Diferencia entre revisiones de «Diego de Saavedra Fajardo»

sin resumen de edición
(prr:página ampliada, revisada y referenciada (retiro enobras))
<!-- Agregar las citas en orden alfabético con su fuentes y referencias con los requisitos que piden las políticas oficiales. Sin ellas cualquier editor puede borrarlas, por lo que se perderá tu aportación. El uso de bases de datos de citas de Internet está prohibido por la política oficial de referencias aprobada por la comunidad. -->
 
* «AndenAndan siempre asidas de la mano la clemencia y la justicia, tan unidas, que sean. comoHaz partesuso de unla mismo cuerpo, usandouna con tal arte de la una, que la otra, no quede ofendida».<ref>{{Versalita|Señor}} (1997), p. 310.</ref><ref>{{Versalita|Saavedra}} (1853), p. 62.</ref>
 
* «El mayor bien que tienen los hombres es la amistad. Espada es segura, siempre al lado, en la paz y en la guerra».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 183.</ref>
 
* «El no esperar remedio, ni desesperar de él, suele ser el remedio de los casos desesperados».<ref>{{Versalita|Palomo}}, Eduardo. ''Cita-logía''. [https://books.google.es/books?isbn=1629346845 pág. 247] Punto Rojo Libros, 2013. ISBN 9788416068104.</ref>
 
* «El oprimido por la adversidad no debe mostrarse menesteroso, porque hará desesperada su fortuna».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 94.</ref>
* «El que a muchos teme, de muchos es temido». <ref>Saavedra Fajardo, Diego de. ''Idea de un príncipe político christiano representada en cien empresas''. Editor Mateo Regil, hered. de Chrisost. Garriz, 1660. p. 233.</ref>
 
* «El valor nunca es mayor que cuando nace de la última necesidad».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 4096.</ref><ref>{{Versalita|Señor}} (1997), p. 542.</ref>
 
* «En la guerra, para los buenos, no es menos triste matar que morir».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 1974.</ref>
* «Fuera feliz el hombre si, como está en su mano el acordarse, estuviera también el olvidarse».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 2973.</ref>
 
* «HayGobernarse quepor saberlo navegarque condice vientoel de proa». ''[In[vulgo]] contrariaes ducet'']flaqueza». <ref>{{Versalita|SaavedraSeñor}} (18451997), p. 135.</ref>
 
* «Hay que saber navegar con viento de proa». ''[In contraria ducet'']. <ref>{{Versalita|Saavedra}} (1845), p. 135.</ref>
* «La belleza del cuerpo es un viajero que pasa; pero la del alma es un amigo que queda».
 
* «».<ref>{{Versalita|Señor}} (1997), p. .</ref>
 
* «La curiosidad no está sujeta a los fueros, ni teme a las penas. Mas se atreve más contra lo que más se prohíbe». <ref>{{Versalita|Saavedra}} (1845), p. 91.</ref>
 
* «La fortuna se mueve aprisa, y casi todos los hombres, despacio. Por eso, pocos la alcanzan».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 1262.</ref>
 
* «La lengua disimula y encubre los designios».<ref>{{Versalita|Señor}} (1997), p. 315.</ref>
 
* «La [[música]], delicado filete de oro que dulcemente gobierna los afectos».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 2806.</ref>
 
* «No está la felicidad en vivir, sino en saber vivir. Ni vive más el que más vive, sino el que mejor vive».<ref>{{Versalita|Saavedra}} (1845), p. 96.</ref><ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 1773.</ref>
 
* «No mide el tiempo la vida, sino el empleo».<ref>{{Versalita|Señor}} (1997), p. 515.</ref>
 
* «No se teme en los hombres el vicio, porque los hace esclavos; la virtud sí, porque los hace señores».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 4225.</ref>
* «Tres cosas se han de considerar en el consejo: lo [[fácil]], lo honesto y lo provechoso».<ref>{{Versalita|Ortega}} (2013), p. 898.</ref>
* «Un pequeño gusano roe el corazón a un cedro, y lo derriba».<ref>{{Versalita|Señor}} (1997), p. 479.</ref>
 
== Referencias ==
{{Listaref|2}}