Benito Mussolini

político italiano, fundador del fascismo, líder del Partido Nacional Fascista y dictador de Italia 1922-1943
Benito Mussolini

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 78 años.
Copyright maybe.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Benito Mussolini (Predappio, 29 de julio de 1883-Giulino, 28 de abril de 1945) fue un dictador del fascismo italiano (1922-1943).

CitasEditar

  • Si el XIX fué el siglo del individuo (liberalismo significa individualismo), justo es pensar que éste sea el siglo "colectivo" y por lo tanto el siglo del estado.[1][2]

Citas sobre MussoliniEditar

  • «Algo va mal, incluso histriónicamente, con un hombre que lleva polainas blancas con una camisa negra».[3][4]
  • «Debemos decir que también hemos sido noblemente complacidos por la otra parte. Tal vez necesitábamos un hombre [Mussolini] como el que la Providencia nos dio a conocer».[5]
    • Pío XI (259° papa de la Iglesia católica)
  • «Emana de él algo de irresistible. Él es sobre todo un jefe».[6]
  • «"Es mejor vivir un día como un león que cien como una oveja". (...) Sé quien dijo la cita. ¿Qué diferencia supone eso? Que la dijera Mussolini u otra persona... Es, sin duda, una cita muy interesante».[7]
  • «La osadía de los tontos es ilimitada, y su capacidad para arrastrar a las masas, insuperable».[8]
  • «[Mussolini] levantó al pueblo italiano desde el bolchevismo, en que pudo caer en 1919, a una posición en Europa tal como nunca la tuviera antes Italia. Se dió un nuevo impulso a la vida nacional, se construyó el imperio italiano en África del Norte, se concluyeron muchas obras públicas importantes. [...] La alternativa de su dominio pudo haber sido una Italia comunista que habría traído peligros y desgracias al pueblo italiano y a Europa. Su error fatal consistió en declarar la guerra a Francia y Gran Bretaña a raíz de las victorias de Hitler de junio de 1940. Si no lo hubiera hecho [...] los aliados le habrían dado la bienvenida».[9]
  • «Mussolini se comportó como un cobarde, sin un gesto, sin una palabra de fiereza. Presintiendo la insurrección, se había dirigido al cardenal de Milán pidiendo poder retirarse a Valtellina con los suyos. A los partisanos que lo arrestaron ofreció un imperio, que no tenía. Incluso en el último momento intentaba salvar la vida para hablar en la radio y denunciar a Hitler que, a su parecer, lo había traicionado nueve veces».[10]

RetratoEditar

  • «Mussolini está en pie, tranquilo y autoritario, en el centro del banco ministerial, delante, aunque más bajo, que el presidente; parece que desde su centro ha tirado con un compás las curvas de las cabezas en el hemiciclo. Tiene una bella voz de mando, más dura en general que la del italiano, pero también sabe, cuando viene bien, después de una furia, acariciar lentamente las palabras. Su furia es vertiginosa. Entonces hace molinetes con la mano derecha; la izquierda la guarda en el bolsillo del pantalón. Por la frente, que se pierde en la calva, pasan tempestades de arrugas. Los ojos fulguran. El mentón sostiene con audacia todo eso. Lo único que le falta a Mussolini, físicamente, es nariz. Bien visto, no le falta, le da a su rostro un acento, si no tan augusto, muy popular. Se enfada así más como un italiano en una plaza».[12]

ReferenciasEditar

  1. Mussolini, Benito (1978). La doctrina del fascismo (Tercer Mundo edición). Bosch. p. 49. 
  2. Citado por Izquierdo, Miguel Sancho; Leonardo Prieto Castro, ‎Antonio Muñoz Casayús (1937). Corporatismo: los movimientos nacionales contemporáneos. Pennsylvania State University. 
  3. "Mussolini: biggest bluff in Europe", artículo publicado en el Toronto Star el 27 de enero de 1923 y citado en Complete poems: En GL.
  4. Rough Guide History of Italy. Keates, Jonathan. en GL.
  5. Alocución de Pío XI a profesores y estudiantes de la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán el 13 de febrero de 1929, dos días después de la firma de los Pactos de Letrán con la Italia fascistaLibreria Editrice Vaticana, ed. (13 de febrero de 1929). «VOGLIAMO ANZITUTTO». vatican.va (en italiano). 
  6. Roux, George La Italia fascista, Barcelona, Eugenio Subirana, 1993. en GLibros.
  7. Las frases más polémicas de Donald Trump en ABC. 05.11.2016.
  8. Señor (1997), p. 400.
  9. La Segunda Guerra Mundial: el cerco se cierra" (1951). Edición en español: trad. Santiago Ferrari, Buenos Aires (1953), pág. 57. [referencia incompleta]
  10. Sobre los últimos días de Mussolini, en A Milano e a Torino nella fiammata insurrezionale, in Avanti! (periódico socialista), 6 de mayo de 1945. [referencia incompleta]
  11. En "Notas inactuales a la manera de Juan de Mairena", incluida en Los complementarios (1957). Página 192. Machado, Antonio (1968 (2ª ed.). Los complementarios. (Selección de Guillermo de Torre). Losada. 
  12. Retrato in presentia de Barga, corresponsal de Italia. Ver: Barga, Corpus (2003). Viajes por Italia. Renacimiento. p. 236. ISBN 8484721116.