Diferencia entre revisiones de «Francisco de Quevedo»

1726 bytes añadidos ,  hace 6 meses
continuar wikificado: añadir citas nuevas y sustituir en otras las refs espurias/spam por su origen en manuales consensuados; eliminar competencias de wikisource
(salvar trabajo, sigue en obras)
(continuar wikificado: añadir citas nuevas y sustituir en otras las refs espurias/spam por su origen en manuales consensuados; eliminar competencias de wikisource)
 
=== A ===
 
* «[[Afecto]] privilegiado el del dolor».<ref>''Sentencias político-filosófico-teológicas''. Andrea Herrán, Modesto Santos. Anthropos Editorial, 1999; [https://books.google.es/books?id=4TPFiONqKzMC&pg=PA137&dq=Afecto+privilegiado+el+del+dolor.+Francisco+de+Quevedo&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwjmheHl_e3qAhWnyoUKHZJaD3AQ6AEwAHoECAEQAg#v=onepage&f=false p. 137] (item 516).</ref>
 
* «Apocarse es virtud, poder y humildad; dejarse apocar es vileza y delito».<ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 158.</ref>
 
* «Bien sé a cuántos contradigo, y reconozco los que se han de armar contra mí; mas no fuera yo español si no buscara peligros, despreciándolos antes para vencerlos después».<ref>{{Versalita|Roncero López}}, Victoriano; {{Versalita|Duarte}}, J. Enrique. ''Quevedo y la crítica a finales del siglo XX'', Ediciones Universidad de Navarra, 2002, p. 58.</ref>
 
* «Bien se puede perdonar a un hombre ser [[necio]] una hora, cuando hay tontos que no lo dejan de ser una hora en toda su vida».<ref>{{Versalita|Señor}} (1997), p. 399.</ref>
 
===C===
* «Cuando decimos que todo tiempo pasado fue mejor, condenamos el porvenir sin conocerlo».<ref>{{Versalita|Señor}} (1997), p. 515.</ref>
 
=== D ===
* «El [[agradecimiento]] es la parte principal de un hombre de bien».<ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 26.</ref>
 
* «El [[amistad|amigo]] ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar que le llamen».<ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 34.</ref><ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 213.</ref>
 
* «El amigo interesado mira a su [[amor propio]]; el verdadero, sólo al bien del amigo».<ref>{{Versalita|Garcia Serrano}}, Jaime. ''Sea Usted una computadora humana'', p. 116. Editor LibrosEnRed, 2004. ISBN 978-98-75610-86-6.</ref>
 
* «El exceso es el [[Veneno|veneno]] de la [[razón]]».<ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 123.</ref>
 
* «El insulto es la razón del que razón no tiene».<ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 169.</ref>
 
* «El mayor despeñadero, la confianza».<ref name=herran117>{{Versalita|Herrán}}, Andrea; {{Versalita|Santos}}, Modesto. ''Sentencias político-filosófico-teológicas: (en el legado de Antonio Pérez, Francisco de Quevedo y otros): del tacitismo al neoestoicismo'', p. 117. Anthropos Editorial, 1999. ISBN 84-7658-557-8.</ref>
 
* «El ocio es la pérdida del salario».<ref>{{Versalita|Gomez de Quevedo y Villegas}}, Francisco. ''Obras'': Tomo VI, p. 323. Madrid, 1791. Imprenta de Don Antonio de Sancha.</ref>
 
* «El que hace burla y risa de otro, gana un gusto pequeño y un enemigo grande».<ref>{{Versalita|Giner}} (1967), p. 164.</ref>
 
* «El que parece sabio entre los necios, parece necio entre los sabios».<ref>{{Versalita|Señor}} (1997), p. 470.</ref>
 
* «El que quiere de esta [[vida]] todas las cosas a su gusto, tendrá muchos disgustos».<ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 145.</ref>
 
* «... En besos, no en razones».<ref>{{Versalita|Sefchovich}}, Sara. ''El cielo completo: Mujeres escribiendo, leyendo''. Editorial Oceano, 2015. ISBN 978-6-07-735742-1.</ref><ref>{{Versalita|Velasco}}, Teresa. ''Cartografía de un poema'', p. 81. Editorial Seleer. ISBN 978-8-49-455339-4.</ref>
 
* «Es tan noble y tan ilustre la [[paz]], que tiene por solar el cielo».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 3112.</ref>
 
=== H ===
 
* «La [[guerra]] es de por vida en los hombres, porque es guerra la vida, y vivir y militar es una misma cosa».<ref> {{Versalita|Gómez de Quevedo y Villegas}}, Francisco; {{Versalita|Ochoa}}, Eugenio de. ''Obras escogidas (de D. Francisco de Quevedo y Villegas): obras serias: obras jocosas; obras poeticas. Carta a don Diego de Villagomez'', p. 7. Editor Baudry, 1842.</ref>
 
* «La longitud y la proximidad engañan a la vista». <ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 1475.</ref>
 
* «La [[paciencia]] es virtud vencedora, y hace a los reyes poderosos y justos. La impaciencia es vicio del demonio, seminario de los más horribles y artífice de los tiranos».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo II, p. 220.</ref>
* «La [[soberbia]] nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió».<ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 226.</ref><ref>''Las cuatro pestes y las cuatro fantasmas''. {{Versalita|Quevedo}} (1859), [https://books.google.es/books?id=1ON70IgKPP0C&pg=PA101&dq=Las+cuatro+pestes+y+las+cuatro+fantasmas&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjj5bDq2YbfAhXNyIUKHQj-CIkQ6AEIKDAA#v=onepage&f=false p. 101.]</ref>
 
* «Lo más seguro es no ponerse en peligro».<ref>{{sin fuentesVersalita|Señor}} (1997), p. 429.</ref>
 
* «Lo mucho se vuelve poco con [[deseo|desear]] otro poco más».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo II, p. 432.</ref><ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 233.</ref>
 
* «Los que de [[corazón]] se [[amor|quieren]] sólo con el corazón se hablan».<ref name="Triguero">{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 76.</ref>
 
* «Muchos son buenos si se da crédito a los testigos; pocos si se toma declaración a su conciencia».{{fuentes}}
 
* «Muchos son limpios de manos porque se lavan, no porque no roban».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 1107.</ref>
 
=== N ===
* «No es dichoso aquél a quien la fortuna no puede dar más, sino aquel a quien no puede quitar nada».{{fuentes}}
 
* «No es el filósofo el que sabe donde esta el tesoro, sino el que trabaja y lo saca».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 1826.</ref><ref>''Obras escogidas'' de Francisco de Quevedo''.Ed. Baudry, 1842; [https://books.google.es/books?id=yLFHAQAAMAAJ&pg=PA208&dq=No+es+el+fil%C3%B3sofo+el+que+sabe+donde+esta+el+tesoro+sino+el+que+trabaja+y+lo+saca.&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwi3_9i3_ubmAhVl7eAKHVu_DG8Q6AEIPzAD#v=onepage&f=false p. 208]</ref>
 
* «No es menos ofensiva arma la caricia en las mujeres, que la espada en los hombres: de ésta se huye, y esotra se busca».<ref>En ''Política de Dios y gobierno de Cristo''. ''Obras de don Francisco de Quevedo Villegas''. Volumen 1. Edit. ‎Aureliano Fernández-Guerra y Orbe, ‎Florencio Janer, 1852. [https://books.google.es/books?id=oOMoUAwmTfoC&pg=PA102&dq=No+es+menos+ofensiva+arma+la+caricia&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiKu_bn7IDoAhXRDWMBHfC1ArYQ6AEISDAE#v=onepage&f=false p. 102] </ref>
 
* «No hace la codicia que suceda lo que queremos, ni el temor que no suceda lo que recelamos».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1859), p. 138.</ref>
 
* «Pocos oyen murmurar de otro, que no les parezca poco lo que oyen y verdad lo que creen».<ref>{{Versalita|Quevedo}}, Francisco. ''Obras de don Francisco Quevedo Villegas, Caballero del Hábito de Santiago y Señor de la Villa de la Torre de Juan Abad''. Tomo II. Por don Joachín Ybarra, Impresor de cámara de S.M. Madrid, 1772, p. 672.</ref>
 
* «Por astuto que sea, al que es enemigo se le ve el corazón en los labios».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 1460.</ref>
 
* «Por nuestra [[codicia]] lo mucho es poco; por nuestra necesidad lo poco es mucho».<ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 158.</ref>
 
=== Q ===
* «Quien no ama con sus cinco sentidos a una mujer hermosa, no estima a la naturaleza su mayor cuidado y su mayor obra».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 563. ''Obras de don Francisco de Quevedo Villegas: coleccion completa, corregida, ordenada e ilustrada''.</ref><ref>{{Versalita|Quevedo}} (1852), p. 330.</ref>
 
===R===
* «Ruin arquitecto es la [[soberbia]]; los cimientos pone en lo alto y las tejas en los cimientos».<ref>Quevedo: ''Las cuatro pestes y las cuatro fantasmas''. [https://books.google.es/books?id=WSA8oRwA_lMC&pg=PA125&dq=Ruin+arquitecto+es+la+soberbia;+los+cimientos+pone+en+lo+alto+y+las+tejas+en+los+cimientos&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwi0mvDWyLPrAhXNyYUKHT9FDVMQ6AEwAXoECAAQAg#v=onepage&f=false p.125].</ref><ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 266.</ref>
 
=== S ===
* «Ser tirano no es ser, es dejar de ser y hacer que dejen de ser todos».<ref name=que330/>
 
* «Siempre se ha de conservar el [[temor]] mas jamás se deberá mostrar».<ref>En name=que330''El Rómulo''. ''Obras de don Francisco de Quevedo Villegas''; Volumen 1, página 125; edit. ‎Aureliano Fernández-Guerra y Orbe, ‎Florencio Janer; M. Rivadeneyra, 1852.</ref><ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 3955.</ref>
 
* «Si haces bien para que te lo agradezcan, mercader eres, no bienhechor; codicioso, no caritativo».<ref name=palom52>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 52.</ref>
 
* «Solamente un dar me agrada, que es el dar en no dar nada».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo IV, p. 264. Terpsicore: Letra satírica XVII.</ref>
 
* «Sólo el que manda con amor es servido con fidelidad».<ref name=palom52/>
 
=== T ===
* «Todos anhelamos llegar a [[vejez|viejos]] y todos negamos que ya hemos llegado».<ref>{{Versalita|Señor}} (1997), p. 179.</ref>
 
* «Todos los que parecen [[estupidezparecer|estúpidosparecen]] estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen».
 
===Y===
* «Todos los que parecen [[estupidez|estúpidos]], lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen».
* «... y el que quiere en esta vida todas las cosas á su gusto, tendrá muchos disgustos en su vida».<ref> ''Epistolario'' (carta CX). Edición de Fernández-Guerra y Orbe, Aureliano. Volumen 2, [https://books.google.es/books?id=ZqG1zHeLu7YC&pg=PA575&dq=El+que+quiere+de+esta+vida+todas+las+cosas+a+su+gusto,+tendr%C3%A1+muchos+disgustos&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwi1jsni1_jlAhVCJhoKHU9ODi8Q6AEITTAF p. 575.] M. Rivadeneyra, 1859. En ''Google Libros''. Consultado el 9 de mayo de 2021.</ref>
 
=== Citas en verso ===
 
* «Ayer se fué, mañana no ha llegado,<br/>hoy se está yendo sin parar un punto;<br/>soy un fué, y un seré y un es cansado».<ref name=kassier>''¡Ah de la vida!''. Citado en ''Conceptismo'' por Kassier, Theodore L. (en inglés). [https://books.google.es/books?hl=es&id=bsvkun_p3SgC&q=conceptismo#v=snippet&q=conceptismo&f=falsepp. 424-426.] Recogido en el ''Dictionary of the Literature of the Iberian Peninsula (A-K)''. Greenwood Publishing Group, 1993. ISBN 0313287317, 9780313287312. En Google Libros. Consultado el 8 de febrero de 2020.</ref>
 
* «Cánsate ya, mortal, de fatigarte<br/>En adquirir riquezas y tesoros,<br/>Que últimamente el tiempo ha de heredarte,<br/> Y al fin te han de dejar la plata y el oro<br/>Vive para ti solo si pudieres, <br/>Pues solo para ti, si mueres, mueres».{{fuentes}}
 
* «Cerrar mis ojos podrá la postrera<br/> Sombra, que me llevare el blanco día; <br/>Y podrá desatar esta alma mía<br/>Hora a su afán ansiosa lisonjera; <br/>Mas no de esa otra parte en la ribera<br/>Dejará la memoria en donde ardía: <br/>Nadar sabe mi llama el agua fría, <br/>Y perder el respeto a ley severa. <br/>Alma al que todo un Dios prisión ha sido, <br/>Venas que humor a tanto fuego han dado, <br/>Médulas que han gloriosamente ardido, <br/>Su cuerpo dejarán, no su cuidado: <br/>Serán ceniza, mas tendrán sentido: <br/>Polvo serán, mas polvo enamorado».<ref>Carta a don Diego de Villagomez'', en ''Obras escogidas (de D. Francisco de Quevedo y Villegas): obras serias: obras jocosas; obras poeticas''. {{Versalita|Ochoa}}, Eugenio de. p. 360. Editor Baudry, 1842.</ref>
 
 
 
* «Mejor me sabe en un platón la sopa<br/>y el vino con la mosca y la zurrapa<br/>que al rico que se engulle todo el mapa<br/> muchos años de vino en ancha copa».<ref>{{Versalita|Gómez de Quevedo y Villegas}}, Francisco; {{Versalita|Ochoa}}, Eugenio de. ''Obras escogidas (de D. Francisco de Quevedo y Villegas): obras serias: obras jocosas; obras poeticas. Carta a don Diego de Villagomez'', p. 403. Editor Baudry, 1842.</ref>
 
* «No hay contento en esta vida<br/>que se pueda comparar<br/>al contento que es cagar».<ref>{{Versalita|Quevedo y Villegas}}, Francisco. ''Gracias y desgracias del ojo del culo (1580-1645)'', p. 11. Ediciones Mister Clip. ISBN 978-151-192-797-0.</ref>
 
* «No hay necio que no me hable,<br/> ni vieja que no me quiera,<br/> ni pobre que no me pida,<br/> ni rico que no me ofenda.<br/>No hay camino que no yerre,<br/>ni juego donde no pierda,<br/>ni amigo que no me engañe,<br/>ni enemigo que no tenga.<br/>Agua me falta en el mar,<br/>y la hallo en las tabernas;<br/>que mis contentos y el vino<br/>son aguados dondequiera».<ref>Romance "Refiere su nacimiento y las propiedades que le comunicó".{{Versalita|Quevedo}} (1764), p. 416.</ref>
 
* «No he de callar, por más que con el dedo<br/> ya tocando la boca, ya la frente,<br/> silencio avises o amenaces miedo.<br/> ¿No ha de haber un espíritu valiente?<br/> ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?<br/> ¿Nunca se ha de decir lo que se siente?».<ref>''Epístola satírica y censoria sobre las costumbres presentes de los castellanos escrita a don Gaspar de Guzmán, conde de Olivares, en su valimiento''. {{Versalita|Gómez Pérez}}, Rafael. ''Decadencia y esperanza: claves para entender este tiempo'', p. 38. Ediciones Rialp, 2007. ISBN 978-8-43-213652-8.</ref>
 
* «Poderoso caballero<br/> es Don Dinero. <br/>Madre, yo al oro me humillo<br/>él es mi amante y mi amado,<br/>pues de puro enamorado, <br/>de contino anda amarillo:<br/>que pues doblón, o sencillo<br/>hace todo cuanto quiero<br/>Poderoso Caballero<br/>es Don Dinero».<ref>Musa V; Letra satírica XIX. {{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo IV, p. 265.</ref><ref name=cvc>[https://cvc.cervantes.es/lengua/refranero/ficha.aspx?Par=59302&Lng=0 «Refranero multilingüe: Ficha.»] Centro Virtual Cervantes. Consultado el 8 de febrero de 2020.</ref><ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 98.</ref>
* «Pero no es buena ocasión,<br/>que cuando hay tantos desastres, hagas brotar fuentes de agua, cuando corren ríos de sangre.<br/>No es razón que cuando el cielo,<br/> desenvainando el alfanje, se mira contra nosotros por nuestros pecados graves, andes haciendo retiros/y no haciendo soledades».<ref>Quevedo fue encarcelado, en León, por estos versos que críticaban las fiestas que el conde-duque de Olivares organizaba para el rey Felipe IV en el palacio y jardines del Buen Retiro."El Retiro", por Javier Rioyo, en ''El País'' del [https://elpais.com/diario/1994/03/22/madrid/764339095_850215.html 22.03.1994.] Consultado el 28 de septiembre de 2019.</ref>
 
* «Poderoso caballero<br/> es Don Dinero. <br/>Madre, yo al oro me humillo<br/>él es mi amante y mi amado,<br/>pues de puro enamorado, <br/>de contino anda amarillo:<br/>que pues doblón, o sencillo<br/>hace todo cuanto quiero<br/>Poderoso Caballero<br/>es Don Dinero».<ref>Musa V; Letra satírica XIX. {{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo IV, p. 265.</ref><ref name=cvc>[https://cvc.cervantes.es/lengua/refranero/ficha.aspx?Par=59302&Lng=0 «Refranero multilingüe: Ficha.»] Centro Virtual Cervantes. Consultado el 8 de febrero de 2020.</ref>
 
* «Pues amarga la verdad<br/> quiero echarla de la boca<br/>pues si a el alma su hiel toca<br/>esconderla es necedad.<br/>Sépase, pues, libertad<br/>ha engendrado en mi pereza<br/>la Pobreza».<ref>Letrilla satírica VIII. {{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo II, p. 256.</ref>
 
* «Si cuentas por mujer lo que compone<br/>a la mujer, no acuestes a tu lado<br/>la mujer, sino el fardo que se pone».<ref>"Desnuda a la mujer de la mayor parte ajena que la compone". Soneto comentado por {{Versalita|Pozuelo Yvancos}}, José María. ''La invención literaria: Garcilaso, Góngora, Cervantes, Quevedo y Gracián''. Volumen 339 de Estudios filológicos, Universidad de Salamanca, 2014. ISBN 978-84-90123-85-0, p. 103.</ref>
 
* «Solamente un dar me agrada,<br/>que es el dar en no dar nada.<br/>Si la prosa que gasté<br/>contigo, Niña, lloré, <br/>y aun hasta ahora la lloro, <br/>¿Qué haré la plata y el oro? <br/>Ya no he de dar, sino fuere al diablo a quien me pidiere; <br/>que tras la burla pasada, <br/> Solamente un dar me agrada, <br/>que es el dar en no dar nada».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo IV, p. 264. Terpsicore: Letra satírica XVII.</ref>
 
* «Un nuevo corazón, un hombre nuevo<br/>ha menester, señor, la ánima mía.<br/>¡Desnúdame de mí, que ser podría<br/>que a tu piedad pagase lo que debo!».<ref>Soneto «Un nuevo corazón, un hombre nuevo» en ''Antología poética comentada''. Edición de Fernando Gómez Redondo. Editorial EDAF, 2004. ISBN 978-84-41414-73-0, p. 34.</ref>
 
* «Hoy hacen amistad nueva<br/>más por Baco que por Febo<br/>don Francisco de Que-Bebo<br/> y Félix Lope de Beba».<ref>{{Versalita|Blanco Vila}}, Luis. ''El Camino de Santiago''. Editorial Complutense, 1995. ISBN 978-84-89365-17-9, p. 53.</ref>
** [[Luis de Góngora y Argote]]
 
* «Don Francisco en ygual peso<br />veras y burlas tratays,<br />acertado aconsejays,<br />y a Don Pablo hazeys trauiesso:<br />Con la Tenaza confiesso,<br />que sera Buscon de traça<br />el llevarla no encabeça<br />para su conseruación,<br />que fuera espurio Buscon<br />si anduuiera sin Tenaza».<ref>{{Versalita|Quevedo}}, Francisco de: ''El Buscón''. Madrid: Cátedra, 93.</ref>
** Luciano, amigo de Quevedo. [[w:Décima|Décima]] ("A don Francisco de Quevedo") en el prólogo de ''[[La_vida_del_Buscón|El Buscón]]''.
 
 
== Bibliografía ==
 
* {{cita publicación |apellido={{Versalita|Giner}}|título= Gran enciclopedia de frases célebres|editorial= Ediciones Giner|fecha= José Luis Díaz y Vicente González [https://www.iberlibro.com/Enciclopedia-frases-Giner-Giner/30237903494/bd 1967] |id=M.2003-1967 }}
 
* {{cita publicación|apellido={{Versalita|Goicoechea}}|nombre= Cesáreo|título= Diccionario de citas|editorial= Dossat|fecha= [https://www.google.com/search?tbm=bks&q=Diccionario+de+citas+Ces%C3%A1reo+Goicoechea 1995 7ª ed.]| página= |isbn= 8423708373 }}