Rayo

descarga electroestática natural producida durante una tormenta eléctrica
«¡Cuán gritan esos malditos!
Pero, ¡mal rayo me parta
si en concluyendo la carta
no pagan caros sus gritos!».
José Zorrilla

Un rayo es «cada una de las líneas, generalmente rectas, que parten del punto en que se produce una determinada forma de energía y señalan la dirección en que esta se propaga», así, define toda «línea de luz que procede de un cuerpo luminoso, y especialmente las que vienen del sol». En meteorología da nombre también a la «chispa eléctrica de gran intensidad producida por descarga entre dos nubes o entre una nube y la tierra».[1]

Citas de rayo (varias acepciones físicas), pararrayos, etc.Editar

  • «Los vientos expandían con estrépito la conmoción, el polvo, el trueno, el relámpago y el llameante rayo, armas del poderoso Zeus».[2]
    • Hesíodo
    • Fuente: Teogonía (vv. 687 - 691)
  • «Un buen poeta es alguien que consigue, pasando toda su vida bajo la tormenta, se alcanzado por el rayo cinco o seis veces; una docena o dos y será grande». [3]

Citas en versoEditar

  • «Yo voy por esta solitaria tierra,
    de antiguos pensamientos molestado
    huyendo el resplandor del sol dorado,
    que de sus puros rayos me destierra.»[5]

Citas por autorEditar

Ramón Gómez de la SernaEditar

  • «Los pararrayos son los mondadientes de la luna».[8]
  • «¡Oh, los pararrayos vírgenes de rayo, ansiosos de un rayo por caridad, sedientos de esa inspiración divina, ya satisfechos para siempre!».[9]
  • «Todos los que han muerto de un rayo creían innecesario el pararrayos».[10]

Dichos, refranes y expresiones proverbialesEditar

  • «El rayo y la maldición dejan sana la ropa y queman el corazón». [11]
  • «El rayo y el amor, la ropa sana y quemado el corazón».[12]
  • «Echar rayos por los ojos» [metáfora de la ira][1]
  • «Mal 'rayo te parta» [con variacione en os, le, etc.][1]
  • «Oler», o «saber», «a rayos» algo [oler o saber muy mal][1]

En El Quijote de CervantesEditar

  • «Allá darás rayo, que no en mi sayo» [«Allá darás rayo en casa de Tamayo»].[13]

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 DLE/RAE
  2. La dinámica en la oposición masculino/femenino en la mitología griega ... Mercedes Madrid Navarro. Ministerio de Educación y Ciencia, 1991; página; ISBN 8436919858.
  3. Albaigès Olivart, José María y M. Dolors Hipólito (1997). Un siglo de citas. Planeta.  p. 67.  ISBN 8423992543.
  4. Don Juan Tenorio, Acto I, Escena I. Primera parte. en línea. EDAF: Amparo Medina-Bocos, 1998.
  5. Guillermo Díaz-Plaja. Antología mayor de la literatura española Volumen 2; página 252; ed. Labor, 1969.
  6. Herrera: Sonetos; ed. Createspace Independent Pub, 2014; p. . ISBN 9781502734518.
  7. Gómez de la Serna (1962), p. . Y p. 66. Ed. Pre-textos, 1992.
  8. Gómez de la Serna (1962), p. . Y Lunario de Greguerías. p. 62.
  9. Gómez de la Serna (1962), p. . y Novísimas greguerías, 1929 - Página 174]
  10. Gómez de la Serna (1962), p. 694.
  11. Martínez Kleiser (1953), p. 440.
  12. José Sánchez Egea: El libro de los refranes de la temperie, página 174. Secretaría General Técnica. Servicio de publicaciones. 1985.
  13. El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha. Segunda parte, tomo IV, capítulo X., en la edición comentada por don Diego Clemencín, Madrid. , 1835.

BibliografíaEditar

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar