Contra el arte y los artistas

Contra el arte y los artistas o el nacimiento de una nueva religión
Título original Contre l'art et les artistes ou La naissance d'une religion
Autor Jean Gimpel
Publicación 1968 (hace 52 años)
Idioma Francés

Contra el arte y los artistas (1968), es un ensayo de Jean Gimpel sobre el mundo del arte a través de la historia.

CitasEditar

  • «El fanatismo de los discípulos del arte puede llegar hasta considerar sin horror el bombardeo de Guernica, ya que dió a Picasso ocasión de pintar una inmortal obra maestra. Los muertos se olvidan, pero las obras maestras quedan. Ésta religión, que en los comienzos solo era la de una minoría ahora ha sido adoptada por el conjunto de los intelectuales de Occidente. Pero también por él capitalismo[…] que ha integrado el arte en su sistema económico».
  • Fuente: Capítulo 1, Contra el arte y los artistas, página 15, 5° párrafo.
  • «Las civilizaciones futuras se preguntaran cómo nuestra sociedad, que en tantos dominios contribuyó a hacer progresar a la humanidad, pudo apasionarse por problemas tan fútiles como los del arte, lo mismo que nosotros nos preguntamos como la civilización de Bizancio pudo apasionarse en 1453 por la cuestión del sexo de los ángeles[…]No quedará nada o quedará poca cosa de los millones de palabras de los libros de arte moderno de nuestro tiempo».
  • Fuente: Capítulo 1, Contra el arte y los artistas, página 17.
  • Fuente: Capítulo 2 Giotto, primer pintor burgués, página 28, último párrafo.
  • «La metamorfosis de los pintores y escultores de simples mortales en artistas, en seres dotados de poderes divinos, es obra de los humanistas neoplatónicos, protegidos por los Médicis».
  • Fuente: Capítulo 4 El nacimiento del artista, página 45, primer párrafo.
  • «Los humanistas ignoran el mundo real que vive a su alrededor. Huyen de la realidad y se encuentran aislados en un mundo solo abierto a los iniciados. Pierden contacto con el pueblo y son arrastrados a despreciarlo».
  • Nota: Los humanistas son los artistas que ignoraron el despotismo de su época, se dejaron comprar por los Medici y trabajaron sin cuestionar el orden
  • Fuente: Capítulo 4 El nacimiento del artista, página 47.
  • «Desde su nacimiento, la religión del arte es una religión de la ganancia».
  • Fuente: Capítulo 4 El nacimiento del artista, páginas 49 y 50.
  • «La noción del gusto es exterior a la religión. Es un concepto de la religión del Arte».
  • Fuente: Capítulo 5 La iglesia contra la libertad de los artistas, página 69.
  • «El romántico es un insatisfecho, un introvertido que preconiza el sentimiento y condena la razón, y encuentra en el arte, en la estética o en lo bello, una compensación a su frustración. Para él, el arte es un sustituto, un refugio, un consuelo. El arte lo aísla de la realidad del mundo exterior».
  • Fuente: Capítulo 9 El arte por el arte, página 106.
  • «Courbet es el último de los pintores célebres asociado al movimiento del arte social».
  • Fuente: Capítulo 10, El arte social al servicio de la libertad, página 122.
  • Nota: Escrito en 1868
  • Fuente: Capítulo 11, 1839, página 131.
  • «La pintura de Manet es no solo una pintura no fotográfica sino, paradójicamente, una pintura no realista».
  • Autor: Gonzague Privat, un crítico de arte de la época
  • Fuente: Capítulo 11, 1839, página 134.

Citas de otros autores incluidas en este ensayoEditar

  • Baudelaire
  • Fuente: Capítulo 13, El arte moderno, expresión de la decadencia occidental,página 151.
  • «La poesía no debe ser sino un descanso de nuestras horas de ocio, el adorno de la vida».
  • Nota del autor: Lamartine una vez convertido a las ideas sociales
  • Lamartine
  • Fuente: Capítulo 10, El arte social al servicio de la libertad, página 118.
  • «Podemos ver allí (en los cuadros y las construcciones) la disposición y como la imagen de su espíritu, porque el espíritu se expresa y se refleja allí tanto como un espejo refleja el rostro del que se mira».
  • Finicio
  • Fuente: Capítulo 4 El nacimiento del artista, página 48.

ReferenciasEditar

  1. Baudelaire: Edgar Poe, sa vie et ses oeuvres; París, N.R.F., 1928, pág 15.
  2. Mon coeur mis à nu: Pléiade, pág 1213. (Versión castellana: Mi corazón al desnudo; Barcelona, Apolo 1947)