Arturo Graf

poeta italiano
Arturo Graf
«La religión debería servir más para dar ánimos a los buenos que para atemorizar a los malos».
«La religión debería servir más para dar ánimos a los buenos que para atemorizar a los malos».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 107 años.
Icon PD.svg

Arturo Graf (Atenas, 19 de enero de 1848 – Turín, 30-31 de mayo de 1913) fue un poeta, aforista y crítico literario italiano .

CitasEditar

  • «Desdichado el hombre en quien nada queda del niño».[1]
  • «El amor es como el agua; si no hay algo que lo agite, se pudre».[2]
  • «El hombre comienza a ser viejo cuando deja de ser educable».[3]
  • «El hombre vale lo que vale el concepto que tenga de la felicidad».[4]
  • «El ideal, como el árbol, ha de tener sus raíces en la tierra».[5]
  • «El mejor sudario es la honestidad, porque envuelve a la muerte con un grato olor».[6]
  • «El modo más seguro de hacernos agradable la vida a nosotros mismos es hacerla agradable a los demás».[7]
  • «El que en un arte ha llegado a maestro, puede prescindir de las reglas».[8]
  • «El ser humano vale lo que vale el concepto que él tenga de la felicidad».[9]
  • «En el viaje a través de la vida no existen caminos llanos: todos son subidas o bajadas».[10]
  • «Es bastante más fácil ser caritativo que justo».[11]
  • «Escucha bien el consejo de quien sabe mucho, pero escucha sobre todo el consejo de quien te quiere mucho».[12]
  • «Hombre sensible a la adulación, es hombre desarmado».[13]
  • «La perseverancia es la virtud que hace fructificar a todas las demás».[14] [«La constancia es la virtud por la cual todas las otras virtudes dan fruto».[15]
  • «La religión debería servir más para dar ánimos a los buenos que para atemorizar a los malos».[16]
  • «La sabiduría y la razón hablan; la ignorancia y el error ladran».[17]
  • «Los deseos son como los peldaños de una escalera, cuanto más asciendes, más inseguro te encuentras».[19]
  • «Nunca será verdaderamente sabio quien no sepa ser algunas veces un poco loco».[20]
  • «Para estar tranquilos es preciso desear poco y esperar menos».[21]
  • «Son más instructivos los errores de los grandes intelectuales que las verdades de los mediocres».[22]
  • «Si no disfrutas la libertad interior, ¿qué otra libertad esperas gozar?» [23]
  • «Si quieres oír cantar a tu alma, haz el silencio a tu alrededor».[24]

ReferenciasEditar

  1. Ortega (2013), p. 1363.
  2. Señor (1997), p. 173.
  3. Señor (1997), p. 173.
  4. Señor (1997), p. 283.
  5. Ortega (2013), p. 2166.
  6. Señor (1997), p. 278.
  7. Señor (1997), p. 227.
  8. Señor (1997), p. 57.
  9. Señor (1997), p. 283.
  10. Ortega (2013), p. 653.
  11. Señor (1997), p. 308.
  12. Palomo (2013), p. 73.
  13. Ortega (2013), p. 75.
  14. Ortega (2013), p. 3234.
  15. Señor (1997), p. 102.
  16. Señor (1997), p. 459.
  17. Señor (1997), p. 294.
  18. Señor (1997), p. 581.
  19. Señor (1997), p. 136.
  20. Señor (1997), p. 467.
  21. Ortega (2013), p. 4046.
  22. Ortega (2013), p. 1526.
  23. Señor (1997), p. 320.
  24. Señor (1997), p. 482.

BibliografíaEditar

  • Ortega Blake, Arturo (2013). El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México. ISBN 6073116314, 9786073116312. En Google Libros.
  • Señor, Luis (1.ª ed. 1997/2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543.