Martin Luther King

Líder del movimiento por los derechos civiles en los Estados Unidos de América
Martin Luther King, Jr.
«Tengo un sueño [...]»
«Tengo un sueño [...]»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 52 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Martin Luther King, Jr. (Atlanta; 15 de enero de 1929-Memphis; 4 de abril de 1968) fue un ministro bautista y activista por los derechos civiles de los afroamericanos.

CitasEditar

  • «A nuestros más implacables oponentes les decimos: "Hágannos lo que quieran, que nosotros les seguiremos amando. No podemos obedecer con toda conciencia sus leyes injustas, porque no cooperar con la maldad es una obligación moral tan fuerte como la de colaborar con el bien. Métannos en la cárcel y los seguiremos amando. Tírenles bombas a nuestras casas y amenacen a nuestros hijos, y los seguiremos amando. Envíen a nuestra comunidad perpetradores de la violencia a la medianoche, encapuchados, y golpéennos y déjenos medio muertos, y los vamos a seguir amando. Sin embargo pueden estar seguros de que los vamos a vencer con nuestra capacidad de sufrimiento. Un día ganaremos la libertad, pero no sólo para nosotros mismos. Entonces habremos apelado de tal manera a su corazón y a su conciencia, que los venceremos al hacerlo, y nuestra victoria será una victoria doble».[1]
    • Fuente: Sermón Amar a nuestros enemigos, escrito en la cárcel tras ser arrestado por el boicot a los autobuses de Montgomery.
  • «¿Acaso no fue Jesús un extremista del amor? "Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen". ¿Y Amos, un extremista de la justicia? "Corra el juicio como las aguas y la justicia como impetuoso arroyo"».[2]
    • Nota: Discurso en el que responde a la acusación de extremista.
  • «Al final, no recordamos las palabras de nuestros enemigos sino el silencio de nuestros amigos».[3]
  • «Ahora estoy convencido de que el método más sencillo resultará ser el más efectivo —la solución a la pobreza es a abolirla directamente por una medida ampliamente discutida: los ingresos garantizados—».
    • Fuente: «Where We Are Going», en Where Do We Go From Here: Chaos or Community (1967).[4]
  • «Aunque en un principio me decepcionó ser calificado como un extremista, mientras seguía pensando sobre el asunto, gradualmente fui ganando una medida de satisfacción de la etiqueta. ¿No fue Jesús un extremista del amor?: "Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen". ¿No era Amós, un extremista de la justicia?: "Corra el juicio como las aguas y la justicia como arroyo impetuoso". ¿No era Pablo un extremista del Evangelio cristiano?: "Yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús". ¿No fue Martín Lutero, un extremista?: "Aquí estoy, no puedo hacer otra cosa, que Dios me ayude". ¿Y John Bunyan?: "Voy a permanecer en la cárcel hasta el fin de mis días antes de hacer una carnicería de mi conciencia". ¿Y Abraham Lincoln?: "Esta nación no puede sobrevivir como mitad esclava y mitad libre". ¿Y Thomas Jefferson?: "Sostenemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales..." Así que la pregunta no es si vamos a ser extremistas o no, pero ¿qué clase de extremistas seremos. ¿Seremos extremistas por odio o por amor? ¿Seremos extremistas por la preservación de injusticia o por la extensión de la justicia?».[5]
  • «Aunque supiera que mañana el mundo se habría de desintegrar, igual plantaría mi manzano».[6]
  • «Conocí a Malcolm X una vez en Washington, pero las circunstancias no me permitieron hablar con él más de un minuto. Él es muy elocuente ... pero estoy totalmente en desacuerdo con muchas de sus ideas políticas y filosóficas - al menos en lo que hasta ahora entiendo que encuentra [...] No sé cómo se siente ahora, pero sé que a menudo he deseado que hable menos de violencia, porque la violencia no va a resolver nuestro problema. Y en su letanía de articular la desesperación de los negros sin ofrecer ninguna alternativa positiva, creativa, creo que Malcolm ha hecho a sí mismo y a nuestro pueblo un gran perjuicio. La oratoria fiera, demagógica en los guetos negros, instando a los negros a armarse y prepararse para participar en la violencia, como él lo ha hecho, no puede cosechar nada más que dolor».[7]
    • Entrevista de Alex Haley a Martin Luther King, enero de 1965, Playboy Magazine.
  • «La segregación no sólo es sociológicamente indefendible, no sólo es políticamente errónea, es moralmente mala y pecaminosa. La segregación es un cáncer en el cuerpo político, que debe ser eliminado antes de que nuestra salud democrática pueda ser realizada. (Sí), la segregación es mala porque no es más que una nueva forma de esclavitud encubierta con ciertas sutilezas de complejidad. La segregación es mala porque es un sistema de adulterio perpetuado por una relaciónl ilícita entre la injusticia y la inmoralidad. Y en Birmingham, Alabama, y en todo el Sur y en todo el país, simplemente estamos diciendo que ya no podremos vender nuestro derecho de nacimiento a la libertad por un plato de lentejas segregada. En un sentido real, acabemos con la segregación ahora, en adelante, y para siempre».
  • «Me quedaré en la lucha hasta que se gane la victoria y hasta que cada chico negro y cada chica negra puedan caminar por las calles de Montgomery y de los Estados Unidos con dignidad y honor sabiendo que es un hijo del Dios Todopoderoso y sabiendo que tiene dignidad y respeto propio. No llegará en los próximos cinco años; no lo sé. Espero que llegue mañana por la mañana a las nueve. Pero el realismo me impulsa a admitir que todavía habrá días de resistencia por delante, días difíciles y oscuros. No sé cuáles son los sufrimientos que tendremos que pasar. Estoy seguro de que habrá más bombas. Algunos de nosotros tendremos que ir a la cárcel un poco más. Y no estoy tan seguro ahora de que algunos de nosotros no tengamos que pagar el precio de la muerte física, pero estoy convencido de que si la muerte física es el precio que algunos deben pagar para liberar a sus hijos de una vida permanente en la muerte psicológica, entonces nada podría ser más cristiano. Y así vamos a salir con una nueva y audaz determinación para hacer de esta vieja era una nueva era».
    • Original: «I will stay with it until victory is won and until every black boy and every black girl can walk the streets of Montgomery and the United States with dignity and honor knowing he's a child of the Almighty God and knowing he has dignity and self-respect. It make not came in the next five years; I do not know. I hope it's come tomorrow morning at nine o'clock. But realism impels me to admit that there are still days of resistance ahead, difficult, dark days. I do not know what's sufferings we will have to go trough. Some more bombings will occurs, I'm sure. Some of us we will have to go to jail some more. And I'm not so sure now that some of us may not have to pay the price of physical death, but I'm convinced that if physical death is the price that some must to pay to free their children from a permanent life of phycological death, then nothing could be more Cristian. And so let us go out with new and bold determination to make this old age - a new age».[8]
    • Nota: Saludo dirigido por Martin Luther King al Dr. y Mrs. King, sus padres, el 31 de enero de 1960.
  • «Por el legado de la esclavitud y la segregación, muchos negros perdieron fe en sí mismos y muchos sintieron que eran inferiores. Pero entonces algo pasó con el Negro: las circunstancias hicieron posible y necesario que él viajara más: la llegada del automóvil, los trastornos de las dos guerras mundiales, la Gran Depresión. Y por su origen rural, el pasado de la plantación fue dando paso a la vida urbana, industrial, y aunque su vida económica se elevaba a través del crecimiento de la industria, la influencia de los sindicatos, la ampliación de las oportunidades educativas, y aunque su vida cultural se elevaba a través de la constante disminución del analfabetismo paralizante y todas estas fuerzas conjugaron para hacer que el Negro tomara una nueva mirada sobre sí mismo, las masas negras, masas negras por todas partes comenzaron a volver a evaluarse a sí mismas, y el negro llegó a sentir que era alguien. Su religión le reveló a él, su religión le reveló a él que Dios ama a todos Sus hijos, y que todos los hombres están hechos a Su imagen, y que en sentido figurado, cada hombre desde un bajo-negro hasta a un triplete blanco es significativo en el teclado de Dios».[sin fuentes]
  • «Si mi vida, con las pruebas, tribulaciones y dificultades que he enfrentado para mi pueblo no ha demostrado mi coraje, entonces no hay manera de que pueda convencer más. He vivido en medio de amenazas, intimidación, violencia física e incluso muerte, y sin embargo nunca he huido de la situación. He instado a mi pueblo en todo momento a luchar contra la segregación e incluso a desobedecer las leyes de segregación para excitar y despertar la conciencia de nuestra nación. Voy a seguir haciendo esto, pero lo haré con el espíritu correcto. Nunca permitiré que ningún hombre me arrastre tan bajo que me haga odiarlo; y sobre todo nunca me amargaré».[9]
    • Idioma original: «If my life, with the accompanying trials, tribulations, and difficulties that I have faced for my people have not proven my courage, then there is no way that I can covince anymore. I have lived amid threats, intimidation, physical violence and even death, and yet I have never run from the situation. I hve urged my people at all time to stand up against segregation, and even disobey the segregation laws in order to arouse and awaken the conscience of our nation. I will continue to do this but I will do it in the right spirit. I will never allow any man to drag me so low as to make me to hate him; and above I will never become bitter».
    • Nota: 15 de junio de 1959.
  • «Sigo creyendo que una día la humanidad se inclinará delante de los altares de Dios y será coronada triunfante sobre la guerra y el derramamiento de sangre, y que el buen redentor no-violento proclamará el gobierno de la tierra. "Y el león y el cordero se yacerán juntos, y cada uno se sentará debajo de su vid y de su higuera, y no habrá quien tenga miedo". Sigo creyendo que vamos a superarlo!».

Mal atribuidasEditar

  • «De mi formación cristiana he obtenido mis ideales y de Gandhi la técnica de la acción».
    • Frase que comúnmente ha sido tergiversada fuera de contexto. La frase original se refiere al método de acción en el Boycot de autobuses en Montgomery, y dice así: "Al inicio de la protesta, la gente me llamó para servir como su portavoz. Al aceptar esta responsabilidad, mi mente, de manera consciente o inconsciente, fue llevada de vuelta al Sermón de la Montaña y al método de resistencia no-violenta de Gandhi. Este principio se convirtió en el hilo conductor de nuestro movimiento. Cristo proporcionó el espíritu y la motivación, mientras que Gandhi proporcionó el método».
    • Fuente: 13 de abril de 1960, Martin Luther King Papers.

ReferenciasEditar

  1. Yancey, Philip. La desaparición de la gracia: ¿Qué les pasó a la Buenas Nuevas?. Harper Collins, 2015. 978-08-29757-85-9.
  2. Piper, John. Hermanos, no somos profesionales: El mundo determina la agenda del profesional, Dios la del hombre espiritual, p. 220. Editorial Clie. ISBN 9788482675817.
  3. Singh, Madanjeet. La historia del Sasia, p. 208. UNESCO, 2005. ISBN 978-92-33039-92-6.
  4. Bojicic, Savo (2010). America... America... or Is it?, p. 389. AuthorHouse. ISBN 978-1-4520-3433-1. En Google Libros.
  5. Piper, John. Hermanos, no somos profesionales: El mundo determina la agenda del profesional, Dios la del hombre espiritual, p. 220. Editorial Clie. ISBN 978-84-82675-81-7.
  6. Guambia, números 510-526, p. 150. Editorial El Kiosko, 2005. Procedencia del original: Universidad de Texas.
  7. Entrevista de Alex Haley a Martin Luther King, enero de 1965, Playboy Magazine.
  8. King, Martin Luther; Carson, Clayborne. The Papers of Martin Luther King, Jr., p. 22. University of California Press, 2005. 978-05-20242-39.5.
  9. King, Martin Luther; Carson, Clayborne. The Papers of Martin Luther King, Jr., p. 1. University of California Press, 2005. 978-05-20242-39.5.