de 1942).
  • «Para bien o para mal, el dominio del aire es hoy la máxima expresión del poderío militar. Las flotas y los ejércitos, aunque necesarios, deben aceptar un lugar subordinado».
    • Días después de haber culminado la batalla de Inglaterra. 1943.
  • «¿Para qué engañar a la nación? ¿Para qué sirve el parlamento, si no es el lugar en el que se pueden hacer declaraciones ciertas ante el pueblo?».[21]
    • Discurso "Los frutos amargos de Munich", abadía de Waltham, 14 de marzo de 1939.
  • «Puse el papel ante Stalin, a quien ya se le había entregado la traducción. Hubo un instante de espera. Después tomó su lápiz azul, escribió con grueso trazo su señal de aprobación y me lo devolvió. Todo quedó arreglado en menos tiempo que dura el escribirlo. Se hizo un largo silencio. El papel rayado en azul permanecía en el centro de la mesa. Finalmente, dije yo: ¿No encontrarán un poco cínico que tengamos aspecto de haber arreglado esos problemas, de los que depende la suerte de millones de seres, de una manera tan audaz? Quememos ese papel. -No, guardadlo, repuso Stalin».
    • 9 de octubre de 1944.

QEditar

  • «¿Qué clase de silencio es ese? En unos países es el silencio de la espera; en otros, el del miedo. Escuchad, escuchad atentamente. Creo oír algo... Sí, estoy seguro, es eso. ¿No lo oís? Ese rumor de los ejércitos que desfilan por la explanadas de maniobras, y que atraviesan los campos encharcados por la lluvia; es el rumor de dos millones de soldados alemanes y de más de un millón de italianos. No es sorprendente que reine el silencio entre los vecinos de Alemania e Italia: estos países se están preguntando cuál de ellos será el primero en ser "liberado"...».[22]
    • Contestación a Thomas Inskip, portavoz del gobierno, cuando declaró que la guerra era algo imposible en agosto de 1939.

REditar

  • «Realmente es una victoria maravillosa».
    • 3 de febrero de 1943, batalla de Stalingrado.
  • «Rusia es un aliado dudoso, cuyas probabilidades de éxito son mínimas».
    • Septiembre de 1941.

SEditar

  • «Se ha probado muchas formas de gobierno, y se probarán en este mundo de pecado y sufrimiento. Nadie pretende que la democracia sea perfecta ni omnisciente. De hecho, se ha dicho que es la peor forma de gobierno exceptuando todas las otras formas que se han probadas de vez en cuando».[23]
    • Cámara de los Comunes, 11 de noviembre de 1947
    • Original (en inglés): «Many forms of Government have been tried, and will be tried in this world of sin and woe. No one pretends that democracy is perfect or all-wise. Indeed it has been said that democracy is the worst form of Government except for all those other forms that have been tried from time to time».[24]
  • «Señora podré estar borracho, pero por la mañana estaré sobrio y usted seguirá siendo fea».
    • Nota: Respuesta inmediata de Churchill a Bessie Braddock, después de que ella informase que Churchill estaba borracho.
  • «Si hubiera sido italiano, estoy seguro de que habría estado sin reservas con vosotros, de principio a fin, en tu lucha triunfante contra los apetitos y las pasiones bestiales del leninismo».[25]
    • Durante una visita a Italia en 1927.
  • «Si la larga historia de nuestra isla fuera a acabar al fin, dejémosla que acabe solo cuando cada uno de nosotros quede en el suelo, ahogándose en su propia sangre».[25]
    • Durante la evacuación de Dunkerque, 1940

UEditar

  • «Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema».
  • Fuente: Dicha por la periodista Katherine 'Kay' Murphy Halle en su libro Irrepressible Churchill: Stories, Sayings and Impressions of Sir Winston Churchill. Sin embargo la primera evidencia de la frase se recopila en 1943 en el Esar’s Comic Dictionary de Evan Esar p. 101, Harvest House, New York de la forma «fanatic. A person who redoubles his efforts after having forgotten his aims. One who can’t change his opinion and won’t change the subject».[26].
  • «Uno puede no gustarle el sistema de Hitler y, sin embargo admirar su logro patriótico. Si nuestro país fuera derrotado, espero que deberíamos encontrar un campeón tan indomable para restaurar nuestro valor y nos conduzca de nuevo a nuestro lugar entre las naciones».[27]
    • Otra versión: «Si un día mi patria tuviera que sufrir las penalidades de Alemania, rogaría a Dios que le diera un hombre con la activa energía de un Hitler».[28]
    • Otra versión: «Si nuestro país fuera derrotado, desearía que encontráramos un campeón tan indomable como el señor Hitler para restaurar nuestro coraje y conducirnos otra vez al lugar que nos corresponde entre las naciones».
      • Step by Step, Londres, 1937.
  • «Una vez grabadas en la memoria, las citas le inspiran a uno muchas ideas. También despiertan el deseo de conocer a los autores y sus obras».[29]

Sobre ChurchillEditar

  • «No hay más que 700 000 polacos auténticos en los Estados Unidos que continúan hablando polaco... El señor Churchill ha incluido en el número de los polacos los cuatro millones de israelíes polacos ucranianos».
    • Respuesta de Stalin a Churchill. Conferencia de Yalta.

AtribuidasEditar

  • «El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse».
    • «El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar».
    • Nota: Estas dos versiones de una misma cita son frecuentemente atribuidas en las web de citas tanto a Churchill como a Abraham Lincoln en casi igual número, sin embargo no aparecen en los cánones de ellos.[30]
  • «No me hablen de la tradición naval. No es más que ron, sodomía y el látigo».
    • Nota: El ayudante de Churchill, Anthony Montague-Browne, dijo que aunque Churchill no había pronunciado estas palabras, deseaba haberlo hecho.[31]
  • «¡Seguidme! ¡Al asalto de las barricadas! ¡Adelante!».[32]
    • Grito de guerra que se escuchó al inicio de la pelea entre los seguidores de la señora Ormiston Chant, que pretendían cerrar los bares de los teatros de Sandhurst, en donde estaba la academia militar en que Churchill estudiaba, y unos 200 cadetes y amigos convocados por aquél para evitar el cierre del bar. Todos los testigos coincidieron en que el grito de guerra es suyo, excepto él mismo que sólo reconoció un papel secundario.
    • «El gobierno tuvo que elegir entre guerra y vergüenza. Eligió verüenza. Tendrán guerra también»
    • Original: «The gov­ern­ment had to choose between war and shame. They chose shame. They will get war too».[33]
    • Variante «Queríais paz sin honra, y ahora no tenéis ni paz, ni honra».
    • Variante: «Os dieron a elegir entre el deshonor o la guerra, elegisteis el deshonor y tendréis la guerra».
    • Nota: Parece ser que hay dos posibles origines para esta cita:
      • Una carta a Lloyd George el 13 de agosto de 1938, justo antes de la Conferencia de Munich en la que decía: «Creo que tendremos que elegir en las próximas semanas entre la guerra y la vergüenza, y tengo muy pocas dudas sobre cuál será la decisión».[34]
      • Una carta a lord Moyne.[35]
      • Fuente: Winstonchurchill.org [5]

ReferenciasEditar

  1. Taylor (1952), p. 1.
  2. Winstonchurchill.org [1]
  3. Taylor (1952), p. 35.
  4. Churchill, Winston. La Segunda Guerra Mundial. «Tomo I. De guerra a guerra», página 179. Biblioteca de Historia. Ediciones Orbis. 1985. ISBN 84-7530-969-0
  5. Cleri, Carlos. Estrategia Bonsái: Y otras estrategias para el desarrollo de las PyME. A.R. Ediciones Granica, 2016. ISBN 9789506418960.
  6. Taylor (1952), p. 70.
  7. Churchill (nieto) (2005), p. 253.
  8. Churchill (nieto) (2005), p. 454.
  9. Churchill (nieto) (2005), p. 481.
  10. Bou Blanc, José Manuel. Crisis y Estafa: Crisis Económica y Crisis Política en España. Editorial Seleer, 2017. ISBN 9788494720031, p. 14. En Google Books. Consultado el 12 de abril de 2019.
  11. Alkon, Paul Kent (en inglés). Winston Churchill's Imagination, p. 78. Associated University Presses, 2006. ISBN 0838756328, 9780838756324. En Google Books. Consultado el 21 de septiembre de 2019.
  12. Barberis, Alfredo. Churchill. Los grandes protagonistas de la II Guerra Mundial. Ediciones Orbis, S.A., p. 40.
  13. Gilbert, Martin. Churchill and America. Ed. Simon & Schuster UK Ltd. ISBN 1-4165-2264-6, p. XXI.
  14. Churchill (nieto) (2005), p. 447.
  15. Churchill (nieto) (2005), p. 424.
  16. Churchill (nieto) (2005), p. 18.
  17. Churchill (nieto) (2005), p. 233.
  18. Taylor (1952), p. 71.
  19. Churchill (nieto) (2005), p. 239.
  20. Winstonchurchill.org [2]
  21. Churchill (nieto) (2005), p. 217.
  22. Taylor (1952), p. 13.
  23. Žižek, Slavoj. Problemas en el paraíso. Del fin de la historia al fin del capitalismo. Anagrama, 2016. En Google Books. Consultado el 4 de junio de 2019.
  24. «The Worst Form of Government.» The International Churchill Society. Consultado el 4 de junio de 2019.
  25. 25,0 25,1 Mason, Paul (traducido por Cristina Armunia Berges). «La gran prioridad de Churchill fue saber cómo controlar a la clase trabajadora.» eldiario.es. Consultado el 4 de junio de 2019.
  26. Investigación de la frase. Quoteinvestigator.com, 1 de febrero de 2014. Consultado el 25 de marzo de 2015.
  27. «Hitler y su elección.» The Strand Magazine (noviembre de 1935).
  28. Messori, Vittorio, Leyendas Negras de la Iglesia
  29. Guedalla, Philip. Mr. Churchill. Buenos Aires: Claridad, 1942, p. 40.
  30. Winstonchurchill.org [3]
  31. Winstonchurchill.org [4]
  32. Taylor (1952), p. 27.
  33. Manchester, William. The Last Lion, vol. 2, p. 334.
  34. Gilbert (1982), p. 1117.
  35. Gilbert (1982), p. 1115.

BibliografíaEditar

  • Churchill (nieto), Winston S. (2005). ¡No nos rendiremos jamás!; Los mejores discursos de Winston S. Churchill. La esfera de los libros, S.L. 
  • Gilbert, Martin (1982). Winston S. Churchill, Companion Volume V Parte 3, The Coming of War 1936-1939. Londres: Heinemann. 
  • Taylor, Robert Lewis (1952). El fantástico míster Churchill. Ediciones Destino, S.L. 

Enlaces externosEditar