Carnets (1942/1951)

libro de Albert Camus
Carnets (1942 / 1951)
Título original Carnets
Autor Albert Camus
Publicación 1966 (hace 55 años)
Enlaces externos
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.

Carnets (1942/1951) es una recopilación de notas, citas, pensamientos y micro-textos reunidos por Camus a lo largo de su vida. En esta selección se incluyen solo los recopilados de sus años finales y publicados tras su muerte, en francés (1964) y en la versión en castellano de Mariano Lencera y Victoria Ocampo, en 1966.

Selección de fragmentos más citados de la obraEditar

  • «El consuelo de este mundo es que no hay sufrimientos permanentes». [1]
  • «Es el cristianismo el que explica al bolchevismo. Mantengamos el equilibrio para no volvernos asesinos». [2]
  • «Literatura contemporánea: es más fácil chocar que convencer». [4]
  • «No hay justicia, sólo hay límites». [5]
  • «No me gustan los secretos ajenos. Pero me interesan sus confesiones». [6]
  • «Novela breve: la angustia de la muerte. Y se suicida». [7]
  • «Se escribe en los instantes de desesperación. Pero ¿qué es la desesperación?». [8]
  • «Sí, tengo una patria: la lengua francesa». [9]
  • «Todo logro significa una servidumbre. Obliga a otro más alto». [10]

Citas de otros autores anotadas por Camus en sus CarnetsEditar

  • «El mar y el cielo atraen a las terrazas de mármol a la multitud de las jóvenes y fuertes rosas». Rimbaud[11]
  • «Europa no recobrará el sentido hasta que la palabra revolución evoque vergüenza en vez de orgullo. Un país que se jacta de su revolución gloriosa es tan vano y absurdo como un hombre que se jactase de su gloriosa apendicitis». Salvador de Madariaga[13]
  • «Los hombres de genio... no lo son porque tengan ideas nuevas, sino porque están poseídos por esta idea esencial: que lo que ya se ha dicho, todavía no se ha dicho bastante». Delacroix[16]
  • «No habré hecho nada por mi felicidad personal mientras no me acostumbre a soportar que alguien no me haga justicia en su corazón». Stendhal[18]
  • «Se declama contra las pasiones, sin pensar que en esa antorcha enciende la suya la filosofía». Safo[19]
  • «Siempre he creído que si llegáramos a decir durante un minuto lo que pensamos, la sociedad se derrumbaría». Sainte-Beuve[20]
  • «Sin una ilimitada libertad de pensa, sin una libertad absoluta de reunión y asociación, no se concibe el dominio de vastas masas populares». Rosa Luxemburgo[21]
  • «Vivir en paz requiere casi el mismo esfuerzo que gobernar el mundo». Constant[22]

ReferenciasEditar

  1. Camus (1942 - 1951), p. 75.
  2. Camus (1942 - 1951), p. 179.
  3. Camus (1942 - 1951), p. 49.
  4. Camus (1942 - 1951), p. 179.
  5. Camus (1942 - 1951), p. 179.
  6. Camus (1942 - 1951), p. 248.
  7. Camus (1942 - 1951), p. 253.
  8. Camus (1942 - 1951), p. 93.
  9. Camus (1942 - 1951), p. 249.
  10. Camus (1942 - 1951), p. 254.
  11. Camus (1942 - 1951), p. 237.
  12. Camus (1942 - 1951), p. 227.
  13. Camus (1942 - 1951), p. 186.
  14. Camus (1942 - 1951), p. 253.
  15. Camus (1942 - 1951), p. 252.
  16. Camus (1942 - 1951), p. 225.
  17. Camus (1942 - 1951), p. 252.
  18. Camus (1942 - 1951), p. 167.
  19. Camus (1942 - 1951), p. 252.
  20. Camus (1942 - 1951), p. 167.
  21. Camus (1942 - 1951), p. 186. Citando La revolución rusa.
  22. Camus (1942 - 1951), p. 167.

BibliografíaEditar

  • Camus, Albert (1966). Carnets (enero de 1942 – marzo de 1951). Losada, 1.ª ed. Traducción de Mariano Lencera y Victoria Ocampo].