Laureano Gómez

Presidente de Colombia 1950-1951
Laureano Castro
«¿No es verdad que es mas honroso predicar la rigidez de Esparta que la libre disipación de Babilonia?»
«¿No es verdad que es mas honroso predicar la rigidez de Esparta que la libre disipación de Babilonia
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 55 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Laureano Gómez (Bogotá, 20 de febrero de 1889-Bogotá, 13 de julio de 1965) fue un ingeniero y político colombiano. Fue presidente de Colombia de 1950 a 1951.

CitasEditar

  • "¿No es verdad que es mas honroso predicar la rigidez de Esparta que la libre disipación de Babilonia?"
    • Fuente: Periódico La Unidad (5 de octubre de 1909).
  • "Respecto del movimiento de Gaitán hay que distinguir, el doctor Gaitán esta inspirado por un fervor de justicia social, por un deseo de mejoramiento de los menos favorecidos por la fortuna, en eso lo acompaño totalmente; pero a ese sentimiento que pudiera decirse vertebral de su actuación, se acompañan ya otras cosas con las que no estoy de acuerdo, especialmente con el procedimiento, en alguna ocasión tuve la oportunidad de decirle a el personalmente la importancia que tendría que se desautorizara el empleo de la violencia tumultuaria como arma o como elemento de actividad política. Hablé con él después de los sucesos de Cali contra el doctor Gabriel Turbay y le manifesté de la manera mas expresa que yo había luchado toda mi vida por la libertad y que considero profundamente nocivo y perjudicial para el verdadero goce de la libertad que yo deseo para Colombia que se establezca una violencia tumultuaria que seleccione los que puedan salir a una tribuna publica a decir sus opiniones".
    • Nota: Acerca de Jorge Eliecer Gaitán, programa radial Onda Libre (9 de julio de 1946).
  • «Otros primitivos pobladores de nuestro territorio fueron los africanos, que los españoles trajeron para dominar con ellos la naturaleza áspera y huraña. El espíritu del negro, rudimentario e informe, como que permanece en perpetua infantilidad. La bruma de una eterna ilusión lo envuelve y el prodigioso don de mentir es la manifestación de esa falsa imagen de las cosas, de la ofuscación que le producen el espectáculo del mundo, del terror de hallarse abandonado y disminuido en el concierto humano». [1]
    • Fuente: Parte del discurso de Gómez.

Citas sobre Laureano GómezEditar

ReferenciasEditar