Louise Michel

educadora, poeta y escritora anarquista francesa
Louise Michel
«No se pueden matar las ideas a cañonazos, ni ponerles las esposas».
«No se pueden matar las ideas a cañonazos, ni ponerles las esposas».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 118 años.
Icon PD.svg

Louise Michel (Vroncourt-la-Côte, Haute-Marne, 29 de mayo de 1830 – Marsella, 9 de enero de 1905) fue una anarquista francesa.

CitasEditar

  • «No se pueden matar las ideas a cañonazos, ni ponerles las esposas».[1]
  • «Sólo con la huelga universal el trabajador creará una nueva sociedad en la que ya no encontraremos tiranos». [Ce n’est que par la grève universelle que l’ouvrier créera une société nouvelle, dans laquelle on ne trouvera plus de tyrans.][2]

Discurso revolucionarioEditar

  • «Hay un intercambio de mujeres entre los dueños de los burdeles, como hay un intercambio de caballos o bueyes entre los granjeros; son rebaños, el ganado humano es el más rentable. […] Si pusiéramos las grandes redes de los mercados de mujeres que trafican en Europa al final de una cuerda, no sería yo quien la cortara. […] ¿Acaso no hay mercados donde las muchachas hermosas del pueblo se venden en la calle, en los puestos de las aceras, mientras que las hijas de los ricos se venden por su dote? La prostitución es lo mismo […] La esclava es el proletario, la esclava ante todo es la esposa del proletario». [Il y a entre les propriétaires des maisons de prostitution échange de femmes, comme il y a échange de chevaux ou de bœufs entre agriculteurs ; ce sont des troupeaux, le bétail humain est celui qui rapporte le plus. […] Si les grands négociants des marchés de femmes qui parcourent l’Europe pour leur négoce, étaient chacun au bout d’une corde, ce n’est pas moi qui irais la couper. […] Est-ce qu'il n'y a pas des marchés où l'on vend, dans la rue, aux étalages des trottoirs, les belles filles du peuple, tandis que les filles des riches sont vendues pour leur dot ? [...] La prostitution est la même […] Esclave est le prolétaire, esclave entre tous est la femme du prolétaire.] [3]
  • «Las mujeres, sobre todo, son el ganado humano que se tritura y se vende. [...] Nuestro lugar en la humanidad no se debe mendigar, sino tomar». [Les femmes, surtout, sont le bétail humain qu’on écrase et qu’on vend [...] Notre place dans l’humanité ne doit pas être mendiée, mais prise.].[4]
  • «[Como], según parece, todo corazón que lucha por la libertad solo tiene derecho a un poco de plomo, exijo mi parte. Todo poder encarna la maldición y la tiranía; por eso me declaro anarquista».[5]
    • Del discurso supuestamente pronunciado en su consejo de guerra.[6][7][8]

ReferenciasEditar

  1. Señor (1997), p. 290.
  2. facsimil, en archiv.
  3. Isabel Moyano Ramos, Juan C. Ordóñez Podadera, "Louise Michel, una revisión biográfica a partir de sus memorias (1830-1905)"; p. 59-72. En Feminismos en las dos orillas, coord. por Rosa María Ballesteros García, Carlota Escudero Gallegos, Universidad de Málaga, 2007.
  4. Michel Lapierre: "Louise Michel, l’anarchiste salvatrice". Artículo en Le Devoir, 21.11.2015; enlace.
  5. En Columnas de igualdad. Marina Esperanza López Sepúlveda. Ed. Masonica.es, 2015; en línea; ISBN 849423546X, 9788494235467.
  6. Jean Maitron, Dictionnaire biographique du Mouvement ouvrier français, Les Éditions de l'Atelier, 1997, entrada 'Louise Michel' (en francés).
  7. Louise Michel, Nic Maclellan. Ed. Ocean Sur, (en inglés) 2007; ISBN 9781921235030.
  8. Louise Michel, Histoire de ma vie, edición crítica de Xavière Gauthier, Presses Universitaires de Lyon, 2000, (en francés). ISBN 2-7297-0648-8