Jean de La Fontaine

Poeta, escritor y fabulista francés
(Redirigido desde «Jean de la Fontaine»)
Jean de La Fontaine
«A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo»
«A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 328 años.
Icon PD.svg

Jean de La Fontaine (Château-Thierry, Aisne; 3 de julio de 1621-París; 13 de abril de 1695) fue un escritor y fabulista francés.

CitasEditar

  • «A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo».[1][2]
  • «Cada cual tiene su propio vicio, en el que continuamente recae».[3]
  • «Cualquier poder, si no se basa en la unión, es débil».[4]
  • «De nada sirve correr; lo que conviene es partir a tiempo».[5]
  • «Estómago hambriento no tiene oídos».[6]
  • «La amistad, como la sombra vespertina, se ensancha en el ocaso de la vida».[7]
  • «La gracia es más bella aún que la belleza».[8]
  • «La paciencia y el tiempo hacen más que la fuerza y la violencia».[9]
  • «La sabiduría es un tesoro que nunca causa entorpecimiento».[10]
  • «La vergüenza de confesar el primer error, hace cometer muchos otros».[11][12]
  • «Nada hay más peligroso que un amigo ignorante; es mejor un enemigo sabio».[13]
  • «Nadie tiene dominio sobre el amor, pero el amor domina todas las cosas».[14]
  • «Ningún camino de flores conduce a la gloria». [Aucun chemin de fleurs ne conduit à la gloire.][15][16][17]
  • «No hay mejor amigo ni padre que uno mismo».[19]
  • «No puede encontrarse bajo el firmamento ni un solo ser, animal o criatura, que no tenga su contrario. Es una ley de la naturaleza».[20]
  • «No vivimos nunca, esperamos la vida».[21]
  • «Pregunte a los que tienen la pasión de acumular en qué les favorece que los demás no tengan».[22]
  • «Quien mucho ha visto, poco puede haber retenido».[23]
  • «Sobre las alas del tiempo, la tristeza vuela».[24]
  • «Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda».[25]

ReferenciasEditar

  1. Señor (1997), p. 140.
  2. Palomo (1997), p. 94.
  3. Señor (1997), pp. 107 y 558.
  4. Señor (1997), p. 437.
  5. (Palomo 2013:276)
  6. Señor (1997), p. 91.
  7. (Diggs & Vives 2012:69)
  8. Señor (1997), p. 70.
  9. Señor (1997), p. 418.
  10. Señor (1997), p. 466.
  11. Señor (1997), p. 196.
  12. (Palomo 2013:114)
  13. Señor (1997), p. 294.
  14. (Palomo 2013:38)
  15. (Palomo 2013:141)
  16. Fábulas; libro X; fábula XIV.
  17. Goicoechea (1952), p. 207.
  18. Señor (1997), p. 5.
  19. Señor (1997), p. 21.
  20. Señor (1997), p. 392.
  21. Señor (1997), p. 566.
  22. Señor (1997), p. 64.
  23. Señor (1997), p. 556.
  24. Señor (1997), p. 528.
  25. (Palomo 2013:62)

BibliografíaEditar

  • Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe. ISBN 8423992543.