Práxedis G. Guerrero

periodista mexicano y revolucionario anarquista
Práxedis G. Guerrero
«Vivir para ser libres, o morir para dejar de ser esclavos.»
«Vivir para ser libres, o morir para dejar de ser esclavos
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 110 años.
Icon PD.svg

Práxedis G. Guerrero (Guanajuato, México, 28 de agosto de 1882 - Chihuahua, México, 29 de diciembre de 1910) Periodista y anarquista afiliado al Partido Liberal Mexicano. Murió en combate contra las fuerzas federales de Porfirio Díaz al inicio de la Revolución Mexicana.

CitasEditar

  • «Vivir para ser libres, o morir para dejar de ser esclavos». [1]
    • Nota: En numerosa bibliografía se atribuye la frase a un sociólogo anónimo, salvo en el texto de la referencia, que sí se la atribuye a Práxedes.
  • «Es mejor morir de pie que vivir de rodillas».
  • «Es más fácil suplantar un ídolo en la conciencia de los idolatras; no así destruir la idolatría. Por eso los suplantadores tienen mejor suerte que los reformadores».
  • «Cread un ídolo y os daré un yugo».
  • «Sembrad una pequeña simiente de rebeldía, y determinaréis una cosecha de libertades».
  • «Para luchar por la libertad no hacen falta odios; sin odio se abren los tuneles, sin odio se ponen diques a los ríos, sin odio se hiere la tierra para sembrar el grano, sin odio pueden aniquilarse a los despotismos, puede llegarse a la acción más violenta cuando sea necesaria para la emancipación humana».
  • «La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo».
  • «La palabra, como medio para unificar las tendencias. La acción, como medio para establecer los principios de la vida práctica».
  • «Tenemos hambre y sed de justicia, se oye por todas partes; pero ¿cuántos de esos hambrientos se atreven a tomar el pan y cuantos de esos sedientos se arriesgan a beber el agua que está en el camino de la revolución?».
  • «Si os parece que andando no llegais a la libertad, corred entonces».
  • «La justicia no se compra ni se pide de limosna; si no existe, se hace».
  • «Los triunfos morales no bastan para emancipar a un pueblo, como las comidas espirituales no alimentan ningún cuerpo».
  • «Respetad el orden existente, someteos a las leyes que se hacen inviolables para los cobardes, y sereis eternamente esclavos».
  • «Quién es más responsable, el tirano que oprime al pueblo o el pueblo que lo produjo».
  • «¿Teméis a la Revolución? Renunciad a la injusticia y el miedo se acabará en vosotros».
  • «Todavía la naturaleza no produce arboles que den fruto de justicia y bienestar. Sembremos y cultivemos».
  • «Derechos escritos, nada más escritos, son burlas a los pueblos, momificadas en Códigos».
  • «Instruir al cerebro es hacer efectivo el golpe del brazo; armar el brazo es dar fuerza a las concepciones del cerebro».
  • «Maldecid a los descontentos, vosotros los que amais la estabilidad del hongo; el descontento es el nervio más poderoso del progreso».
  • «Una causa no triunfa por su bondad y su justicia; triunfa por el afán de sus adeptos».
  • «Si sentís deseos de inclinaros ante un déspota, hacedlo; pero levantad una piedra para terminar dignamente el saludo».
  • «Detrás de cada religión esta la tiranía; detrás del ateísmo la libertad».

ReferenciasEditar

  1. Cantón , Wilberto L. Teatro de la Revolución Mexicana: selección, introducción general, situación histórica y estudios biobibliograficos. Editorial Santillana USA Publishing Company, Incorporated, 1982. Procedencia del original: Universidad de Michigan. Digitalizado el 5 de octubre de 2007.

Véase tambiénEditar