Abrir menú principal

Silvia Elvira Martorell Kaswalder

pintora y primera dama argentina
Silvia Elvira Martorell Kaswalder

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 53 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Silvia Elvira Martorell Kaswalder de Illia (Córdoba, 19 de noviembre de 1915 - Buenos Aires, 6 de septiembre de 1966)[1] fue una pintora argentina y esposa del Presidente de la Nación Argentina Arturo Illia. Durante la presidencia de este último se desempeñó en el cargo protocolar de Primera Dama de la Nación Argentina.

CitasEditar

  • «A veces, en la vida, nos encontramos con gente que porque no hace lo mismo que la demás gente, la tilda de cualquier cosa». [2]


  • «Empecé a actuar en política desde que me casé con mi marido. Porque estar en la casa era participar en política. Era estar cuidando el hogar mientras el marido andaba en estas cosas que sabíamos qué eran: por su nación, por su pueblo. Así que... ya actuábamos con toda responsabilidad. Gracias a Dios, los amigos de mi marido me eligieron secretaria del partido desde que la mujer tuvo voto. Así que desde el 45 estuve siempre de miembro del Comité, departamental y del circuito. Empecé por el de circuito, que es el primero». [3]


  • «...en los tiempos peores y de más lucha, venían, por ejemplo, los hijos de los contrarios, y sin embargo se sentaban en la mesa con mis hijos. Y yo les decía: "Esto ustedes piensan así... Perfecto. Esto mis hijos piensan así... Pero primero la amistad y todo lo demás." No todos pueden decir eso. Al final en todas partes del mundo —no sé, en el cielo o en el infierno seremos distintos—, pero aquí, el que más el que menos nos parecemos». [4]



  • «Mire: lo primero que debe ser uno es natural. Porque si usted quiere cuidarse mucho, resulta que en cualquier momento se descuida». [6]


  • «Nosotros hemos sido siempre los mismos. Y seguimos cien por ciento los mismos. No queremos cambiar. ¿Me entiende usted? Para los amigos y la gente que uno trata diariamente no puede cambiar. Tiene que ser la misma, ¿eh? Fijesé. Muy importante». [7]


  • «Soy así, dinámica, pero nerviosa no. Nerviosa le llamo yo al que se atora por cualquier cosa.». [8]


  • «Vivía detrás de la puerta en penitencia. Será que he sido un poco pícara. De lo que me alegro mucho, porque quiere decir que tenía inquietudes.» [9]

ReferenciasEditar