Perdición

pérdida grave

La perdición, en su acepción de perder a alguien o perderse uno mismo, queda definida por el DLE como la «ruina o daño grave en lo temporal o espiritual», el desenlace trágico de una «pasión desenfrenada de amor». En contextos más cercanos a las religiones, la Real Academia propone también significados de «condenación eterna» o el «desarreglo en las costumbres o en el uso de los bienes temporales». También denomina la «causa o persona que ocasiona un daño grave».[1]

Citas de perdición (perdido/a, en esta acepción)Editar

Citas en versoEditar

  • «Justa fue mi perdición;
    de mis males soy contento,
    no se'spera galardón,
    pues vuestro merecimiento
    satisfizo mi passión».

ReferenciasEditar

  1. DLE/RAE
  2. D. R. C. (1858), p. 221. Consultado el 2 de mayo de 2020.
  3. Señor (1997), p. 289.
  4. Ortega (2013), p. 728.
  5. Estrofa de Canción (26), en la poesía amorososa de Manrique. Ed, y estudio de Jesús-Manuel Alda. Ed. Cátedra, 1977; pág. 125. ISBN 8437600618.

BibliografíaEditar

  • Amate Pou, Jordi. Paseando por una parte de la Historia: Antología de citas. Ed. Caligrama, 2017; ISBN 9788417321871.
  • D. R. C. (1858). Tesoro de la sabiduria de todos los siglos y paises: sentencias, pensamientos, máximas y dichos memorables de los sabios y hombres celebres. El Libro de Oro, Madrid. En Google Libros.

Enlaces externosEditar