Sociedad de las Naciones

organismo internacional creado por el Tratado de Versalles, el 28 de junio de 1919

La Sociedad de las Naciones, fue creada en 1919 por las potencias vencedoras de la I Guerra Mundial, y disuelta el 18 de abril de 1946, siendo sucedida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

«Fiel a su corta y lamentable tradición, sigue siendo un instrumento en manos de los poderosos para asegurarse la paz armada, que es acrecentar la guerra futura por el camino más corto, es decir, mediante el exterminio de los débiles».
Antonio Machado en septiembre de 1938.

CitasEditar

  • [La Sociedad de las Naciones fueron] cincuenta naciones dirigidas por una sola.
    • Winston Churchill
    • Fuente: La Segunda Guerra Mundial: el cerco se cierra (1951). Edición en español: trad. Santiago Ferrari, Buenos Aires (1953), pág. 57.
  • «La Sociedad de las Naciones (...) fiel a su corta y lamentable tradición, sigue siendo un instrumento en en manos de los poderosos para asegurarse la paz armada, que es acrecentar la guerra futura por el camino más corto, es decir, mediante el exterminio de los débiles».
    • Antonio Machado
    • Fuente: Los complementarios (1957). Originalmente publicado en La Vanguardia, el 25 de septiembre de 1938.[1]
  • Los representantes de los Estados Unidos respaldan este gran proyecto, la creación de una Sociedad de las Naciones. La consideramos como la piedra angular de todo el programa que expresa nuestro propósito [...] en esta guerra. [...] Estamos aquí para ver, en breve, que los mismísimos cimientos que dieron base a esta guerra sean barridos.[sin fuentes]
    • Woodrow Wilson
    • Discurso del presidente norteamericano -promotor de la Sociedad de las Naciones- en 1919, dirigiéndose a los delegados presentes en la Conferencia para la Paz celebrada en París.
  • Tomó una forma diferente de la que se había planeado y dejó tras sí un abismo que parecía insuperable entre las naciones que habían peleado unas contras otras en la guerra mundial. De ella no surgió paz inmediata alguna sino una nueva enemistad que perpetuó los antagonismos de la Guerra.[sin fuentes]

Véase tambiénEditar

Organización de las Naciones Unidas

ReferenciasEditar

  1. Machado, Antonio (1968 (2ª ed.). Los complementarios. (Selección de Guillermo de Torre). Losada. p. 235.