Diferencia entre revisiones de «Friedrich Nietzsche»

134 bytes eliminados ,  hace 1 año
Retiro referencias no fiables; ortografía; mantenimiento.
m (Revertidos los cambios de 186.102.169.13 (disc.) a la última edición de Ketamino)
Etiqueta: Reversión
(Retiro referencias no fiables; ortografía; mantenimiento.)
<!-- Agregar las citas en orden alfabético con su fuentes y referencias con los requisitos que piden las políticas oficiales. Sin ellas cualquier editor puede borrarlas, por lo que se perderá tu aportación. El uso de bases de datos de citas de Internet está prohibido por la política oficial de referencias aprobada por la comunidad. -->
 
* «Cuando miras mucho tiempo el interior de un abismo, el abismo también mira tu interior».<ref>Citado en Cuesta Martínez, Francisco Luis. El recuerdo. Editorial Punto Rojo Libros, 2016. ISBN 9781635035803.</ref>
 
* «El [[camino]] a todas las cosas grandes pasa por el [[silencio]]».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}}, Eduardo. [https://books.google.es/books?id=He9BAwAAQBAJ&pg=PA265&dq=unamuno+%22peor+mentira%22&hl=en&sa=X&ved=0ahUKEwicnuHCiP_iAhWMyYUKHeNRAs0Q6AEIPzAD#v=onepage&q=unamuno%20%22peor%20mentira%22&f=false ''Cita-logía'', p. 265.] Punto Rojo Libros, 2013.] En Google BooksLibros. Consultado el 23 de junio de 2019.</ref>
 
* «El cristianismo dio de beber veneno a Eros: este, ciertamente, no murió, pero degeneró convirtiéndose en un [[vicio]]».<ref>Citado en Senosiáin, Serafín. ''El Cuerpo Tenebroso'', p. 75. Editorial Pre-Textos, 1981. ISBN 9788485081400, p. 75.</ref>
 
* «[[Escribir]] significa abrirse hasta la desmesura...».<ref name= perrot>{{Versalita|Perrot}}, Michelle. [https://books.google.es/books?id=weDUO_jwqY8C&pg=RA1-PR54&dq=%22amor%5Des+el+espacio+y+el%22+proust&hl=en&sa=X&ved=0ahUKEwjbn8rQ1YLkAhXMTxUIHZPVADYQ6AEINzAC#v=onepage&q=%22amor%5Des%20el%20espacio%20y%20el%22%20proust&f=false ''Historia de las alcobas''.] Siruela, 2011.] En Google BooksLibros. Consultado el 14 de agosto de 2019.</ref>
 
* «[...] que el mucho [[Lectura|leer]] embota, y también que hay gente que lee para no [[Pensamiento|pensar]]».<ref>Sebastián Arribas, Eusebio. ''Enciclopedia básica de la vida''. Cultivalibros, S.L. 2010. ISBN 978-84-9923-342-0, p. 20.</ref>{{fuentes}}
 
* «Un [[filosofía|filósofo]] casado es un personaje de comedia».
 
* «Ignoro lo que pueden ser los problemas puramente intelectuales».
** Fuente: apuntes de 1874. Citado en Martínez Estrada, Ezequiel. ''Heraldos de la verdad: Montaigne, Balzac, Nietzsche''<ref>{{Versalita|Martínez Estrada}}, Ezequiel. [https://books.google.es/books?id=bj5XAAAAMAAJ&q=Nietzsche+%22lo+que+pueden+ser+los+problemas+puramente+intelectuales%22&dq=Nietzsche+%22lo+que+pueden+ser+los+problemas+puramente+intelectuales%22&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjj99Se-vfiAhUOmBQKHfOiC04Q6AEIKTAA ''Heraldos de la verdad: Montaigne, Balzac, Nietzsche'', p. 226.] Editorial Nova, 1958.] En Google BooksLibros. Consultado el 20 de junio de 2019.</ref>
 
== Citas de sus obras ==
 
=== ''[[w:El nacimiento de la tragedia desde el espíritu de la música|El nacimiento de la tragedia desde el espíritu de la música]]'' (1872) ===
 
* «Nada hay más temible que una clase bárbara de esclavos que ha aprendido a considerar su existencia como una injusticia y que se dispone no sólo a vengarse a sí propia, sino a todas las generaciones anteriores».<ref>Nietzcshe, F., «Geburt der Tragödie», en ''Werke'', vol. I, p. 100. Karl Schlechta, ed., Fráncfort, Ullstein, 1979, p. 100.</ref>
 
=== ''[[w:Sobre verdad y mentira en sentido extramoral|Sobre verdad y mentira en sentido extramoral]]'' (1873) ===
* «... cuán lamentable, cuán sombrío y caduco, cuán inútil y arbitrario es el aspecto que tiene el intelecto humano dentro de la naturaleza; hubo eternidades en las que no existió; cuando de nuevo se haya acabado, no habrá sucedido nada. Pues no hay para ese intelecto ninguna misión ulterior que conduzca más allá de la vida humana».
** ''Fuente: ''I''
 
* «..., el más orgulloso de los hombres, el filósofo, es totalmente de la opinión de que, desde todas partes, los ojos del universo están dirigidos telescópicamente a sus obras y a sus pensamientos».
** ''Fuente: ''I''
 
* «Porque lo superfluo es enemigo de lo necesario».
 
* «Queremos servir a la historia sólo en la medida en que ella sirve a la vida:».
 
* «[[Goethe]] ha dicho con mucha razón que, al mismo tiempo que cultivamos nuestras virtudes, cultivamos también nuestras faltas,...».
** ''Apartado: 2
 
* «... pero legando todos ellos la lección de que vive del modo más hermoso quien no da importancia a la existencia».
** ''Apartado: 2
 
** ''Apartado: 4''
 
* «... los modernos no tenemos absolutamente nada propio; sólo llenándonos, con exceso, de épocas, costumbres, artes, filosofías, religiones y conocimientos ajenos llegamos a ser algo digno de atención, esto es, enciclopedias andantes,...».
** ''Apartado: 4''
 
** ''Apartado: 4''
 
* «(El hombre moderno)...; se ha convertido en espectador que goza y deambula y se encuentra ahora en una situación en que ni aún grandes guerras y revoluciones pueden apenas cambiar nada por un instante».
** ''Apartado: 5''
 
** ''Apartado 10''
 
* «... ningún concepto, ninguna consigna partidaria de las monedas corrientes fraseológicas y conceptuales del presente le sirva a esta juventud para definir su propia esencia, sino que en todas las horas buenas esté convencida de un poder que dentro de ella lucha, elimina y divide y de un sentimiento vital cada vez más elevado».
** ''Apartado 10''
 
** ''Apartado 2''
 
* «... sólo naturalezas de bronce como Beethoven, Goethe, Schopenhauer y Wagner pudieron sobrevivir».
** ''Apartado 3''
 
* «... estas naturalezas odian más que a la muerte el hecho de que la simulación y la mera apariencia constituyan una necesidad».
** ''Apartado 3''
 
** Fuente: 132.
 
* «Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti».<ref>Citado en Cuesta Martínez, Francisco Luis. ''El recuerdo''. Editorial Punto Rojo Libros, 2016. ISBN 9781635035803.</ref>
** Fuente: 146.
 
** Fuente: XXVI.
 
* «... A partir de ahora todas las cosas de la vida están ordenadas de tal modo que el sacerdote resulta ''indispensable en todas partes'', en todos los acontecimientos naturales de la vida, en el nacimiento, el matrimonio, la enfermedad, la muerte, para no hablar del sacrificio ("la cena"), aparece el parásito sagrado para ''desnaturalizarlos'': dicho en su lenguaje, para "santificarlos"».
** Fuente: XXVI.
 
** Fuente: XLII
 
* «... todos los profetas han hablado de ''su'' "redentor"».
** Fuente: XLII
 
* «... Lo que él mismo no creía, creyéndolo los idiotas entre los cuales arrojó ''su'' doctrina. — ''Su'' necesidad era el ''poder''; con Pablo, una vez más quiso el sacerdote alcanzar el poder».
** Fuente: XLII
 
** Fuente: LXI
 
* «... Hacer todas las cosas vanas: tal fue siempre la obra de los alemanes. La Reforma; [[Leibnitz]]; [[Kant]] y la llamada [[filosofía]] alemana; las guerras de liberación; el ''Reich''; cada vez un ''en vano'' de algo que iba a realizarse, para alguna cosa irreparable. Estos alemanes son mis [[enemigo]]s, lo confieso; en ellos [[desprecio]] yo toda una especie de [[impureza]] de ideas y de valores, de vileza frente a todo sincero sí y no».<ref>{{Versalita|Nietzsche}}, Friedrich. [https://books.google.es/books?id=0qNjDwAAQBAJ&pg=PA457&dq=%22llamada+filosof%C3%ADa+alemana%22+nietzsche&hl=en&sa=X&ved=0ahUKEwjumrSsl__iAhUImRQKHWnVBssQ6AEILTAA#v=onepage&q=%22llamada%20filosof%C3%ADa%20alemana%22%20nietzsche&f=false ''Colección de Friedrich Nietzsche'', p. 457.] e-artnow, 2015.] En Google BooksLibros. Consultado el 23 de junio de 2019.</ref>
** Fuente: LXI
 
 
=== ''[[w:El crepúsculo de los ídolos|El crepúsculo de los ídolos, o cómo se filosofa con el martillo]]'' (1889) ===
* «La ociosidad es el comienzo de toda psicología. ¿Cómo?, ¿sería la psicología un vicio?».<ref>Nietzsche, Friedrich Wilhelm Nietzsche. ''Crepúsculo de los ídolos o Cómo se filosofa con el martillo''. Alianza Editorial. ISBN 84-206-3395-X</ref>
** Nota: Basado en un conocido proverbio alemán, conocido también en otras lenguas «La ociosidad es el comienzo de todos los vicios». Ya en otoño de 1881 había aplicado ese mismo proverbio a la ''«ociosidad de Zaratustra'',». Un fragmento inédito de aquella época dice: «La ociosidad de Zaratustra es, sin embargo, el comienzo de todos los vicios».
 
* «Aun el más animoso de nosotros sólo raras veces tiene [[ánimo]] para lo que él propiamente sabe».<ref>Sentencias y Flechas — Friedrich Wilhelm Nietzsche. ''Crepúsculo de los ídolos o Cómo se filosofa con el martillo''. Alianza Editorial. ISBN 84-206-3395-X</ref>
== Citas de su epistolario ==
* «Más allá de la lucha entre las naciones, lo que nos ha aterrado es aquella cabeza de hidra internacional que repentinamente hizo su temible aparición, como anuncio de luchas futuras muy distintas».
** Nota: En una carta a su amigo el barón Carl von Gersdorff (21 de junio de 1871), semanas después de la Guerra Franco-Prusiana y de la Comuna de París.<ref>Nietzcshe, F., ''Werke'', vol. IV, pp. 1042-1043. Karl Schlechta, ed., Fráncfort, Ullstein, 1979, pp. 1042-1043.</ref>
 
== Citas sobre Nietzsche ==
 
{{ORDENAR:Nietzsche, Friedrich Wilhelm}}
 
[[Categoría:Filósofos]]
[[Categoría:Poetas]]