Jean Anouilh

dramaturgo francés
Jean Anouilh
«Yo solo amo una cosa: hacer bien lo que tengo que hacer»
«Yo solo amo una cosa: hacer bien lo que tengo que hacer»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 33 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Jean Anouilh (Burdeos, 23 de junio de 1910-Lausana, Suiza, 3 de octubre de 1987) fue un escritor y dramaturgo francés.

CitasEditar

  • «A uno que tenga hambre, dale primero de comer y después háblale de lo que sea; si empiezas por hablarle, sea de lo que sea, fracasarás, no lo dudes».[1]
  • «A veces nos molesta darnos cuenta de que los demás también piensan».[2]
  • «Comprender, siempre comprender. Yo no quiero comprender».[3]
    • Fuente: Antígona
  • «Dios está en todas partes... Y siempre con los que tienen mucho dinero y multitud de armas».[4]
  • «El amor es, por encima de todo, la donación de uno mismo».[5]
  • «En algún lugar bajo la lluvia, siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz».[6]
  • «Es bueno para los hombres creer en las ideas y morir por ellas».[7]
  • «La vida es muy bella cuando a uno se la cuentan o cuando la lee en los libros; pero tiene un inconveniente; hay que vivirla.».[8]
  • «¿Habéis observado que la vida, la vida real y honesta, con asesinatos, catástrofes y herencias fabulosas, ocurre casi exclusivamente en los periódicos?».[9]
    • Fuente: El ensayo, 1950.
  • «Las pequeñeces pueden llegar a matar los grandes amores».[10]
  • «Las preocupaciones acaban por comerse las unas a las otras, y al cabo de diez años se da uno cuenta de que se sigue vivo».[11]
  • «Lo terrible de Dios es que no se sabe nunca si es un truco del Diablo».[12][13]
  • «Nada es verdad excepto lo que no se dice».[14]
  • «—“Para todos y cada uno de nosotros llega ese día, más o menos triste o lejano, en que hay que aceptar por fir que se es hombre”».[15]
    • Fuente: Eurídice, acto IV.
  • «Se tiene la edad que se quiere tener, y también la edad del dinero que se tiene».[16]
  • «Todas las guerras son santas, os desafío a que encontréis un beligerante que no crea tener el cielo de su parte».[17]
  • «Todos queremos alquilar para todo el año y solo podemos hacerlo por una semana o por un día. Esta es la imagen de la vida».[18]
    • Fuente: La Salvage
  • «Uno se es fiel a sí mismo, y basta».[19]
  • «Yo solo amo una cosa: hacer bien lo que tengo que hacer».[20]

ReferenciasEditar

  1. Señor (1997), p. 90.
  2. Albaigès (1997), p. 282.
  3. Albaigès (1997), p. 196.
  4. Señor (1997), p. 457.
  5. Señor (1997), p. 29.
  6. Ortega (2013), p. 355.
  7. Señor (1997), p. 289
  8. Señor (1997), p. 561.
  9. Albaigès Olivart (1997), p. 576.
  10. Albaigès (1997), p. 438.
  11. Albaigès (1997), p. 543.
  12. Albaigès Olivart (1997), p. 399.
  13. Ortega Blake (2013), p. 1269.
  14. Albaigès Olivart (1997), p. 191.
  15. Albaigès Olivart (1997), p. 308.
  16. Albaigès (1997), p. 472.
  17. Señor (1997), p. 259.
  18. Albaigès (1997), p. 576.
  19. Albaigès (1997), p. 453.
  20. Albaigès (1997), p. 530.

BibliografíaEditar

  • Albaigès Olivart, José María y M. Dolors Hipólito (1997). Un siglo de citas. Planeta.  ISBN 8423992543.
  • Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. (En Google Books.)
  • Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543.