Abrir menú principal

Ryszard Kapuściński

periodista polaco
(Redirigido desde «Ryszard Kapuscinski»)
Ryszard Kapuściński
«Un pueblo desprovisto de estado busca salvación en los símbolos»
«Un pueblo desprovisto de estado busca salvación en los símbolos»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 12 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Ryszard Kapuściński (Pinsk, Bielorrusia, entonces parte de Polonia; 4 de marzo de 1932-Varsovia; 23 de enero de 2007) fue un periodista, historiador, escritor, ensayista y poeta en idioma polaco. Recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades[1] en 2003.

CitasEditar

  • «Ahora se suele criticar a la televisión por transmitir tanta violencia, cuando más cruel ha sido la Biblia: en sus páginas se come a niños, se llama a matar a los enemigos, se queman casas, se sacan los ojos a los hombres. Los dueños de la televisión moderna no han inventado nada nuevo».
  • «Antes, los periodistas eran un grupo muy reducido, se les valoraba. Ahora el mundo de los medios de comunicación ha cambiado radicalmente. La revolución tecnológica ha creado una nueva clase de periodista. En Estados Unidos, les llaman media worker. Los periodistas al estilo clásico son ahora una minoría. La mayoría no sabe ni escribir, en sentido profesional, claro. Este tipo de periodistas no tiene problemas éticos ni profesionales, ya no se hace preguntas. Antes, ser periodista era una manera de vivir, una profesión para toda la vida, una razón para vivir, una identidad. Ahora la mayoría de estos media workers cambian constantemente de trabajo; durante un tiempo hacen de periodistas, luego trabajan en otro oficio, luego en una emisora de radio... No se identifican con su profesión».
  • «Confucio ha dicho que como mejor se conoce el mundo es sin salir de casa. Y no le falta razón. No es imprescindible desplazarse en el espacio; también se puede viajar hacia el fondo del alma».
  • «Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante».
  • «El nacionalismo es algo intrínsecamente malo por dos motivos. Primero por creer que unas personas son, por su pertenencia a un grupo, mejores que otras. Segundo, porque cuando el problema es el otro, la solución implícita de este problema siempre será el otro».
  • «El trabajo de los periodistas no consiste en pisar las cucarachas, sino en prender la luz, para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse».
  • «En América Latina, decía, la frontera entre el fútbol y la política es tan tenue que casi resulta imperceptible».
  • «En el Tercer Mundo, hay que tener una de estas dos cosas, o tiempo, o dinero. Es un principio férreo del oficio de reportero».
  • «La mejor forma de conocer el mundo es hacer amistad con el mundo. Existe una conexión entre nuestro destino personal y la presencia de miles de personas y cosas de cuya existencia no sabíamos o no sabemos nada y que pueden influir, de hecho influyen, del modo más asombroso, en nuestra vida y su desarrollo, de tal forma que, al menos por nuestro propio interés deberíamos esforzarnos en conocer no sólo lo que está aquí sino también lo que está allá, en algún lugar a gran distancia en nuestro planeta».
  • «Mi tema principal es la vida de los pobres. Si soñáis con ser periodistas no podéis ignorarlos. Los pobres constituyen el 80 % de la población de este planeta. La pobreza no tiene voz. Mi obligación es lograr que la voz de estas personas sea escuchada».[2]
  • «Para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas.[3] Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias».
  • «Por eso, sobre todo lo que se nos cuenta, leemos y escuchamos las mismas informaciones».
    • Kapuściński, al afirmar que los medios de comunicación se mueven «en manadas» (1999).[4]
  • «Siempre ha sido el arte el que, con gran anticipación y claridad, ha indicado qué rumbo estaba tomando el mundo y las grandes transformaciones que se preparan».
  • «Si entre las muchas verdades eliges una sola y la persigues ciegamente, ella se convertirá en falsedad, y tú en un fanático».

Citas sobre KapuścińskiEditar

  • [Kapuściński es el] «... verdadero maestro del periodismo y uno de los mejores cronistas del siglo XX».
  • «Queríamos seguir las huellas de Kapuściński 40 años después, mostrar la visión humana del periodista que eligió estar del lado del pueblo angoleño».
    • Raúl de la Fuente, codirector de la película Un día más con vida.[5]

ReferenciasEditar

  1. Fernández Martínez, Pilar y otros. Los niños y el negocio de la televisión: Programación, consumo y lenguaje, p. 15. Comunicación Social, 2011. En Google Books. Consultado el 11 de mayo de 2019.
  2. 2,0 2,1 Ruiz, Sebastián. «Kapuscinski, el reportero que cambió las historias de África.» El País. Consultado el 11 de mayo de 2019.
  3. Alonso Montes, Ana. «Tres mosqueteros del periodismo.» El Mundo. Consultado el 11 de mayo de 2019.
  4. Franco, Marta y Miquel Pellicer. Optimismo para periodistas: Claves para entender los nuevos medios de comunicación en la era digital. Editorial UOC, 2014. En Google Books. Consultado el 11 de mayo de 2019.
  5. Aldekoa, Xavier. «Ryszard Kapuściński: el gran reportero de África llega a la gran pantalla.» La Vanguardia. Consultado el 11 de mayo de 2019.