Abrir menú principal

Pío XII

260° Papa de la Iglesia Católica
"Opus iustitiae pax
Pío XII

Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli (Roma, 1876 - Castelgandolfo 1958) nombrado Papa con el nombre de Pío XII.

Citas de Pío XIIEditar

  • "A orillas del lago de Texcoco floreció el milagro. Pinceles que no eran de aquí abajo, dejaban pintada una imagen dulcísima, que la labor corrosiva de los siglos respetaría maravillosamente."
    • haciendo referencia a la Virgen de Guadalupe.
  • "La salvación de muchos depende de la oración de pocos."
  • "Los padres deben ser los primeros amigos de los hijos."
  • "Los hombres fácilmente se persuaden de que es falso, o al menos dudoso, aquello que no desearían que fuese verdadero."
  • Nada se pierde con la paz; todo puede perderse con la guerra.
  • A las negociaciones sinceras y diligentes nunca se ha resistido un honorable éxito.
    • Fuente: "En una hora grave" Radiomensaje de Su Santidad Pío XII dirigido a los gobernantes y a los pueblos en el inminente peligro de la guerra 24 de agosto de 1939
  • Las industrias humanas no valen nada sin el auxilio divino.
    • "En una hora grave" Radiomensaje de Su Santidad Pío XII dirigido a los gobernantes y a los pueblos en el inminente peligro de la guerra 24 de agosto de 1939
  • Tenemos con Nos […] a los jóvenes, caballeros generosos de los más puros y nobles ideales. Y está con Nos el alma de esta vieja Europa, que fue obra de la fe y del genio cristiano. Con Nos la Humanidad entera, que espera justicia, pan, libertad, y no el hierro que mata y destruye. Con Nos aquel Cristo, que del amor fraterno ha hecho Su mandamiento fundamental.
    • "En una hora grave" Radiomensaje de Su Santidad Pío XII dirigido a los gobernantes y a los pueblos en el inminente peligro de la guerra, 24 de agosto de 1939
  • Tendríamos que pronunciar palabras de fuego contra tales hechos y lo único que nos lo impide es saber que, si habláramos, haríamos todavía más difícil la situación de esos desdichados.
    • Actes et Documents du Saint Siège à la seconde guerre mondiale, Librería Edittrice Vatiicana, 1970, vol. 1, p. 455.
  • "La dignidad de la persona humana exige, pues, normalmente, como fundamento natural para vivir, el derecho al uso de los bienes de la tierra, al cual corresponde la obligación fundamental de otorgar a todos, en cuanto sea posible, una propiedad privada. Las normas jurídicas positivas, reguladoras de la propiedad privada, pueden modificar y conceder un uso más o menos limitado; pero, si quieren contribuir a la pacificación de la comunidad, deberán impedir que el obrero que es o será padre de familia se vea condenado a una dependencia y esclavitud económica inconciliable con sus derechos de persona."
  • "Lo que en tiempos de paz estaba reprimido, al estallar la guerra ha explotado en una triste serie de actos contrarios al espíritu humano y cristiano. Los acuerdos internacionales para hacer menos inhumana la guerra, limitándola a los combatientes, para regular las normas de la ocupación y de la prisión de los vencidos, han sido letra muerta en distintos países; y ¿quién es capaz de ver el fin de este progresivo empeoramiento?"
  • "Este voto la humanidad lo debe a los cientos de millares de personas que, sin culpa propia alguna, a veces sólo por razones de nacionalidad o de raza, se ven destinados a la muerte o a un progresivo aniquilamiento."

Citas sobre Pío XIIEditar

  • “¿Cómo puede explicarse que la Iglesia jamás excomulgara ni a Hitler ni a Himmler, que Pío XII nunca viera necesario —por no decir indispensable— condenar Auschwitz y Treblinka, que una gran proporción de los miembros de las S.S. fuesen creyentes y permaneciesen fieles a sus lazos cristianos hasta el fin, que hubiese asesinos que practicasen [el sacramento de] la confesión entre una masacre y otra y que todos ellos procediesen de familias cristianas y hubiesen recibido una educación cristiana?”.
  • "Recuerdo que, a la muerte de Pío XII, nos decíamos: ¿quién podría alcanzar sus cotas de sublimidad y trascendencia? Entonces vino Juan XXIII, un anciano regordete y bajito que al sentarse mostraba los pantalones debajo de las vestiduras sagradas. ¡Y ese hombre rústico nos trajo la renovación de la Iglesia!"
  • “Sostener que los hebreos debemos estarle agradecidos a Pío XII me parece, cuando menos, una herejía”.
  • "Habíamos recibido protestas del Vaticano. Teníamos cajones llenos de protestas del Vaticano [...]. [Cuando se le acusó no haber respondido a ninguna de ellas:] El Führer había adoptado una posición tal en lo que respecta a los asuntos del Vaticano, que las protestas ni siquiera llegaban a mí"
    • Joachim von Ribbentrop, en los juicios de Núremberg el 27 de marzo de 1946, Actas de los debates de Núremberg, versión francesa, T. X, 152 y 153.
  • "Cuando el martirio más terrorífico cayó sobre nuestro pueblo, durante los 10 años del terror nazi, la voz del Pontífice se levantó a favor de las víctimas".