Proverbios japoneses

artículo de lista de Wikimedia
(Redirigido desde «Proverbio japonés»)

Proverbios, refranes y dichos de origen japonésEditar

  • «Adular a las gentes es la mejor manera de convencerlas».[1]
  • «Amaos los unos a los otros, como la vaca ama a su ternero».[2]
  • «Con uno solo de sus cabellos, una mujer puede atar a un elefante».[3]
  • «Coraje y jactancia no caben en la misma espada».[1]
  • «Corregid a vuestra mujer desde el primer día».[3]
  • «Cuando la piel del vientre se tensa, la de los ojos se relaja».[1]
  • «Demasiado es peor que poco».[1]
  • «El agua toma siempre la forma del vaso».[1]
  • «El ausente se marcha cada día».[4]
  • «El deber es más ligero que una pluma y más pesado que una montaña».[5]
    • Versión: «La vida tiene el peso de una pluma comparada con el peso del propio deber». [Life is as the weight of a feather compared to one's duty].[6]
  • «El diablo, en el corazón, acusa al corazón del diablo».[4]
  • «El dinero controla las órdenes del infierno».[7]
  • «El dinero no tiene oídos, pero oye; no tiene piernas, pero galopa».[7]
  • «El idiota es como el ladrón de campanas, que se tapa los oídos para robarlas».[4]
  • «Encontrarse es el comienzo de la separación».[1]
  • «En la riqueza, muchos amigos. En la pobreza, ni siquiera parientes».[7]
  • «Hasta la cabeza de una sardina puede convertirse en un dios, cuando se le reza con fervor».[4]
  • «La fortuna en la casa y el diablo en la puerta».[7]
  • «La mujer autoritaria pone a su marido bajo su culo».[3]
  • «La mujer y la tetera ganan con la edad».[3]
  • «La pobreza hace a los ladrones como el amor a los poetas».[7]
  • «La rana en su pozo se burla del océano».[8]
  • «Las palabras verdaderas hieren las orejas».[4]
  • «La visión sin acción es un ensueño. La acción sin visión es una pesadilla.» [9]
  • «Mañana soplará el viento de mañana».[1]
  • «Mira sus pies pero escucha sus gritos».[1]
  • «No se vacía el mar con una concha».[1]
  • «No vale la pena intentar morderse el ombligo».[1]
  • «Oculta las penas en las sonrisas».[1]
  • «Quien está desnudo no deja caer nada».[1]
  • «Quien no toca a un dios, no se expone a su venganza».[4]
  • «Si esperas la felicidad, acuéstate».[1]
  • «Si los peces tienen corazón, el agua donde viven también lo tiene».[8]
  • «Una reputación de mil años puede depender de la conducta de una hora».[10]

ReferenciasEditar

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 1,12 Acerete (1967), pp. 242-3.
  2. Acerete (1967), p. 22.
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 Acerete (1967), pp. 60-1.
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 Acerete (1967), p. 313.
  5. Señor (1997), p. 122.
  6. Inoguchi Rikihei, Nakajima Tadashi, and Roger Pineau (2013). Naval Institute Press, ed. The Divine Wind: Japan's Kamikaze Force in World War II. ISBN 9781612512747. 
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 Acerete (1967), p. 109.
  8. 8,0 8,1 Acerete (1967), p. 38.
  9. [Vision without action is a daydream. Action without vision is a nightmare], en Krieger, Richard Alan. Civilization's Quotations: Life's Ideal. Algora Publishing, 2007. ISBN 978-08-7586-153-1. p. 280.
  10. Señor (1997), p. 217.

BibliografíaEditar

  • Acerete, Julio C. (1967 1.ª ed.). Proverbios, adagios y refranes del mundo entero. Bruguera. 
  • Señor, Luis (1.ª ed. 1997/2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe. ISBN 8423992543.