Abatimiento

«Abatida la paloma de la paz por el cazador.
Abatida la esperanza».[1]

El abatimiento, como acción y efecto de abatir o abatirse, define la postración física o moral de una persona.[2]

Citas de abatimiento, abatido, abatirse, etc.Editar

  • «Con los años abatiremos a nuestros enemigos. El fruto no madura al fuego de la impaciencia».[3]
  • «Derrotado siempre, abatido nunca
    yo, ensueños rotos, labro un ideal».[5]
  • «El hombre sabio y sencillo no se abate, ni se preocupa en abatir a los demás».[7]
  • «—“Le voy a dar la hatchischina, o extracto de cáñamo indiano, que es maravilloso para combatir el abatimiento del ánimo, causante de las ideas lúgubres y de la manía religiosa. Efecto inmediato. Verán ustedes... Si se le da a un anacoreta, en seguida se pone a bailar”».
  • «No pasa día en que no tratemos de abatir nuestros impulsos más puros».[10]

En el lenguaje marineroEditar

  • «Este desvío se llama abatimiento y depende del estado de la mar, de la intensidad del viento y de su dirección relativamente á la del buque. El verdadero rumbo que sigue la nave lo indica la estela...».
    • Antonio Terry y Rivas
    • Fuente: Manual del navegante: redactado con presencia de los mejores autores modernos, 1873 (pág. 9).

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Grafiti mexicano posiblemente inspirado en un poema de Efraín Huerta.
  2. Búsqueda de «abatimiento». en el DLE.
  3. Albaigès (1997), p. 347.
  4. wikidata
  5. Ortega (2013), p. 2170.
  6. Ortega (2013), p. 1037.
  7. Tesoro de la sabiduría, pág. 5.[1] En Google Libros.
  8. Ramón y Cajal, Santiago. Reglas y consejos sobre investigación científica, p. 31. CSIC Press, 2008. ISBN 9788400000837. En Google Libros.
  9. Edición en línea en el proyecto Gutenberg[2].
  10. Albaigès (1997), p. 313.

BibliografíaEditar

  • Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. (En Google Libros.[3])
  • Poema Abatimiento [fuente: Wikisource] de Federico Balart en Sus mejores versos, 1912.
  • Tesoro de la sabiduria de todos los siglos y paises: sentencias.... Editorial Imprenta Ramón Campuzano, Madrid[4]. 1858. 

Enlaces externosEditar