Horacio Quiroga

cuentista, poeta y dramaturgo uruguayo
Horacio Quiroga

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 84 años.
Icon PD.svg

Horacio Quiroga (Salto, 31 de diciembre de 1878–Buenos Aires, 19 de febrero de 1937) fue un escritor uruguayo.

CitasEditar

  • «No empieces a escribir sin saber desde la primera palabra adónde vas. En un cuento bien logrado, las tres primeras líneas tienen casi la importancia de las tres últimas».[1]
  • «No escribas bajo el imperio de la emoción. Déjala morir y evócala luego. Si eres capaz entonces de revivirla tal cual fue, has llegado en arte a la mitad del camino».[2]
    • Fuente: Decálogo del perfecto cuentista, 1927[3]

Citas sobre QuirogaEditar

  • «La obra de Horacio Quiroga ha tenido mejor vida que su autor... Se ganó una popularidad que no bastó para apaciguar sus días. Tampoco para despertar el reconocimiento unánime de las siguientes generaciones literarias. “Horacio Quiroga es en realidad una superstición uruguaya”. No fue la única frase envenenada que Borges le dedicó. También dijo que todos sus cuentos ya habían sido escritos antes y mejor por Poe o Kipling».[4]
    • Tereixa Constenla
  • «Por encima de influjos modernistas, regionales, de denuncia social, y horrores o fantasías, lo cierto es que el conjunto de sus relatos refleja un sello propio y personalísimo que lo sitúa a la cabeza del cuento contemporáneo».[2]
    • Domingo Ródenas

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Quiroga, Horacio; Olga Zamboni: A la deriva y otros cuentos, p. 40. Ed. Colihue SRL, 1989. ISBN 9789505810819. En Google Libros.
  2. 2,0 2,1 Ródenas de Moya, Domingo: 100 escritores del siglo XX: ámbito hispánico, p. 61. Planeta, 2008. ISBN 9788434487857. En Google Libros. Consultado el 28 de enero de 2021.
  3. en línea. En Google Libros.
  4. Constenla, Tereixa. Babelia: «Cuentos para siempre». 4 de marzo de 2018. El País.