José Antonio Primo de Rivera

Político y abogado español
José Antonio

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 84 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

José Antonio Primo de Rivera y Sáenz de Heredia (Madrid; 24 de abril de 1903 – Alicante; 20 de noviembre de 1936) fue un político español.

CitasEditar

  • «La aspiración a una vida democrática, libre y apacible será siempre el punto de mira de la ciencia política, por encima de toda moda, la forma y el contenido de la democracia».
    • Fuente: José Antonio, abogado.[1]
  • «La violencia puede ser lícita cuando se emplea por un ideal que la justifique. La razón, la justicia y la Patria serán defendidas por la violencia cuando por la violencia —o por la insidia— se las ataque. Pero Falange Española nunca empleará la violencia como instrumento de opresión».
    • Fuente: Falange Española.[2]
  • «Nos suponen reaccionarios porque tienen la vaga esperanza de que mientras ellos murmuran en los casinos y echan de menos privilegios que en parte se les han venido abajo, nosotros vamos a ser los guardias de asalto de la reacción y vamos a sacarles las castañas del fuego y vamos a esforzarnos en poner sobre sus sillones a quienes cómodamente nos contemplan».
    • Discurso de proclamación de Falange.[3]
  • «Ojalá fuera la mía la última sangre española que se vertiera en discordias civiles. Ojalá encontrara ya en paz el pueblo español, tan rico en buenas cualidades entrañables, la Patria, el Pan y la Justicia».
    • Fuente: Testamento de José Antonio, 18 de noviembre de 1936.[4]
  • «Pero [...] una nación no es una lengua, ni una raza, ni un territorio. Es una unidad de destino en lo universal. Esa unidad de destino se llamó y se llama España».
    • Fuente: Falange Española.[5]
  • «Queremos que el espíritu religioso, clave de los mejores arcos de nuestra Historia, sea respetado y amparado como merece, sin que por eso el Estado se inmiscuya en funciones que no le son propias ni comparta —como lo hacía, tal vez por otros intereses que los de la verdadera Religión— funciones que sí le corresponde realizar por sí mismo».
    • Fuente: Discurso de la fundación de Falange Española[6]

Citas sobre José Antonio Primo de RiveraEditar

  • «José Antonio era uno de los hombres más ponderados que han existido en la política española. Ponderado hasta en la violencia. Alguna vez he dicho que sus mayores violencias fueron siempre más inteligentes que pasionales».
  • «Data de muchísimo tiempo la afirmación filosófica de que en todas las ideas hay algo de verdad. Me viene esto a la memoria a cuenta de los documentos que José Antonio dejó en la cárcel de Alicante. Acaso en España no hemos confrontado con serenidad las respectivas ideologías para descubrir las coincidencias que quizá fueran fundamentales, y descubrir las divergencias, probablemente secundarias, a fin de apreciar si éstas valían la pena ventilarlas en el campo de batalla».
  • «Federico García Lorca dijo: "Aizpurua es un buen chico, que admira mis poemas. Es como José Antonio. Otro buen chico. ¿Sabes que todos los viernes ceno con él? Solemos salir juntos en un taxi con las cortinillas bajadas, porque ni a él le conviene que le vean conmigo ni a mí me conviene que me vean con él"».
  • «Que un aristócrata, Grande de España, marqués y abogado eminente, con una juventud insultante, dijese que el socialismo había sido justo en su nacimiento, puso al borde del infarto a muchos de los caballeros que acudieron a escucharle [el 29 de octubre de 1933, en el teatro de la Comedia] con la esperanza de encontrar un remedio mozo, fuerte y prestigioso a tantos y tantos egoísmos inconfesables».
  • «Sí, ya me han dicho que se ha hablado bastante de mi asistencia al mitin organizado por Falange Española en Salamanca. Fui a este mitin como voy a todos los que quiero. No asisto a aquellos actos a los que me invita la empresa, sino a los que yo quiero ir. Cuando comenzó el mitin comenzaron a tirarme de la lengua, pero yo, naturalmente, ni interrumpí ni hice caso alguno. A mí no me tira nadie de la lengua: tengo por costumbre contestar a aquello que no se me pregunta y dejar sin respuesta aquello que se me interroga. Por lo demás, ese muchacho —refiriéndose a José Antonio— tiene mucho talento y una cabeza que funciona perfectamente. Llegará hasta donde quiera, porque, además, es un carácter de cuidado... ¡Mucho ojo con estos muchachos del brazo en alto!».[11]
  • «Solos, nos asombramos ante aquel sombrío esplendor. El objeto de la visita era hacer una breve visita a la tumba de José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange. Yo le había visto sólo una vez, cuando en los años treinta él me había hecho una visita en nuestro cuartel general de Chelsea, en Londres. Me causó una profunda impresión, y su asesinato me había parecido siempre una de las tragedias individuales más dolorosas de Europa. Me conmoví profundamente cuando permanecimos ante su sepulcro y recordé vivamente la presencia de este joven incomparable. Me vinieron a la memoria las palabras iniciales del memorable tributo de Macaulay a Byron: "Cuando la sepultura se cierra sobre un hombre de treinta y siete años, todo es más triste y más glorioso"».
  • «En dos ocasiones he tenido frente a mí a José Antonio Primo de Rivera de contrincante. Un perfecto caballero, un perfecto hombre, con toda la cortesía. Y debo decirlo porque eso es lo justo».[13]

Citas atribuidas a José Antonio Primo de RiveraEditar

  • «Lo mejor para Madrid sería prenderle fuego por los cuatro costados y colocar unos retenes de bomberos en los edificios que mereciera la pena conservar».

ReferenciasEditar

  1. Dicho el 16 de enero de 1931, según Agustín del Río Cisneros y E. Pavón Pereyra, , Madrid, 1969, págs. 233-237.
  2. Puntos iniciales, publicados en el semanario de Falange Española F.E. el 7 de diciembre de 1933.
  3. Discurso de proclamación de Falange Española de las J.O.N.S. (pronunciado en el teatro Calderón de Valladolid el 4 de marzo de 1934).
  4. fuente dudosa
  5. Puntos iniciales, publicados en el semanario de Falange Española F.E. el 7 de diciembre de 1933.
  6. pronunciado en el teatro de la Comedia, de Madrid, el día 29 de octubre de 1933.
  7. Barcelona, 1939.[referencia incompleta]
  8. p. 17. Santiago de Chile. 1938.[referencia incompleta]
  9. Roma, 1966.[referencia incompleta]
  10. Planeta, Barcelona, 1994, pág. 27.[referencia incompleta]
  11. La Gaceta Regional, 20 de noviembre de 1938. [referencia incompleta]
  12. [referencia incompleta]
  13. Entrevista en el programa "A fondo", 28 de enero de 1979.[referencia incompleta]
  14. Para una posible publicación de "Aristocracia inmanente".[referencia incompleta]
  15. En Journal of War and Culture Studies (vol. 2; nº 3); 2009. De Falangist visions of a neo-imperial Madrid, estudio de Olivia Muñoz-Rojas; páginas 335-352; issn=1752-6272
  16. Box, Zira. La mirada sobre Madrid: anticasticismo y castellanismo en el discurso falangista radical de la inmediata posguerra. Historia y Política, nº 27; 2012; issn 1575-0361; páginas 143-166 (138). Universidad Complutense de Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia y Centro de Estudios Políticos y Constitucionales
  17. Para cambiar la fisonomía de Madrid. Publicado en 'ABC de 3 de febrero de 1940