Jaime Balmes

filósofo y teólogo español
(Redirigido desde «Balmes»)
Jaime Balmes
«Un hombre con pereza es un reloj sin cuerda».
«Un hombre con pereza es un reloj sin cuerda».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Miguel de Cervantes 2.jpg Obras en Cervantes Virtual.
Gutenberg ico.png Obras en el Proyecto Gutenberg (inglés).
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 173 años.
Icon PD.svg

Jaime Balmes (Vich, Barcelona; 28 de agosto de 1810 - ibid.; 9 de julio de 1848) fue un teólogo español.

CitasEditar

  • «¡Ay de los pueblos gobernados por un poder que ha de pensar en la conservación propia!».[1]
  • «Cuando las leyes son injustas no obligan en el fuero de la conciencia».[2]
  • «El pensar es un misterio; el hablar es un misterio; el hombre, un abismo».[3]
  • «La educación es al hombre lo que el molde al barro: le da la forma».[4]
  • «La franqueza tiene sus límites, allende los cuales pasa a ser necedad».[5]
  • «La libertad del entendimiento consiste en ser esclavo de la verdad y la libertad de la voluntad en ser esclavo de la virtud».[6]
  • «La razón es un monarca condenado a luchar de continuo con las pasiones sublevadas».[7]
  • «Las cosas bellas son perecederas y los bellos tiempos son efímeros».[8]
  • «Me convencí de que dudar de todo es carecer de lo más preciso de la razón humana, que es el sentido común».[9]
  • «Se ha de leer mucho, pero no muchos libros; ésta es una regla excelente. La lectura es como el alimento: el provecho no está en proporción de lo que se come, sino de lo que se digiere».[10]
  • «Sin orden no hay obediencia a las leyes, y sin obediencia a las leyes no hay libertad, porque la verdadera libertad consiste en ser esclavo de la ley».[11]
  • «Solo la inteligencia se examina a sí misma».[12]
  • «Somos responsables porque somos libres».[13]

Citas por obrasEditar

Miscelánea religiosa, política y literariaEditar

  • «Terrible es el error cuando usurpa el nombre de la ciencia. [...] Terribles son los conocimientos científicos, cuando apartados de su objeto legítimo, corrompidos, mutilados, desfigurados, se los emplea dolosamente como arma de partido».[15]
  • «Terrible es el poder público, que estando al frente de una gran sociedad, se vale de la fuerza inmensa que tiene a mano, para oprimir, para vejar y despojar; terrible es la injusticia cuando llega a tener por instrumento las leyes».[16]

Pensamiento sobre literatura: Filosofía, política y religiónEditar

  • «Dos hombres que no se entienden son dos instrumentos que no están en armonía».[17]
  • «Entendemos más por intuición que por discurso: la intuición clara y viva es el carácter del genio».[17]
  • «La naturaleza sin la señal de la mano del hombre es más sublime».[17]
  • «Una política ciega no atiende siquiera a los hechos consumados; una política injusta los acepta y consolida; la justicia y la prudencia no quieren ni uno ni otro».[17]
  • «Un genio es una fábrica. Un erudito, un almacén».[17]

El CriterioEditar

  • «El hombre emplea la hipocresía para engañarse a sí mismo, acaso más que para engañar a los otros».[19][20][repite máximas y proverbios clásicos]
  • «Hasta los sentimientos buenos, si se exaltan en demasía, son capaces de conducirnos a errores deplorables».[21]
  • «Las pasiones son buenos instrumentos, pero malos consejeros. [...] El hombre sin pasiones sería frío, [...] pero en cambio el hombre dominado por las pasiones, es ciego».[22]
  • «Voluntad firme no es lo mismo que voluntad enérgica y mucho menos que voluntad impetuosa».[23]

Citas sobre BalmesEditar

  • «Balmes, que no era un filósofo, sino un cura vulgar, un ciudadano vulgar con órdenes mayores, cuando pretendía hacer filosofía se limitaba a proferir vulgaridades».[24]
  • «Cierto es que no cabe formarse una regular idea de lo que fueron los portentosos sistemas de Kant, Hegel, Fichte, Schelling, etc., por lo que de ellos nos dice Balmes en su Filosofía fundamental. Balmes no los comprendió, ni podía en rigor comprenderlos».[25]

ReferenciasEditar

  1. El protestantismo comparado con el catolicismo, en sus relaciones con la civilización Europea, Volúmenes 3-4. Jaime Balmes. 4ª edición. Editorial A. Brusi, 1857. Página 173.
  2. Señor (1997), p. 125.
  3. Señor (1997), p. 281.
  4. Señor (1997), p. 183.
  5. Señor (1997), p. 546.
  6. Ortega (2013), p. 4249.
  7. Pensamientos y máximas filosófico-católicas de los inmortales genios y profundos pensadores: Jaime Balmes, P. Ráulica, P. Félix, Marqués de Valdegamas, Vizconde de Bonald, Conde de Maistre, etc. Editor Pascual Conesa, 1863; pág. 131.
  8. Señor (1997), p. 69.
  9. Goicoechea (1952), p. 144. Cartas a un escéptico en materia de religión, Carta primera, p.13.
  10. Curso de Filosofía Elemental. Jaume Balmes. Editorial Imprenta del Diario de Barcelona, 1858. Página 142.
  11. Palomo (1997), p. 180.
  12. Señor (1997), p. 358.
  13. Señor (1997), p. 316.
  14. Selecta colección de los escritos del señor doctor Jaime Balmes. Página 654.
  15. Miscelánea religiosa, política y literaria. Imprenta del Diario de Barcelona, 1863. Página 110.
  16. Miscelánea Página 110.
  17. 17,0 17,1 17,2 17,3 17,4 17,5 17,6 17,7 Pensamiento sobre literatura: Filosofía, política y religión. La sociedad, revista religiosa, filosófica, política y literaria. Editorial A. Brusi, 1851. Págs: 276,277, 278, 280, 282.
  18. Goicoechea (1952), p. 254.
  19. Balmes: El criterio. Imprenta de Antonio Brusi, 1846; 314.
  20. Señor (1997), p. 366.
  21. El Criterio. Ensayos Universales. Ed. Minimal, 2014. ISBN 9788416099764. Capítulo XI.
  22. El criterio. NoBooks Editorial, 2011.Pág. 39.
  23. Capítulo LIX.
  24. Contra Unamuno y los demás. Barcelona: Ediciones Península, 1975. ISBN 8429711031, p. 22.
  25. Contra esto y aquello. Madrid: Espasa-Calpe, S. A. Depósito legal: M. 13.965 — 1965, p. 58.
  26. Obras completas: Biografía y epistolario. Volumen 1. Volumen 33 de Biblioteca de Autores Cristianos. Jaime Balmes. Editorial Católica, 1948. Prólogo, página XXIV.

BibliografíaEditar

  • Balmes, Jaime (1951). Cartas a un escéptico en materia de religión. Araluce (16ª edición). 
  • Goicoechea, Cesáreo (1952). Diccionario de citas. Labor. 
  • Ortega, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. (En Google Books.)
  • Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe. ISBN 8423992543.