CitasEditar

  • El elemento de orden de un país no es la coerción ni la comprensión del gobierno. Son los intereses comprometidos.[1]
  • El orden es el placer de la razón pero el desorden es la delicia de la imaginación.
  • El orden no es suficiente. Lo que se requiere es algo mucho más complejo. Es el orden actuando sobre la novedad, para que la masividad de orden no degenere en mera repetición, y de este modo la novedad siempre se refleje sobre un fondo de sistema.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar