Alphonse de Lamartine

(Redirigido desde «Lamartine»)
Alphonse de Lamartine
«Estar solo es reinar; ser libre es vivir».
«Estar solo es reinar; ser libre es vivir».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Dpe.png Obras en Dominio Público.
Gutenberg ico.png Obras en el Proyecto Gutenberg (inglés).
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 151 años.
Icon PD.svg

Alphonse de Lamartine (Mâcon, 21 de octubre de 1790 - París, 28 de febrero de 1869) fue un escritor, poeta y político francés.

CitasEditar

  • «Allí donde esté el corazón de la juventud, allí está el espíritu del porvenir».[1]
  • «Amé, fui amado: basta para mi tumba».[2]
  • «Después de su sangre, lo más personal que puede dar el hombre es una lágrima».[4]
  • «Dios no es más que una palabra soñada para explicar el mundo».[5]
  • «El ideal no es más que la verdad a distancia».[6]
  • «El hombre no tiene puerto, el tiempo no tiene orilla. ¡Él se desliza y nosotros pasamos!».[7]
  • «El primer surco abierto en la tierra por el hombre salvaje, fue el primer acto de su civilización».[8]
  • «El verdadero amor es la fruta madura de la vida. Con 18 años no se conoce el amor, apenas se le imagina».[9]
  • «En todos sus sueños más bellos, el hombre no ha sabido jamás inventar nada que sea más bello que la naturaleza».[10]
  • «Estar solo es reinar; ser libre es vivir».[11]
  • «La emoción es la convicción de las masas».[14]
  • «La familia es un complemento nuestro, complemento mayor que nosotros, anterior a nosotros y que nos sobrevivirá con lo mejor de nosotros».[15]
  • «La nobleza está abolida de hecho, pero no pueden abolirse los recuerdos ni las vanidades».[19]
  • «Las utopías no son a menudo otra cosa que verdades prematuras».[20]
  • «Lo que llamamos nuestros días másbellos no son sino un brillanterelámpago en medio de una noche de tempestades».[21]
  • «¡Maravilloso poder el del libro cuya lectura es un acontecimiento en la vida de un corazón!».[23]
  • «No hay peores tiranos que los que antes fueron esclavos, ni hombres más soberbios que los salidos de la nada».[24]
  • «Nuestro crimen es ser hombres, juzgar y querer conocer».[25]
  • «Una lágrima dice más que cualquier palabra. La lágrima tiene un gran valor: es la hermana de la sonrisa (...) El que sabe enternecer, lo sabe todo: hay más genio en una lágrima que en todos los museos y todas las bibliotecas del mundo».[28]
  • «Un pueblo sin alma es solamente una turba».[29]
  • «Un solo deseo basta para poblar todo un mundo [30] / Un solo ser nos falta, y todo queda despoblado».[31]

ReferenciasEditar

  1. Ortega (2013), p. 2369.
  2. Señor (1997), p. 39.
  3. Señor (1997), p. .
  4. Señor (1997), p. 529.
  5. Ortega (2013), p. 1263.
  6. Ortega (2013), p. 2168.
  7. Señor (1997), p. 510.
  8. Ortega (2013), p. 758.
  9. Señor (1997), p. 39.
  10. Señor (1997), p. 393.
  11. Señor (1997), p. 321.
  12. Ortega (2013), p. 709 .
  13. Palomo (2013), p. 81.
  14. Ortega (2013), p. 1440.
  15. Palomo (2013), p. 127.
  16. Señor (1997), p. 261.
  17. Palomo (2013), p. 145.
  18. Ortega (2013), p. 1975.
  19. Ortega (2013), p. 2883.
  20. Ortega (2013), p. 4082.
  21. Ortega (2013), p. 1220.
  22. Ortega (2013), p. 3012.
  23. Ortega (2013), p. 2401.
  24. Ortega (2013), p. 1538.
  25. Ortega (2013), p. 2377.
  26. Señor (1997), p. 510.
  27. Ortega (2013), p. 2489.
  28. Ortega (2013), pp. 2388-9.
  29. Ortega (2013), p. 4065.
  30. Ortega (2013), p. 1160.
  31. Ortega (2013), p. 507.
  32. Señor (1997), p. 495.

BibliografíaEditar

  • Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. (En Google Books.)
  • Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543.