Diferencia entre revisiones de «Vino»

635 bytes añadidos ,  hace 10 años
m (Revertidas las ediciones de 190.179.195.108 (Discusión) a la última edición de 88.9.154.119)
(+ 1 cita de Gutierre Díez de Games.)
** Traducción: "Afortunados los españoles para los que beber es vivir."
** Atribuida a [[Julio César]]
 
<!--Citas sobre agua y vino a la página conjunta [[Agua y vino]] para aligerar las páginas monotemáticas-->
 
** [[Tito Fernandez]] ([[Temuco|el temucano]])
** Nota: Refiriendose al estilo de vida de un fanático del vino.
 
*"Non es sin culpa el que yerra con el vino. No se puede escusar de culpa porque diga: «No estava en mi seso». La locura non viene al honbre sçientemente; por ende, si el que perdió la memoria por enfermedad, e que Dios se la quiso privar, por el yerro non será en culpa. No es pecado bever vino, mas es pecado el yerro que con ello fizo, porque antes que lo beviese cuerdo estava. Mas por el deleyte, con su mano privó su seso, sabiendo e entendiendo que de tal natura hera. El vino non lo beven poorque es vino, mas por el su sabor."
**[[Gutierre Díez de Games]], en [[:w:El Victorial|''El Victorial'']] (1453), capítulo 86.
 
* "¿No será bueno, señor escudero, que tenga yo un instinto tan grande y tan natural, en esto de conocer vinos, que, en dándome a [[oler]] cualquiera, acierto la patria, el linaje, el [[sabor]], y la dura, y las vueltas que ha de dar, con todas las circunstancias al vino atañederas? Pero no hay de qué maravillarse, si tuve en mi linaje por parte de mi padre los dos más excelentes mojones que en luengos años conoció la Mancha; para prueba de lo cual les sucedió lo que ahora diré: «Diéronles a los dos a probar del vino de una cuba, pidiéndoles su parecer del estado, cualidad, bondad o malicia del vino. El uno lo probó con la punta de la [[lengua]], el otro no hizo más de llegarlo a las narices. El primero dijo que aquel vino sabía a hierro, el segundo dijo que más sabía a cordobán. El dueño dijo que la cuba estaba limpia, y que el tal vino no tenía adobo alguno por donde hubiese tomado sabor de hierro ni de cordobán. Con todo eso, los dos famosos mojones se afirmaron en lo que habían dicho. Anduvo el tiempo, vendióse el vino, y al limpiar de la cuba hallaron en ella una llave pequeña, pendiente de una correa de cordobán.»
112

ediciones