Moralina

Moralina se refiere a una «moralidad inoportuna, superficial o falsa».[1]

CitasEditar

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «Hace ya muchos años que los españoles hablamos de moralina con un gesto cómplice, desencantado, con esa facilidad nuestra para encogernos de hombros ante problemas gravísimos, o para disculpar de antemano lo que no suele tener disculpa. Moralina ha sido empleada muchas veces como "falsa moralidad, semimoralidad". Parece que tiene antecedentes en el pensamiento de Niestzche [sic], y de ahí que los hombres del 98 la pusieran en circulación. Hoy está al alcance de cualquiera. Ha pasado el mar, y la encuentro en una novela de Eduardo Mallea, La bahía de silencio. "Le importaba un bledo la moralina". "¿Qué quieren ustedes? Lo más triste de Londres no es la niebla, sino la moralina", dice Julio Camba en Aventuras de una peseta. Tarde, muy tarde llega al Diccionario. Repito la apostilla de hace unos instantes: si la dicha es buena... Y es evidente que lo es, que es buena, aunque ya no sea tan bueno que siga en circulación la evidente moralina, la falaz circunstancia que el alcaloide resucita en el habla. (La gente joven tiene mucho menos de eso, la verdad, aunque vayan teniendo otros varios -inas). En fin, ya no habrá dudas. Moralina (a imitación de nicotina, morfina, cocaína, etc.) será un sustantivo normal, femenino y autorizado: "Moralidad inoportuna, superficial o falsa"».[2]
    • Alonso Zamora Vicente
    • Fuente: «Siguen palabras nuevas.» Al trasluz de la lengua actual. Editorial Universidad Complutense, 1988.
  • «Supongo que a difundir esa devaluada imagen de la Gaite entre ciertas élites ha contribuido el desprecio que siempre manifestó ante las declaraciones pretenciosas, las palabras altisonantes y las exhibiciones de grandes principios literarios; así como su radical rechazo a inyectar en los textos eso que ella llamaba moralina, contravalores que hoy lastran muchas de las obras de sus contemporáneos y de los que la Gaite supo librarse con admirable olfato».[3]

ReferenciasEditar

  1. Real Academia Española/Asociación de Academias de la Lengua Española. «moralina.» Diccionario de la lengua española (edición del Tricentenario). Consultado el 26 de octubre de 2019.
  2. 2,0 2,1 Zamora Vicente, Alonso. «Siguen palabras nuevas.» Al trasluz de la lengua actual. Editorial Universidad Complutense, 1988. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Consultado el 26 de octubre de 2019.
  3. Chirbes, Rafael. «La generosidad de la constancia.» EN: Teruel, José et al. Un lugar llamado Carmen Martín Gaite. Siruela, 2014. ISBN 8416208174, 9788416208173. En Google Books. Consultado el 26 de octubre de 2019.