La letra con sangre entra

refrán

«La letra con sangre entra» es un refrán para señalar que «es necesario el trabajo y el estudio para aprender algo o para avanzar en algo»,[1] como «fruto del esfuerzo tenaz y sangrante», impuesto por la primitiva pedagogía,[2] y su tesis de que con determinado alumnado «el castigo, incluso el más violento, puede llegar a ser productivo».[3]

Litografía francesa de Charles Vernier (1920), satirizando los antiguos castigos en la educación.

El refranero de Gonzalo Correas lo recoge con este texto: «La letra con sangre entra, y la labor con dolor. (Con castigo en niños y niñas)».[4]

UsosEditar

Cervantes lo usa en la segunda parte del Quijote, en su capítulo 36,[5]

—«Eso –replicó la duquesa– más es darse de palmadas que de azotes. Yo tengo para mí que el sabio Merlín no estará contento con tanta blandura; menester será que el buen Sancho haga alguna diciplina de abrojos, o de las de canelones, que se dejen sentir; porque la letra con sangre entra, y no se ha de dar tan barata la libertad de una tan gran señora como lo es Dulcinea por tan poco precio; y advierta Sancho que las obras de caridad que se hacen tibia y flojamente no tienen mérito ni valen nada».[6]

También lo usó Francisco de Goya como título de uno de sus cuadros menos conocidos.

A lo largo de la historia ha sido repetido o usado por muy diversos personajes, entre ellos Domingo Faustino Sarmiento, pedagogo y presidente de Argentina entre 1868-1874;[7] o el maestro y luego dramaturgo Alejandro Casona que lo reescribió así: «La letra con sangre entra... pero con sangre del maestro».[8]

Otras lenguasEditar

Tiene proverbios similares en latín [Quae nocent docent];[9] en francés [C'est en forgeant qu'on devient forgeron],[10]; y en inglés con diversas expresiones [Spare the rod, spoil the child].[11][12]

ReferenciasEditar

  1. Refranero multilingüe del [ CVC] (Centro Virtual Cervantes).
  2. Junceda, Luis (1997). Diccionario de refranes. Espasa. p. 235.  ISBN 8423987841.
  3. Buitrago, Alberto (1995, 2003 y 2005 en Espasa; reedit. en Planeta en 2017). Diccionario de dichos y frases hechas. Espasa y Planeta. p. 415. ISBN 846700116X. 
  4. Correas (1906). p. 187.
  5. Capítulo XXXVI. "Donde se cuenta la estraña y jamás imaginada aventura de la dueña Dolorida, alias de la condesa Trifaldi, con una carta que Sancho Panza escribió a su mujer Teresa Panza".
  6. quijote 2, XXXVI.
  7. prensa en línea
  8. La biografa de Casona explica que esta paradoja ya había sido enunciada antes por María de Maeztu. Según cita Carmen Díaz Castañón, en Alejandro Casona. Oviedo: Biblioteca Caja de Ahorros de Asturias, 1990, página 106.
  9. Refranero Latino Jesús Cantera. Akal, 2005;p. 321 (it. 1315). ISBN 9788446012962.
  10. forum en línea
  11. menciones en GLibros.
  12. Diccionario español e ingles: conteniente la significacion y uso de las voces, con terminos propios à la Marina..., con la acentuacion de la Real Academia de Madrid ; tomo I [-tome II], Volumen 1; p. 407. A costa de Piestre y Delamolliere, 1786. Procedencia del original: Universidad Complutense de Madrid.

BibliografíaEditar

  • Correas, Gonzalo (1906). Vocabulario de refranes y frases proverbiales y otras formulas comunes de la lengua castellana en que van todos los impresos antes y otra gran copia. Facsimil en línea.