Diferencia entre revisiones de «Mariano Azuela»

1244 bytes añadidos ,  hace 1 año
(→‎Citas incrustaciones: Añadir citas.)
[[w:Mariano Azuela|'''Mariano Azuela González''']] (n. Lagos de Moreno, Jalisco el 1 de enero de 1873 - m. Ciudad de México, 1 de marzo de 1952). Médico de profesión, destacó como crítico literario y escritor mexicano.
 
== Citas incrustaciones==
<!-- Agregar las citas en orden alfabético con sus fuentes y referencias con los requisitos que piden las políticas oficiales. Sin ellas cualquier editor puede borrarlas, por lo que se perderá tu aportación. El uso de bases de datos de citas de Internet está prohibido por la política oficial de referencias aprobada por la comunidad. -->
* "Profunda admiración y respeto por lo que encuentro de auténtico en una persona."
** Respuesta a la pregunta ¿Qué religión profesa usted? de un cuestionario oficial hecho a los trabajadores del estado.
 
* «Todas las artes han producido maravillas. El arte de gobernar sólo ha producido monstruos». <ref>[https://books.google.es/books?id=zrMwAAAAYAAJ&q=false ''Valiente mundo nuevo: épica, utopía y mito en la novela hispanoamericana''. Carlos Fuentes. Edición reimpresa. Fondo de Cultura Económica, 1990. ISBN 9789681635053. Página 191.] En Google libros. Consultado el 2 de mayo de 2021.</ref>
=== Obras ===
{{ORDENAR:}}==== ''Los de abajo'' (1915) ====
==== ''Los de abajo'' <ref>[https://books.google.es/books?id=f0GqF7GEUU8C&pg=false ''Los de abajo''. Mariano Azuela, Jorge Ruffinelli. Editor Jorge Ruffinelli. Edición abreviada, ilustrada, reimpresa. Editorial Universidad de Costa Rica, 1996. ISBN 9788489666047.] En Google libros. Consultado el 2 de mayo de 2021.</ref> (1915) ====
 
* «La revolución beneficia al pobre, al ignorante, al que toda su vida ha sido esclavo, a los infelices que ni siquiera saben que si lo son es porque el rico convierte en oro las lágrimas, el sudor y la sangre de los pobres».
 
* «La revolución es el huracán, y el hombre que se entrega a ella no es ya el hombre, es la miserable hoja seca arrebatada por el vendaval».
* - ¿Por qué pelean ya, Demetrio?
** Fuente: Los de abajo.
 
* «Lo necesario es caminar, caminar siempre, no estacionarse jamas; ser duenos del valle, de la planicies, de la sierra y de todo lo que la vista abarca».
Demetrio, las cejas muy juntas, toma distraído una piedrecita y la arroja al fondo del cañón. Se mantiene pensativo viendo el desfiladero, y dice:
 
* «¡Qué hermosa es la revolución, aun en su misma barbarie!»
- Mira esa piedra como ya no se para…
 
* «¿Será justo abandonar a la patria en estos momentos solemnes en que va a necesitar de toda la abnegación de sus hijos los humildes para que la salven, para que no la dejen caer de nuevo en manos de sus eternos detentadores y verdugos, los caciques?»
 
{{ORDENAR:Azuela, Mariano}}