Moisés

personaje de la Biblia, profeta en el judaísmo, cristianismo e Islam; protagonista del libro del Éxodo
Moisés
«No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la esposa de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su perro, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo».
«No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la esposa de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su perro, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 3295 años.
Icon PD.svg

Moisés fue un líder y profeta del antiguo pueblo israelita.

Citas / Diez MandamientosEditar

  • 1. «Yo soy Yahveh tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de siervos. No tendrás dioses ajenos delante de mí».[1]
  • 2. «No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo, Jehová tu Dios, soy Dios celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y que hago misericordia a millares de los que me aman y guardan mis mandamientos».
  • 3. «No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano».
  • 4. «Te acordarás del día sábado, para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; pero el séptimo día es el sábado de Jehová tu Dios: no harás en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu ganado, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová el cielo y la tierra, y el mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día sábado y lo santificó. (Y acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido: por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo».
  • 5. «Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da».
  • 6. «No matarás».
  • 7. «No cometerás adulterio».
  • 8. «No hurtarás».
  • 9. «No hablarás falso testimonio contra tu prójimo».
  • 10. «No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la esposa de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su perro, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo».

BiblografíaEditar

  1. Los escritores de la Biblia tenían varios relatos orales (por lo menos dos) de la ascensión de un santo a una montaña para hablar cerca de los dioses. Quizá esto explique por qué el profeta Moisés sube al monte Sinaí y recibe las dos tablas de piedra de manos de Dios, luego baja y las rompe y vuelve a subir. Este artificio literario permitía salvar los dos relatos de la ascensión de Moisés y ubicar en esos dos encuentros los dos decálogos más importantes. [falta referencia del texto de esta nota]