Abrir menú principal

Artistas

persona dedicada al arte
«Todos los niños nacen artistas. El problema es cómo seguir siendo artistas al crecer». Picasso
Artistas del trapecio ( litografía de 1890)

Un artista es la persona que hace o produce obras de arte, o que destaca en una actividad por sus maneras artísticas.

CitasEditar

  • «El artista es un niño que se niega a crecer y quiere seguir jugando».
  • «El requisito definitivo para la grandeza de un artista es su propia muerte».
  • «Hay que ser un artista para entender a otro. Los críticos de arte no se parecen mucho a los grandes pintores».
  • «Lo vulgar es el ronquido, lo inverosímil, el sueño. La humanidad ronca, pero el artista está en la obligación de hacerla soñar o no es artista».
  • «Los artistas tienen el derecho de ser modestos y el deber de ser vanidosos».[1]
  • «Ningún gran artista ve las cosas como son en realidad; si lo hiciera, dejaría de ser artista».
    • Oscar Wilde (1854-1900), dramaturgo y novelista irlandés
  • «No es necesario creer en lo que dice un artista, sino en lo que hace».
  • «Todo artista es tan múltiple que el crítico no puede dejar de encontrar en él lo que busca resueltamente y a priori».
  • «Todos los grandes científicos han sido, en cierto sentido, grandes artistas; el hombre sin imaginación puede recoger hechos, pero no puede hacer grandes descubrimientos».
  • «Todos los niños nacen artistas. El problema es cómo seguir siendo artistas al crecer».[2]

Citas por autorEditar

Marcel DuchampEditar

  • «El artista puede gritar, desde todos los tejados, que es un genio; tendrá que esperar el veredicto del especctador para que sus afirmaciones adquieran un valor social y para que, al fin, la posteriodad le incluya en los manuales de Historia del Arte».[3]
  • «Millones de artistas crean; solo de algunos miles se habla o son aceptados por el espectador, y menos todavía son consagrados por la posteridad».[3]

Gustave FlaubertEditar

  • «Ya no hay artistas como los de antaño, de aquellos cuya vida y alma eran el instrumento ciego del apetito de belleza, órganos de Dios mediante los cuales se probaba a sí mismo su existencia. Para ellos el mundo no importaba. Nadie supo nada de sus dolores. Se acostaban tristes todas las noches y contemplaban la vida humana con una mirada de asombro, igual que nosotros contemplamos un hormiguero».[4]
    • Fuente: Carta del 8 de agosto de 1846.

Friedrich von SchlegelEditar

  • «La actividad del artista está destinada a despertar la vocación sobrenatural del alma».[5]
  • «Un buen número de aquellos a los que llamamos artistas son en realidad obras de arte de la naturaleza».
    • Fuente: Fragmentos.[6]

ReferenciasEditar

  1. Universidad de México: revista de la Universidad Nacional Autónoma de México, volumen 43, números 444-449. Colaborador Universidad Nacional Autónoma de México. Editorial Universidad Nacional Autónoma de México, 1988, p. 55.
  2. Pantokha Agirre, Maurisio. Las finanzas personales y la vida. Editorial Litres, 2017. ISBN 9785457911291.
  3. 3,0 3,1 Duchamp, Marcel; André Gervais (2010). Cartas sobre el arte 1916-1956, pp. 63-64. Editorial Elba. ISBN 978-84-938034-6-9.
  4. Signos, volúmenes 19-23. Colaborador Universidad Católica de Valparaíso. Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje. Editor Universidad Católica de Valparaíso, 1986, p. 141.
  5. Américas. Contribuidores Organization of American States. General Secretariat, Pan American Union. Editorial Organization of American States, General Secretariat, 1967, p. 20.
  6. Schlegel, Friedrich von; Emilio Uranga. Fragmentos, Volumen 20. Volumen 29 de Ediciones Filosofía y letras, Universidad Nacional Autonóma de México, Dirección General de Publicaciones. Editorial Marbot Ediciones, 1958. Página 27. ISBN 9788492728251. En Google Books.