Tengo un sueño

Discurso de Martin Luther King Jr sobre la igualdad racial

Yo tengo un sueño es un discurso pronunciado por Martin Luther King, Jr.. Aunque la versión más conocida de la cita es la de agosto de 1963 ante 250 000 personas en Washington, King ya había utilizado la misma frase en discursos anteriores.[1][nota 1]

Discursos (en orden cronológico)Editar

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

Discurso en Detroit (23 de junio de 1963)Editar

  • «[...] Así que vuelvo al Sur, no en desesperación. [...] Vuelvo convencido de que el nuevo día se aproxima. Y resulta que esta tarde tengo un sueño. Es un suenó profundamente arraigado en el sueño americano.
    Tengo un sueño de que, algún día, allí abajo en Georgia y Misisipi, que los hijos de antiguos esclavos y los hijos de antiguos amos de esclavos podrán vivir juntos como hermanos.
    Tengo un sueño esta tarde de que algún día, algún día los pequeños niós blancos y los pequeños niños negros podrán juntaar sus manos como hermanos y hermanas.
    Tengo un sueño esta tarde de que algún día, algún día los hombres ya no quemarán las casas y la iglesia de Dios simplemente porque las personas quieren ser libres.
    Tengo un sueño esta tarde de que llegará un día [...] en el que todos los hombres podrán vivir con dignidad.
    Tengo un sueño esta tarde de que mis cuatro hijos pequeños, de que mis cuatro hijos pequeños no crecerán en una época como la en que crecí yo, sino que serán juzgados por su caracter, no por el color de su piel.
    Tengo un sueño esta tarde de que algún día en Detroit, aquí mismo, los negros podrán comprar una casa o alquilar una casa donde su dnero les lleva y que podrán conseguir un trabajo. [...] Tengo un sueño esta tarde de que algún día reconoceremos las palabras de Jefferson de que "todos los hombres están creados como iguales, de que su Creador les ha dado ciertos derechos inalienables, entre los cuales están los de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad." Tengo un sueño esta tarde. [...] Tengo un sueño esta tarde de que la hermandad de los hombres será una realidad en estos tiempos».
    • Original: «[...] And so I go back to the South not in despair. [...] I go back believing that the new day is coming. And so this afternoon, I have a dream. It is a dream deeply rooted in the American dream.
      I have a dream that one day, right down in Georgia and Mississippi and Alabama, the sons of former slaves and the sons of former slave owners will be able to live together as brothers.
      I have a dream this afternoon that one day, one day little white children and little Negro children will be able to join hands as brothers and sisters.
      I have a dream this afternoon that one day, that one day men will no longer burn down houses and the church of God simply because people want to be free.
      I have a dream this afternoon that there will be a day [...] that all men can live with dignity.
      I have a dream this afternoon that my four little children, that my four little children will not come up in the same young days that I came up within, but they will be judged on the basis of the content of their character, not the color of their skin.
      I have a dream this afternoon that one day right here in Detroit, Negroes will be able to buy a house or rent a house anywhere that their money will carry them and they will be able to get a job. [...] I have a dream this evening that one day we will recognize the words of Jefferson that "all men are created equal, that they are endowed by their Creator with certain unalienable Rights, that among these are Life, Liberty and the pursuit of Happiness."[nota 2] I have a dream this afternoon. [...] I have a dream this afternoon that the brotherhood of man will become a reality in this day».[2]

Discurso en Washington (28 de agosto de 1963)Editar

  • «... Aunque vemos delante las dificultades de hoy y mañana, amigos míos, os digo hoy: todavía tengo un sueño. Es un sueño profundamente enraizado en el sueño americano.
    Tengo un sueño: que un día esta nación se pondrá en pie y realizará el verdadero significado de su credo: “Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas: que todos los hombres han sido creados iguales”.
    Tengo un sueño: que un día sobre las colinas rojas de Georgia los hijos de quienes fueron esclavos y los hijos de quienes fueron propietarios de esclavos serán capaces de sentarse juntos en la mesa de la fraternidad.
    Tengo un sueño: que un día incluso el estado de Mississippi, un estado sofocante por el calor de la injusticia, sofocante por el calor de la opresión, se transformará en un oasis de libertad y justicia.
    Tengo un sueño: que mis cuatro hijos vivirán un día en una nación en la que no serán juzgados por el color de su piel sino por su reputación.
    Tengo un sueño hoy.
    Tengo un sueño: que un día allá abajo en Alabama, con sus racistas despiadados, con su gobernador que tiene los labios goteando con las palabras de interposición y anulación, que un día, justo allí en Alabama niños negros y niñas negras podrán darse la mano con niños blancos y niñas blancas, como hermanas y hermanos.
    Tengo un sueño hoy.
    Tengo un sueño: que un día todo valle será alzado y toda colina y montaña será bajada, los lugares escarpados se harán llanos y los lugares tortuosos se enderezarán y la gloria del Señor se mostrará y toda la carne juntamente la verá».[3]
    • Variante: «Hoy os digo, amigos míos, que incluso ante las dificultades a que nos enfrentamos hoy y mañana, sigo teniendo un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el sueño americano.
      Tengo un sueño de que un día esta nación se levantará para convertir en realidad el verdadero significado de su credo: ‘Mantenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas, que todos los hombres son creados iguales’. Sueño que un día en las rojas colinas de Georgia los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de los antiguos amos serán capaces de sentarse juntos en la mesa de la hermandad.[4] Tengo un sueño en el que incluso en el estado de Misisipi, un estado sufriendo el ardor de la injusticia, será transformado en una oasis de libertad y justicia. Sueño que mis cuatro hijos pequeños vivirán un día en una nación donde no serán juzgados por el color de su piel[4] sino por su caracter. Hoy tengo un sueño.
      Sueño con que algún día allá en Alabama, con sus feroces racistas, con su gobernador babeando con las palabras 'interposición' y 'nulificación', algún día, allí mismo en Alabama los pequeños niños y niñas negras podrán coger de la mano a los pequeños niños y niñas blancas como hermanas y hermanos. Hoy tengo un sueño.
      Sueño hoy que algún día cada valle será exaltado, toda colina y montaña será más baja, los lugares inhospitos convertidos en llanuras, los lugares corruptos enderecidos, y que se revelará la gloria de Dios y que todas las personas lo vean juntas».
    • Original: «I say to you today, my friends, so even though we face the difficulties of today and tomorrow, I still have a dream. It is a dream deeply rooted in the American dream.
      I have a dream that one day this nation will rise up and live out the true meaning of its creed: “We hold these truths to be self-evident, that all men are created equal.”
      I have a dream that one day on the red hills of Georgia, the sons of former slaves and the sons of former slave owners will be able to sit down together at the table of brotherhood.
      I have a dream that one day even the state of Mississippi, a state sweltering with the heat of injustice, sweltering with the heat of oppression, will be transformed into an oasis of freedom and justice.
      I have a dream that my four little children will one day live in a nation where they will not be judged by the color of their skin but by the content of their character. I have a dream today.
      I have a dream that one day down in Alabama, with its vicious racists, with its governor having his lips dripping with the words of “interposition” and “nullification”, one day right there in Alabama little black boys and black girls will be able to join hands with little white boys and white girls as sisters and brothers. I have a dream today.
      I have a dream that one day every valley shall be exalted, every hill and mountain shall be made low, the rough places will be made plain, and the crooked places will be made straight, and the glory of the Lord shall be revealed, and all flesh shall see it together».[5]
    • Nota: Discurso durante la Marcha en Washington por el trabajo y la libertad

Citas sobre los discursosEditar

Discurso en WashingtonEditar

  • «Dr. King tocó todos los temas del día, aunque mejor que nadie. Estaba lleno del simbolismo de Lincoln y Gandhi, y de las cadenzas de la Biblia. Se mostraba tan militante como triste, y al marcharse la multitude sentía que el largo viaje había merecido la pena».
    • Original: «Dr. King touched all the themes of the day, only better than anybody else. He was full of the symbolism of Lincoln and Gandhi, and the cadences of the Bible. He was both militant and sad, and he sent the crowd away feeling that the long journey had been worthwhile».[6]
    • James Reston
    • Fuente: «‘I Have a Dream…’: Peroration by Dr. King Sums Up a Day the Capital Will Remember», The New York Times, 29 de agosto de 1963

NotasEditar

  1. King no tenía intención de utilizarlo en Washington hasta que Mahalia Jackson, desde la tribuna de los oradores, le gritó: «¡Háblales del Sueño, Martin, háblales del Sueño!». (Kakutani, Michiko; traducido por María Luisa Rodríguez Tapia). «El poder permanente del discurso sobre el sueño de King». 28 de agosto de 2013. El País (publicado originalmente en The New York Times). Consultado el 25 de marzo de 2021.
  2. «Jefferson’s “original Rough draught” of the Declaration of Independence». The Papers of Thomas Jefferson, Volume 1: 1760-1776, 423-28. Princeton University Press, 1950. Consultado el 25 de marzo de 2021.

ReferenciasEditar

  1. Kakutani, Michiko; traducido por María Luisa Rodríguez Tapia. «El poder permanente del discurso sobre el sueño de King». 28 de agosto de 2013. El País (publicado originalmente en The New York Times). Consultado el 25 de marzo de 2021.
  2. (En inglés.) «Address at the Freedom Rally in Cobo Hall». The Martin Luther King, Jr. Research and Education Institute. Stanford University. Consultado el 25 de marzo de 2021.
  3. King, Martin Luther; traducción de Tomás Albaladejo. Tonos: Revista Elecetrónica de Estudios Filológicos, número VI, junio de 2014. Universidad de Murcia. Consultado el 25 de marzo de 2021.
  4. 4,0 4,1 Basterra, Francisco G. «Martin Luther King, un sueño casi cumplido». 21 de agosto 2013. El País. Consultado el 25 de marzo de 2021.
  5. King, Martin Luther (en inglés). [1] The Martin Luther King, Jr. Research and Education Institute. Stanford University. Consultado el 25 de marzo de 2021.
  6. (En inglés.) «I Have a Dream». The Martin Luther King, Jr. Research and Education Institute. Stanford University. Consultado el 25 de marzo de 2021.