Pobreza

carencia de recursos para satisfacer las necesidades humanas
«Al pobre le faltan muchas cosas, al avaro todas»
Publio Siro

La pobreza es la escasez o carencia de lo necesario para vivir, o escasez de una cosa determinada.[1] En sociología y economía equivale a un estado, situación o forma de vida provocado por la marginación social, cuando impide el acceso a los recursos básicos, lo que lleva al ser humano a progresivos grados de supervivencia.

CitasEditar

  • «Aconsejar economía a los pobres es a la vez grotesco e insultante. Es como aconsejar que coma menos a quien se está muriendo de hambre».[3]
  • «El hombre que se deja conducir por la esperanza, camina con la pobreza».[8]
    • D'Iamy
  • «... el mejor medio de hacer bien a los pobres, no consiste en hacer cómoda su pobreza, sino en obrar de modo que dejen de ser pobres: no en darles limosna, sino en hacer que puedan vivir sin recibirla».[9]
  • «La causa principal de la pobreza es un sistema económico que ha hecho que la gente se deje guiar por el dios del dinero».[16]
  • «La pobreza debía ser el más pequeño de los males, supuesto que al instante puede ser socorrido por un amigo».[24]
  • «La pobreza es maestra de todas las artes».[25]
  • «La solución a la pobreza es abolirla directamente por una medida ampliamente discutida: los ingresos garantizados».[26]
  • «Lo característico de la vida actual no son la inseguridad y la crueldad, sino el desasosiego y la pobreza».[13]
  • «Mendigo como soy, también soy pobre en agradecimientos».[29]
  • «No puede haber una sociedad floreciente y feliz cuando la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados».[31]
  • «Nunca dejará de haber pobres en la tierra».[32]
    • La Biblia , Deuteronomio 15, 11
  • «Ser pobre es ser extranjero en el propio país, participar en una cultura radicalmente diferente de la que domina la sociedad normal».[35]
  • «Si le doy de comer a los pobres, me dicen que soy un santo. Pero si pregunto por qué los pobres pasan hambre y están tan mal, me dicen que soy un comunista».[37]
  • «Si una sociedad libre no puede ayudar a sus muchos pobres, tampoco podrá salvar a sus muchos ricos».[38]
  • «Solamente los pobres que saben de veras que son pobres padecen su pobreza».[39]

Citas por autorEditar

Jacinto BenaventeEditar

  • «En las novelas y en los cuentos se puede poetizar con la pobreza; en la realidad, no».[41]
  • «Eso de que el dinero no da la felicidad, son voces que hacen correr los ricos, para que no los envidien demasiado los pobres».[42]

Miguel de CervantesEditar

  • «El pobre honrado, si es que puede ser honrado el pobre...».[2]

La ‘pobreza’ en el QuijoteEditar

  • «— De donde nace que, cuando vemos alguna persona bien aderezada, y con ricos vestidos compuesta, y con pompa de criados, parece que por fuerza nos mueve y convida a que la tengamos respeto, puesto que la memoria en aquel instante nos represente alguna bajeza en que vimos a la tal persona; la cual inominia, ahora sea de pobreza o de linaje, como ya pasó, no es, y sólo es lo que vemos presente».[43]
  • «— Digo, pues, que los trabajos del estudiante son éstos: principalmente pobreza (no porque todos sean pobres, sino por poner este caso en todo el estremo que pueda ser); y, en haber dicho que padece pobreza, me parece que no había que decir más de su mala ventura, porque quien es pobre no tiene cosa buena».[44]
  • «— Pues comenzamos en el estudiante por la pobreza y sus partes, veamos si es más rico el soldado. Y veremos que no hay ninguno más pobre en la misma pobreza, porque está atenido a la miseria de su paga, que viene o tarde o nunca, o a lo que garbeare por sus manos, con notable peligro de su vida y de su conciencia».[46]
  • «... ya a vista de tierra de España, con la cual vista, todas nuestras pesadumbres y pobrezas se nos olvidaron de todo punto, como si no hubieran pasado por nosotros: tanto es el gusto de alcanzar la libertad perdida».[47]

Jean-Paul SartreEditar

  • «Hao dos clases de pobres: los que son pobres juntos y los que lo son en soledad. Los primeros son los verdaderos, los otros son ricos que no han tenido suerte».[14]
  • «Los pobres no saben que su función en la vida es ejercitar nuestra generosidad».[14]

SénecaEditar

  • «Acomodarse con la pobreza es ser rico; se es pobre no por tener poco, sino por desear mucho».[48]
    • Variante: «Conformarse con la pobreza, es ser rico: uno es pobre, no por tener poco, sino por desear mucho».[23]
  • «No consiste la pobreza en poseer pocas cosas, sino en dejar de poseer otras muchas».[14]
  • «No es pobre el que tiene poco sino el que mucho desea».[49]
  • «Que no te espante la pobreza; nadie vive tan pobre como cuando nació».[50]

Muhammad YunusEditar

  • «Para mí la pobreza es como una cárcel a la que hemos empujado a una parte de la sociedad. (...) La pobreza no es una condición natural de los seres humanos, es una imposición artificial».[51]
  • «Los niños de próximas generaciones irán a ver la pobreza a los museos».[51]

Refranes españolesEditar

  • «A la pereza persigue la pobreza». [Variantes: «Pereza, llave de pobreza», «Quien dijo pereza, dijo pobreza», «Abre la puerta a la pereza y entrará en tu casa la pobreza»].[52]
  • Al hombre pobre, taza de plata y olla de cobre.[53]
  • Al pobre el sol se lo come.[53]
  • «Cuando pobre, franco; cuando rico, avariento».[54]
  • «Guárdese del pobre el rico, pues no hay enemigo chico».[55]
  • «Hombre pobre, todo es trazas».[53]
  • «Llórame solo, y no me llores pobre».[52]
  • «Ni al rico debas, ni a pobre prometas».[55]
  • «No es pobre el que poco tiene, sino el que mucho quiere».[56]
  • «No están bien dos pobres a una puerta».[56]
  • «¿Sabio sois? Pobre moriréis».[53]
  • «Quien no tiene, no teme».[55]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Definición del DLE.
  2. 2,0 2,1 2,2 Señor (1997), p. 458.
  3. Palomo (1997), p. 103
  4. Señor (2005), p. 69.
  5. Ortega (2013), p. 228.
  6. D. R. C. (1858), p. 70. Consultado el 5 de mayo de 2020.
  7. Ortega (2013), p. 1256.
  8. D. R. C. (1858), p. 90. Consultado el 5 de mayo de 2020.
  9. Palomo (1997), p. 186.
  10. Fuertes, Gloria. Historia de Gloria. 5.ª ed. Editorial Cátedra. Madrid. 1990. ISBN 8437602416. Página 90.
  11. Ortega (2013), p. 3290.
  12. Krakauer, Jon. Epílogo de Donde los hombres alcanzan toda la gloria Capitán Swing Libros, 2016; ISBN 9788494531118.
  13. 13,0 13,1 Albaigès (1997), p. 497.
  14. 14,0 14,1 14,2 14,3 14,4 Señor (1997), p. 459.
  15. Ortega (2013), p. 694.
  16. Frases del papa Francisco.
  17. D. R. C. (1858), p. 231. Consultado el 5 de mayo de 2020.
  18. D. R. C. (1858), p. 78. Consultado el 5 de mayo de 2020.
  19. Pérez Galdós, Benito. Fortunata y Jacinta: (dos historias de casadas). Editorial Paradigma Soluciones SL, 2015, 1307 págs. Parte primera: VII, p. CLXVI.
  20. Pérez Galdós, Benito. Fortunata y Jacinta: (dos historias de casadas). [1] Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.
  21. D. R. C. (1858), pp. 179-180. Consultado el 5 de mayo de 2020.
  22. D. R. C. (1858), p. 29. Consultado el 5 de mayo de 2020.
  23. 23,0 23,1 23,2 23,3 23,4 D. R. C. (1858), p. 184. Consultado el 5 de mayo de 2020.
  24. D. R. C. (1858), pp. 183-184. Consultado el 5 de mayo de 2020.
  25. Ortega (2013), p. 428.
  26. Standing, Guy. Precariado: una carta de derechos. Capitán Swing Libros, 2018; ISBN 9788494531163
  27. Roman, J. D. Homo Politikos. Editorial LibrosEnRed, 2006. ISBN 9781597541770. p. 121.
  28. Ortega (2013), p. 3290.
  29. Ortega (2013), p. 3292.
  30. Albaigès (1997), p. 228.
  31. Calvo, R. Alberto. Crisis, pobreza y desigualdad en Venezuela y América Latina. Lista de citas en pág. 9; ed. Teseo, 2010: ISBN 9789871354771.
  32. Deut. 15, 11 completo: "Nunca dejará de haber pobres en el mundo por eso te doy este mandamiento: abrirás tu mano a tu hermano, al necesitado y al pobre de tu tierra.”
  33. Ortega (2013), p. 518.
  34. Palomo (1997), p. 47.
  35. Albaigès (1997), p. 498.
  36. D. R. C. (1858), p. 240. Consultado el 5 de mayo de 2020.
  37. Calvo, R. Alberto. Crisis, pobreza y desigualdad en Venezuela y América Latina. Lista de citas en pág. 9; ed. Teseo, 2010: ISBN 9789871354771.
  38. 38,0 38,1 Albaigès (1997), p. 496.
  39. Ortega (2013), p. 3291.
  40. Albaigès (1997), p. 190.
  41. Ortega Blake (2013), p. 3288.
  42. Palomo Triguero (1997), p. 98.
  43. Cervantes (1605). «Capítulo V. De la discreta y graciosa plática que pasó entre Sancho Panza y su mujer Teresa Panza, y otros sucesos dignos de felice recordación». Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha. Consultado el 6 de mayo de 2020.
  44. Cervantes (1605). «Capítulo XXXVII. Que prosigue la historia de la famosa infanta Micomicona, con otras graciosas aventuras». El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Consultado el 6 de mayo de 2020.
  45. Cervantes (1605). «Prólogo». Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha. Consultado el 6 de mayo de 2020.
  46. Cervantes (1605). «Capítulo XXXVIII. Que trata del curioso discurso que hizo don Quijote de las armas y las letras». El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Consultado el 6 de mayo de 2020.
  47. Cervantes (1605). «Capítulo XLI. Donde todavía prosigue el cautivo su suceso». El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Consultado el 6 de mayo de 2020.
  48. Ortega Blake (2013), p. 3287.
  49. Palomo Triguero (1997), p. 232.
  50. Ortega Blake (2013), p. 3291.
  51. 51,0 51,1 20-01-2007. El Mundo.
  52. 52,0 52,1 Etxabe (2012), p. 527.
  53. 53,0 53,1 53,2 53,3 Etxabe (2012), p. 526.
  54. Etxabe (2012), p. 528.
  55. 55,0 55,1 55,2 Junceda (1997), p. 559.
  56. 56,0 56,1 Etxabe (2012), p. 305.

BibliografíaEditar

  • Albaigès Olivart, José María (1997). Un siglo de citas. Planeta.  ISBN 8423992543
  • D. R. C. (1858). Tesoro de la sabiduria de todos los siglos y paises: sentencias, pensamientos, máximas y dichos memorables de los sabios y hombres celebres. El Libro de Oro, Madrid. En Google Libros.
  • Etxabe, Regino (2012). Diccionario de refranes comentado. Ed. de la Torre].  En Google Libros.

Enlaces externosEditar